publicidad

Silvio Berlusconi será dado de alta el miércoles tras ataque sufrido en Milán

Silvio Berlusconi será dado de alta el miércoles tras ataque sufrido en Milán

El presidente del Gobierno italiano será dado de alta el miércoles con la recomendación médica de hacer reposo.

Hay preocupación

Roma - El presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, será dado de alta el miércoles con la recomendación de abstenerse de cualquier actividad durante al menos las próximas dos semanas, según el parte médico emitido el martes.

El médico Alberto Zangrillo, jefe del departamento de Reanimación del hospital San Raffaele de Milán, donde se encuentra hospitalizado Berlusconi desde el pasado domingo cuando sufrió la agresión, añadió que el primer ministro "se está recuperando gradualmente y sus condiciones no son preocupantes".

Berlusconi pasó una noche más tranquila que la de ayer, se despertó muy temprano y pidió los periódicos, según explicó a la televisión pública RAI el subsecretario a la presidencia del Gobierno y que ejerce de portavoz, Paolo Bonaiuti.

Zangrillo explicó que no se sabe con precisión a qué hora será dado de alta, debido a los últimos exámenes a los que se tiene que someter.

Tiene dolor

El doctor comentó que Berlusconi está algo desanimado y "existe un peligro de estrés debido a las continuas visitas" que está recibiendo, a pesar de que "le ayudan a mantenerse informado".

Asimismo explicó que se le ha aumentado la dosis de analgésicos para "aliviar el dolor" y que el primer ministro "se alimenta aún con dificultades" debido a las lesiones en la boca.

publicidad

"Continúan los problemas relacionados con los dolores debidos al trauma sufrido, y en particular se han agudizado la cervicalgia (dolor en la zona cervical de la columna) que ya padecía desde hace algunos meses el presidente", se lee en el parte médico.

Lesión interna

Zangrillo explicó además que no le quedarán cicatrices visibles y que los dos dientes que se rompieron debido al impacto con el objeto que se le arrojó serán reconstruidos sin problema.

El primer ministro presenta una lesión interna y externa en el labio superior, que ha necesitado varios puntos, además de la rotura de dos dientes y la fractura en el tabique nasal, que no tendrá que ser operada.

Berlusconi resultó herido cuando Massimo Tartaglia, un hombre de 42 años que está sometido a tratamiento desde hace diez años por problemas mentales y sin antecedentes penales, le arrojó una estatuilla réplica en miniatura de la Catedral de Milán.

Tartaglia fue inmediatamente arrestado y sobre él recae la acusación de lesión agravada.

Acto premeditado

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, confirmó durante su comparecencia ante la Cámara de diputados que el ataque al primer ministro, Silvio Berlusconi, fue premeditado y que el agresor actuó con "rabia".

Maroni dio detalles del ataque a Berlusconi por parte de Massimo Tartaglia la tarde del domingo en Plaza del Duomo y aseguró que el agresor se encontraba en el lugar ya desde las 11:00 (hora local) preparando su ataque.

publicidad

El ministro aseguró que las fuerzas del orden no habían recibido ningún aviso serio de un posible ataque, desmintiendo así la información emitida ayer por un programa de la cadena Canale5, donde dos personas explicaron que antes del mitin habían avisado a la policía de que una persona (Tartaglia) profería amenazas contra Berlusconi.

Clima de tensión

Como el resto de los aliados de Berlusconi, también Maroni consideró el gesto de Tartaglia en el marco del clima de tensión política que se vive en el país

"Los tonos ásperos de la dialéctica política y la creciente campaña contra el presidente del Gobierno, que en muchos casos sobrepasa las reglas de la confrontación democrática, termina provocando una espiral de emulación", explicó.

El ministro hizo un llamamiento a las fuerzas políticas para que se "detenga la peligrosa exasperación de la polémica política y se vuelva lo antes posible a un normal y civil confrontación entre las instituciones".

Maroni también aseguró que en vista de las próximas elecciones regionales y administrativas, el Gobierno se compromete "a garantizar la seguridad de todos los ciudadanos y representantes institucionales"

Advierten censura

Por otra parte, confirmó a los diputados que el Gobierno estudiará las posibles iniciativas legislativas para bloquear algunas páginas y grupos que "proliferan en redes sociales como Facebook para ensalzar la agresión a Berlusconi"

publicidad

"Estamos evaluando cualquier posible iniciativa para bloquear los sitios Internet que difunden mensajes de instigación a delinquir con efectos que todos hemos podido observar", dijo.

Maroni admitió que se tratará de "un trabajo difícil" ya que es difícil localizar a quien publica mensajes violentos sin violar la privacidad y la libertad del resto de los usuarios del las redes sociales.

Temen otro ataque

Los servicios secretos de Italia ven riesgo de que la agresión sufrida el pasado domingo por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al término de un mitin en Milán, pueda repetirse, dada la "creciente preocupación" por los muchos puntos de tensión que existen en el país.

Así lo hizo saber el martes el presidente de la comisión parlamentaria para la Seguridad de la República (COPASIR), Francesco Rutelli, después de una reunión con el subsecretario de la Presidencia para los servicios públicos, Gianni Letta, y con el director del Departamento de Información para la Seguridad (DIS), Gianni de Gennaro.

El análisis de las últimas semanas muestra "una creciente preocupación porque ahora ya existen muchos puntos de tensión en nuestro país", dijo Rutelli, en declaraciones que recogen hoy los medios de comunicación italianos.

"La vigilancia y la protección deberá ser muy alta, porque el riesgo de que un episodio tan grave pueda derivar en un aumento del peligro, y también en emulaciones, existe", añadió.

publicidad

Fuerte debate

En la reunión de este martes en la capital italiana se evaluaron las recomendaciones de los servicios secretos del país tras la agresión que ha llevado a Berlusconi a permanecer ingresado desde el pasado domingo por la noche en un hospital de Milán.

Esta agresión, por la que se detuvo al supuesto culpable, un hombre de 42 años en tratamiento psiquiátrico, ha generado un gran debate en Italia sobre la seguridad del primer ministro y sobre la si la crispación política que vive el país está en el origen de los hechos.

En este sentido, y ya que la agresión se produjo cuando Berlusconi se acercó a saludar a la gente en plena plaza del Duomo de Milán, Rutelli consideró que habría que limitar el contacto del primer ministro con la gente, porque ahora el peligro es "más elevado que antes".

"Todos son respetuosos con su modo de comportarse con el público, pero su integridad no es una cuestión que afecte sólo a la persona de Berlusconi, ya que el jefe de Gobierno es un patrimonio, un bien para toda la comunidad nacional", comentó el presidente del COPASIR.

"Es evidente que una mayor prudencia será necesaria de hoy en adelante", sentenció.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad