publicidad
Combatientes del CNT descansan en una calle de Sirte, el pueblo natal de Muamar gadafi.

Sirte devastada tras un mes de asedio y combates

Sirte devastada tras un mes de asedio y combates

Los combatientes del derrocado líder Muamar Gadafi combatían este miércoles en el último barrio que queda bajo su control en la ciudad de Sirte, arrasada por más de un mes de asedio y combates.

Combatientes del CNT descansan en una calle de Sirte, el pueblo natal de...
Combatientes del CNT descansan en una calle de Sirte, el pueblo natal de Muamar gadafi.

El último bastión de Gadafi resiste embate de las fuerzas del nuevo gobierno

SIRTE - Los combatientes del derrocado líder Muamar Gadafi combatían este miércoles en el último barrio que queda bajo su control en la ciudad de Sirte, arrasada por más de un mes de asedio y combates.

Uno de los dos barrios que estaban controlados por los partidarios de Gadafi fueron conquistados el martes en la noche por las fuerzas del Consejo nacional de transición (CNT), la ex rebelión que derrocó el régimen de Gadafi después de 42 años en el poder, declaró el miércoles a la AFP un comandante de la Brigada de Zenten, Essam Baghhar.

"El barrio Dollar fue liberado y la batalla comenzó por el barrio Nº 2", sector de menos de un kilómetro cuadrado donde los gadafistas están arrinconados, dijo el comandante Baghhar.

publicidad

"Hemos capturado a numerosos francotiradores entre los cuales hay mujeres", agregó.

Según fuentes médicas, al menos 21 combatientes del CNT fueron muertos y 135 heridos el martes.

Batalla crucial

La caída de Sirte, región natal de Muamar Gadafi y último bastión de los fieles a ex líder prófugo, permitirá al CNT la "liberación total" de Libia y proceder a discusiones para formar un gobierno encargado de administrar la transición hasta las elecciones generales.

En esta ciudad costera que contaba con 100 mil habitantes, ni un solo edificio parece estar intacto después de la batalla, librada a cañonazos, tiros de cohetes y fusiles de asalto. Hay calles enteras inundadas, las rutas están destrozadas y las ventanas reventadas.

Nativo de Sirte, Ibrahim Alazhry es uno de los escasos habitantes que se unió al CNT, pero está enfurecido por la destrucción y el saqueo de la ciudad.

"Entiendo que los revolucionarios enfrentan una fuerte resistencia y deben disparar con artillería contra los francotiradores. ¿Pero por qué entrar en las casas, para saquearlas y quemarlas?", dijo.

Esto, sin contar los frecuentes robos de automóviles y el saqueo de electrodomésticos o mobiliario, llevados a bordo de las camionetas a la vista de todos.

Ciudad desierta

A 170 km al sureste de Trípoli, la bandera de las nuevas autoridades comenzaba a flotar en las calles desiertas de Bani Walid, que cayó en manos del CNT después de un mes de asedio.

publicidad

Las fuerzas de una importante brigada que tomaron la ciudad debían dirigirse a Sirte como refuerzo.

Bani Walid y Sirte eran los dos últimos bastiones de los pro-Gadafi.

En este contexto, la OTAN que el 31 de marzo asumió la dirección de la coalición internacional que intervino en Libia, indicó no estar aún lista para anunciar el fin de su misión.

El régimen de Gadafi fue derrocado el 23 de agosto con la toma por los ex rebeldes de su cuartel general en Bab al Aziziya en Trípoli y de la capital libia. Desde entonces, el ex líder está prófugo, probablemente en las regiones desérticas al sur, según el CNT.

La visita de Clinton

El martes, en visita a Trípoli, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, prometió el apoyo de su país a las nuevas autoridades que dicen temer que Muamar Gadafi recupere el poder gracias a los tuaregs del sur desértico.

"Ahora, lo más importante es asegurarse que Gadafi y su régimen no puedan perturbar la nueva Libia", declaró Clinton. "Esperamos que será capturado o muerto dentro de poco, para que ustedes no tengan miedo", afirmó.

Iniciado el 15 de febrero por un movimiento de contestación popular que se transformó rápidamente en guerra civil, el conflicto en Libia dejó más de 25 mil muertos y obligó a huir a miles de personas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad