publicidad

Serie de atentados dejó saldo de 60 muertos y casi 200 heridos en Irak

Serie de atentados dejó saldo de 60 muertos y casi 200 heridos en Irak

Al menos 14 explosiones causaron la muerte de 60 personas en la peor acción coordinada de violencia que se haya producido en Irak en meses.

Chiítas y sunitas en guerra tras salida de tropas estadounidenses

BAGDAD - Una ola de por lo menos 14 explosiones causó la muerte de unas 60 personas en la peor acción coordinada de violencia que se haya producido en Irak en meses, reportó The Associated Press.

La serie de ataques coordinados se producen seis días después de la partida de las últimas fuerzas estadounidenses, y en medio de una grave crisis en el gobierno entre el principal gobernante chiíta y los líderes políticos sunitas, que provoca graves tensiones sectarias.

Ziad Tariq, portavoz del ministerio de salud, dijo que casi 200 personas resultaron heridas en los ataques que se propagaron por varios vecindarios en la ciudad en una aparente campaña de violencia destinada a crear caos.

La mayoría de las explosiones ocurrieron en horario de intenso tránsito, en diferentes barrios de la capital, reportó la Agencia Francesa de Noticias (Afp).

Al menos 14 explosiones

Reportes de prensa señalan que se produjeron por lo menos 14 explosiones el jueves por la mañana en Bagdad. Decenas de personas sufrieron lesiones. La violencia provino desde explosivos pegados a vehículos hasta bombas colocadas en caminos y automóviles cargados con explosivos, dijo AP.

Al parecer la mayor parte de la violencia golpeó a los barrios chiítas de Bagdad, aunque algunas áreas sunitas también fueron blanco de los ataques.

publicidad

El peor ocurrió en el vecindario al-Amal donde por lo menos siete personas murieron en una explosión que al parecer tuvo como blanco a los rescatistas y funcionarios que llegaron hasta el lugar después que ocurrió otra explosión.

Los atentados se produjeron en los barrios Bab al Muatham, Karrada y Allaui en el centro de la capital, en Adhamiyah, Shuala y Shaab (norte), en Jadriyah en el este y en Al Amil en el sur, precisaron los responsables, dijo la AFP.

Crisis política

Las detonaciones constituyen el brote de peor violencia que azota al país desde que se suscitó una crisis política entre las facciones sunitas y chiítas de Irak esta semana.

La rencilla política, que pone al primer ministro que es chiíta contra el líder político de más alto rango que es sunita, ha incrementado los temores de que las heridas sectarias podrían abrirse nuevamente.

Toda la información provino de funcionarios de un hospital y de la policía que pidieron no ser identificados por no tener autorización para hablar con los periodistas.

En el vecindario de Karrada en el suroeste de Bagdad, donde hubo un muerto se escuchaba el ulular de las sirenas de ambulancia a su paso apresurado para llegar al lugar de la explosión.

"Mi bebé estaba dormida en su cama. Los vidrios rotos cayeron sobre nuestras cabezas. Su padre la cargó y se la llevó. Ahora está temerosa en el otro cuarto", dijo una mujer que se identificó sólo como Um Hanin. "Todos los países están estables. ¿Por qué no tenemos seguridad y estabilidad?

publicidad

Crisis no prevista

La disputa entre el primer ministro Nuri al-Maliki y el vicepresidente sunita Tariq al-Hashemi ha sumido a Irak en la peor crisis política en años.

El gobierno de Al-Maliki ha acusado a al-Hashemi de dirigir un escuadrón de la muerte dirigido contra funcionarios. El primer ministro también está presionando por un voto de remoción contra otro político sunita, el viceprimer ministro Saleh al-Mutlaq.

Muchos sunitas temen que esto sea parte de una mayor campaña para ir contra personalidades políticas sunitas en general y para aumentar el control chiíta en todo el país en un momento crítico cuando todos los soldados estadounidenses se han ido de Irak.

Nadie se responsabilizó de inmediato por la violencia del jueves. Pero la naturaleza coordinada de los ataques y el hecho de que ocurrieron en numerosos vecindarios sugiere una capacidad de planeación solamente disponible para al-Qaida en Irak.

Los ataques "no estaban dirigidos contra instituciones o puestos de seguridad" sino fundamentalmente contra "escuelas, trabajadores, y la agencia anticorrupción", dijo a la AFP el general Qasim Atta, vocero del sistema de seguridad de Bagdad.

El militar agregó que aún era "demasiado prematuro" saber quiénes están por detrás de los atentados.

Blancos de ataques

Muchos de esos vecindarios también fueron áreas chiítas que son un blanco favorito de la red terrorista. El grupo extremista sunita muchas veces ataca objetivos chiítas a quienes acusa de no ser verdaderos musulmanes.

publicidad

La organización de milicianos sunitas está severamente debilitada en comparación con la fuerza que tenía en los primeros años de la guerra, pero todavía es capaz de lanzar asaltos coordinados y mortíferos de vez en cuando.

Autoridades militares de Estados Unidos han manifestado su preocupación por la resurgencia de al-Qaida después de que el ejército estadounidense salga de Irak. Si eso sucede, podría hacer que extremistas chiítas vuelvan al combate y ataquen objetivos sunitas, enviando al país de regreso a la violencia sectaria que experimentó hace algunos años.

Los lugares donde ocurrieron las explosiones el jueves fueron cercados por la policía con el apoyo de helicópteros, mientras que el refuerzo de los controles en los puestos de seguridad hacía el tránsito más caótico que lo habitual, constataron periodistas de la AFP.

Tregua frágil

Se trata del primer estallido de violencia desde el inicio de la crisis política que amenaza la frágil tregua entre las diferentes fuerzas del país y hace encender los temores de un conflicto confesional, apenas días después de la salida de tropas estadounidenses.

En los últimos cinco días se emitió una orden de arresto contra el vicepresidente sunita Tarek al Hashemi, el jefe del gobierno pidió el cese del viceprimer ministro sunita, y el bloque parlamentario Iraqiya, apoyado por los sunitas, decidió boicotear la Asamblea y el gobierno.

publicidad

Iraqiya, segundo mayor grupo parlamentario detrás de la coalición chiita Alianza Nacional, denunció la "dictadura" del primer ministro Nuri al Maliki, un chiita.

Uno de sus miembros, el viceprimer ministro Saleh Mutlak, calificó a Nuri al Maliki de "dictador peor que Sadam Husein".

Maliki llamó a las autoridades de la región autónoma del Kurdistán (norte) a entregar a la justicia al vicepresidente Hashemi, y amenazó con sustituir a los ministros pertenecientes a Iraqiya si persisten en boicotear el gobierno de unión nacional.

Duros señalamientos

El vicepresidente es sospechoso de haber financiado y apoyado atentados efectuados por sus guardaespaldas.

Hashemi ha negado con vehemencia los cargos y adelantó que estaba dispuesto a ser sometido a juicio, con la condición de que el proceso se lleve adelante en la región autónoma kurda, donde se encuentra actualmente.

El vicepresidente añadió que las aparentes confesiones transmitidas por la televisión oficial, vinculándolo a ataques, eran "falsas" y estaban "politizadas".

Maliki y otros líderes han llamado a conversaciones para resolver la crisis, pero el vocero del primer ministro dijo a la AFP que no aceptará ninguna mediación en los cargos contra Hashemi.

La violencia se encuentra actualmente en un nivel inferior a la registrada en 2006 y 2007, pero los ataques continuaban siendo comunes. En noviembre murieron 187 personas, de acuerdo con datos oficiales.

publicidad

Los mayores ataques

Perpetrados en su gran mayoría por seguidoras de la rama iraquí de Al Qaeda, estos son los atentados suicidas más sangrientos cometidos por mujeres desde 2008 en Irak:

1 de febrero de 2008: Al menos 98 muertos en dos atentados suicidas en mercados de Bagdad, cometidos por dos discapacitadas mentales que llevaban sendos chalecos de unos 15 kg de explosivos, con tuercas y bolas de metal.

17 de marzo de 2008: Una kamikaze se hace estallar entre una multitud de peregrinos, matando a por lo menos 52 personas en la ciudad santa chiita de Kerbala.

22 de junio de 2008: 16 muertos en un atentado suicida en Baquba, capital de la provincia de Diyala (60 km al noreste de Bagdad).

28 de julio de 2008: Tres mujeres detonan sus explosivos en Bagdad, en el recorrido de los peregrinos chiitas, matando a por lo menos 25 personas.

15 de septiembre de 2008: Una kamikaze acciona una bomba entre la multitud reunida para una fiesta en la ciudad de Balad Druz, en Diyala, dejando 22 muertos.

4 de enero de 2009: Al menos 35 peregrinos chiitas mueren cuando una mujer se hace estallar a la entrada del principal mausoleo chiita de Bagdad.

13 de febrero de 2009: Una kamikaze hace explotar una bomba entre mujeres y niños que van en peregrinación a Kerbala y causa 35 muertos.

23 de abril de 2009: 28 muertos en el este de Bagdad, cuando una suicida se mezcla con mujeres y niños reunidos para una distribución de comida por la policía y se hace estallar.

publicidad

24 de abril de 2009: Dos mujeres activan sus cargas explosivas cerca de un importante lugar del chiismo en Bagdad, matando a 65 personas, entre ellas muchos iraníes.

1 de febrero de 2010: Una kamikaze mata a 41 peregrinos chiitas y hiere a 106, principalmente mujeres y niños, en una carretera cerca de Bagdad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad