publicidad

Siria niega responsabilidad en masacre de Houla, pero testigo dice lo contrario

Siria niega responsabilidad en masacre de Houla, pero testigo dice lo contrario

Mientras el presidente Al-Assad niega que su gobierno esté involucrado, un alto oficial vincula al ejército en la matanza.

Miembro del ejército de Assad habló con periódico británico y reveló cómo ocurrió la matanza

El presidente de Siria, Bashar al-Assad, negó el domingo que las fuerzas de su gobierno tuvieran algún papel en la masacre de Houla, que dejó más de 100 personas muertas, la mitad de ellos niños, ocurrida la semana pasada.

Al-Assad señaló que fue un "crimen horrible", incluso "monstruoso", y que sus tropas no son responsables de la matanza, a pesar de que existe evidencia en contra.

En un discurso televisado, Al-Assad señaló que "lo que pasó en Houla y en otros lugares son matanzas salvajes que ni los monstruos habrían cometido", de acuerdo con un reporte de la agencia oficial de noticias siria SANA.

Al-Assad insistió en la negativa de que las tropas sirias o grupos afines hayan perpetrado la masacre registrada en Houla, el 25 y el 26 de mayo pasado, y responsabilizó de ese crimen a los islamistas radicales.

"Tenemos que combatir el terrorismo para que el país sane", le dijo el mandatario al parlamento en su primer discurso desde enero. "No vamos a ser indulgentes. Vamos a perdonar solamente a aquellos que renuncien al terrorismo".

Participe en el Foro de Noticias.

Habla testigo

Las palabras de Al-Assad quedaron en duda tras el testimonio de un miembro de  Ejército sirio que habló con el periódico británico The Guardian, donde contó cómo sucedió la matanza de Houla.

publicidad

Raslan Jihad, un alto oficial del Ejército sirio, se convirtió en el principal testigo del ataque registrado en Houla, en el que murieron al menos 100 personas. De ellos, 34 eran mujeres y 49 niños.

El ataque fue calificado como la peor atrocidad de la represión siria.

El diario español El Mundo reportó que Raslan fue hasta el pasado sábado miembro de la Fuerza Aérea de Siria en la estratégica ciudad portuaria de Tartus, citando el reporte de The Guardian. Se encontraba de permiso en Hula cuando la ciudad fue bombardeada e invadida por la milicia conocida como la Shabiha.

Estaba en su casa cuando varios cientos de hombres, que él sabía que eran miembros de la Shabiha, entraron en la ciudad en coches y camiones del ejército y en motocicletas.

La matanza

"Muchos de ellos eran calvos y muchos tenían barba", dijo el militar. "Muchos de ellos llevaban zapatillas de deporte blancas y pantalones del ejército y gritaban: 'Shabiha para siempre'".

"Estábamos acostumbrados a que nos dijeran que los insurgentes eran quienes mataban a la gente, pero nos mintieron. Yo vi con mis propios ojos lo que hicieron", aseguró.

Raslan explicó que los asesinatos en la zona donde se encontraba sólo duraron 15 minutos, aunque hubo en muchas otras zonas que continuaron hasta las primeras horas del sábado.

"Las víctimas eran personas que yo conocía", afirma Raslan. "Yo conocía a los niños. Había comido con sus familias. El régimen no puede mentir acerca de estas personas, quiénes eran y qué hicieron con ellos. Fue un acto brutal del régimen contra las personas que estaban con la revolución", confirmó.

publicidad

Desde el principio del conflicto, las fuerzas de Asad se han cobrado la vida de 7,500 personas, según cifras de la Organización de naciones Unidas (ONU).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad