publicidad
El Ministerio de Defensa del Reino Unido informó que seis soldados se encontraban desaparecidos y podían haber muerto al producirse una explosión que alcanzó un vehículo blindado.

Seis soldados de la OTAN murieron luego de una explosión en Afganistán

Seis soldados de la OTAN murieron luego de una explosión en Afganistán

Seis militares de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) perdieron la vida a causa de la explosión de un artefacto en el sur de Afganistán.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido informó que seis soldados se en...
El Ministerio de Defensa del Reino Unido informó que seis soldados se encontraban desaparecidos y podían haber muerto al producirse una explosión que alcanzó un vehículo blindado.

Iban a bordo de un vehículo blindado

Seis militares de la misión de la OTAN en Afganistán (ISAF) perdieron la vida a causa de la explosión de un artefacto en el sur de Afganistán, informó la organización militar en un comunicado.

La ISAF precisó que el ataque ocurrió el martes y no dio detalles sobre la nacionalidad de las víctimas, una prerrogativa que corresponde a cada país que participa en la misión.

"De acuerdo con nuestro informe de operaciones los soldados han fallecido", confirmó por teléfono un portavoz de la Alianza Atlántica.

Por su parte, el Ministerio de Defensa del Reino Unido había informado previamente de que seis soldados de su país se encontraban desaparecidos y podían haber muerto en el sur de Afganistán al producirse una explosión que alcanzó un vehículo blindado.

publicidad

Suman 404 soldados británicos muertos

Las tropas del Reino Unido desplegadas en el sur afgano se hallan en la provincia de Helmand, una de las más conflictivas del país, en la cual se han lanzado importantes operaciones contra la insurgencia talibán en los últimos años.

Con los seis militares fallecidos, el número de soldados británicos muertos en esta guerra desde su comienzo en 2001 asciende a 404.

Los artefactos explosivos improvisados o bombas camineras son, junto a los atentados suicidas, uno de los métodos más utilizados por la insurgencia para hostigar a las fuerzas de seguridad, tanto afganas como internacionales.

Más de una década después de la invasión de EU a Afganistán, el conflicto se halla en uno de sus momentos más sangrientos; el año pasado fue el más mortífero para la sociedad civil y el segundo con más bajas para las fuerzas internacionales.

Las tropas de la OTAN comenzaron el pasado julio a retirarse del país y a transferir la competencia de la seguridad a las fuerzas afganas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad