publicidad
Los caminos en el noroeste de Australia quedaron inundados tras el paso del ciclón Yasi, que azotó con vientos de 290 km/h, dijeron las autoridades. El meteoro daño varios pueblos.

Socorristas llegan a zonas azotadas por Yasi

Socorristas llegan a zonas azotadas por Yasi

Los servicios de socorro y 4,000 soldados trataban de llegar el viernes a las zonas afectados por el ciclón Yasi, el más poderoso desde hace un siglo en haber azotado esta región de la costa noreste de Australia.

Los caminos en el noroeste de Australia quedaron inundados tras el paso...
Los caminos en el noroeste de Australia quedaron inundados tras el paso del ciclón Yasi, que azotó con vientos de 290 km/h, dijeron las autoridades. El meteoro daño varios pueblos.

Australia se repone tras paso de potente ciclón

TULLY, Australia - Los servicios de socorro y 4,000 soldados trataban de llegar el viernes a las zonas afectados por el ciclón Yasi, el más poderoso desde hace un siglo en haber azotado esta región de la costa noreste de Australia.

Yasi no provocó víctimas directas, según los primeros informes de las autoridades, pero un hombre murió asfixiado al aspirar el humo de un generador eléctrico y dos personas estaban desaparecidas.

Yasi registró la máxima intensidad (grado 5) en momentos que llegó a la costa en la noche del miércoles al jueves, pero el viernes su disminuyó para quedar clasificado en la categoría 1.

El viernes, los socorristas trataban de alcanzar las comunidades al sur de Cairns, las más afectadas por el ciclón: Mission Beach, Innisfail, Tully y Cardwell.

publicidad

Despliegue de tropas

Canberra movilizó 4,000 soldados, es decir el despliegue militar al interior del país más importante desde hace 30 años.

Las rutas estaban bloqueadas por árboles arrancados de sus raíces, postes eléctricos y diversos escombros, sin contar aquellas situadas en zonas inundadas.

Unos 150,000 habitantes estaban sin electricidad y otros miles sin agua potable.

Un navío cargado con 2.700 toneladas de alimentos y de bienes de primera necesidad llegó al puerto de Townsville para abastecer la región.

En el puerto de recreo de Port Hinchinbrook, cerca de Cardwell, hubo barcos que fueron proyectados por el aire para ir a aterrizar a decenas de metros de la orilla, o como en algunos casos, al interior de los edificios. Yates de más de 20 metros entraron en colisión.

El poblado de Tully (2,500 habitantes) figura entre aquellos que sufrieron los daños más graves, según el viceprimer ministro de Queensland Wayne Swan.

Daños cuantiosos

Yasi, clasificado en la categoría máxima (5) poco antes de tocar tierra, azotó con ráfagas de viento de hasta 290 km/hora que arrancaron techos y árboles, y destruyeron cables eléctricos, provocando cortes de energía eléctrica en la costa del Estado de Queensland.

Hasta el momento, no se han señalado muertos ni heridos como consecuencia directa del meteoro, según anunció la primera ministra del Estado de Queensland (nordeste), Anna Bligh, agregando que se trataba de un verdadero "alivio" después de las previsiones alarmistas de los últimos días.

publicidad

No obstante, hay que esperar las informaciones procedentes de las ciudades más afectadas, de difícil acceso, para elaborar un balance definitivo, añadió.

La ausencia de víctimas se debe, según las autoridades, a una correcta planificación, que permitió, entre otras cosas, evacuar a miles de personas, y a la ligera desviación hacia el sur de la trayectoria del ciclón, que no pasó sobre Cairns y sus 130,000 habitantes.

Como el paso de un tren

En Cairns mismo, una ciudad muy turística que se encuentra cerca de la gran barrera de coral, sólo cayeron algunos árboles y unas pocas construcciones sufrieron daños.

En localidades más meridionales, donde unas 10,500 personas se habían refugiado en centros de acogida, el viento arrancó el techo de varias casas, provocando un ruido estrepitoso, comparable al de un tren que pasa a toda velocidad.

"Estábamos en la cocina, sentados a la mesa, y oímos un ruido muy fuerte, como si algo se desgarrara, y se desprendió el techo", dijo Scott Torrens, de 37 años de edad, quien escondió a sus tres hijos debajo de colchones en la sala de estar, cerca de Innisfail, al sur de Cairns.

Cerca de Tully (2,500 habitantes), en una región agrícola, el granjero Vince Silvestro dijo haber visto, al despertarse, "algo que parecía ocurrir en la Segunda Guerra Mundial".

Los más destructores

publicidad

En 1974, el ciclón Tracy devastó la ciudad de Darwin (norte), mató a 71 personas y destruyó el 90% de las viviendas.

El último gran ciclón que azotó el noreste de Australia es Larry, de categoría 4, que en 2006 destruyó las cosechas en la región agrícola de Innisfail.

En 2006, el ciclón Monica, de potencia 5, evitó las zonas más pobladas y golpeó únicamente la península del Cabo York, en el extremo norte de Queensland, y se llevó por delante al 70% de los árboles.

El sur de Queensland, la región más afectada por las inundaciones de finales de 2010 y principios de 2011, escapará a Yasi porque su trayectoria se desvió al norte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad