publicidad

Rusia y caso Litvinenko

Rusia y caso Litvinenko

Moscú respondió a Londres con la expulsión de cuatro diplomáticos británicos por el "caso Litvinenko".

Diez días para salir del país

MOSCÚ, Rusia - Rusia respondió el jueves a Londres con la expulsión de cuatro diplomáticos británicos de Moscú y anunció que dejará de cooperar con el Reino Unido en la lucha antiterrorista, en una nueva vuelta de tuerca del "caso Litvinenko"."Al embajador del Reino Unido (Tony Brenton) se le ha entregado una nota en la que se declara 'persona non grata' a cuatro funcionarios de la embajada británica en Moscú", dijo Mijaíl Kaminin, portavoz del ministerio de Exteriores de Rusia.

La expulsión de esos diplomáticos británicos, que tendrán que abandonar el país en un plazo de diez días, es una respuesta a la decisión análoga que adoptó el lunes pasado Londres después de que Moscú se negara a extraditar a Andréi Lugovói, principal sospechoso del asesinato del ex espía ruso Alexandr Litvinenko.

El asesinato de Litvinenko, envenenado en noviembre pasado en Londres con polonio 210, una sustancia radiactiva altamente tóxica, causó estupor no sólo porque recordó las guerras de espías de otras épocas, sino también porque la víctima acusó al presidente de Rusia, Vladímir Putin, de estar detrás de su muerte.

Medidas severas

"El diplomático británico fue informado también de otros pasos de la respuesta de la parte rusa a las acciones provocadoras y hostiles de Londres con motivo del llamado caso Litvinenko", dijo Kaminin.

publicidad

A partir de ahora, añadió, los funcionarios rusos no visitarán el Reino Unido y Moscú tampoco estudiará peticiones de visados para los funcionarios británicos.

Además, Kaminin anunció que Rusia suspende la cooperación con el Reino Unido en la lucha contra el terrorismo en señal de protesta por las acciones de Londres.

"Para nuestro gran pesar, las medidas anunciadas por Londres hacen imposible la ulterior cooperación entre Rusia y el Reino Unido en la causa de la lucha contra el terrorismo", señaló.

Kaminin dijo que las medidas tomadas por Moscú tienen un carácter "selectivo, sopesado y mínimamente necesario".

"Nos hemos visto obligados a dar esos pasos debido a la opción consciente hecha por Londres en favor del empeoramiento de las relaciones con nuestro país", subrayó.

Acusan a Londres de falta de sentido común

Al mismo tiempo, el portavoz de la diplomacia rusa indicó que Moscú, a la hora de reaccionar, tomó en cuenta los intereses de los ciudadanos comunes de ambos países, que no se verán afectados por estas medidas restrictivas.

"En cualquier caso, Moscú no era el que buscaba pelearse con Londres", apuntó.

Kaminin señaló que "la postura adoptada por el nuevo gobierno laborista en relación a Rusia se basa en cualquier cosa, menos en el sentido común, el pragmatismo y el respeto por la ley que caracterizan a los británicos".

publicidad

"Qué se puede decir ante las exigencias a un país soberano y democrático de que cambie su Constitución en aras de un ciudadano sospechoso en el caso Litvinenko", añadió.

La Constitución rusa, en su artículo 61, prohíbe expresamente la entrega de un ciudadano ruso a otro país, precepto que arguyó Moscú para denegar la extradición de Lugovói.

Lugovói, primer sospechoso

Según la Fiscalía británica, hay pruebas suficientes para procesar a Lugovói por el asesinato de Litvinenko, que murió el 23 de noviembre pasado de 2006 en un hospital londinense.

Lugovói ha negado toda implicación en la muerte de Litvinenko y acusó a los servicios secretos británicos de estar detrás del asesinato de ese antiguo espía ruso, residente en Londres desde 2000.

Por otra parte, Kaminin se mostró convencido de que "al fin y al cabo, el sentido común prevalecerá y las relaciones ruso-británicas se liberarán de rémoras artificiales, ya sean de coyuntura política interna en Reino Unido o del deseo de jugar la carta rusa en la política europea o euroatlántica".

Europa y EU, con los británicos

Londres agradeció la "solidaridad" de la Unión Europea en su contencioso con Moscú, que ha llamado a Bruselas a mantenerse al margen de este asunto.

publicidad

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ha respaldado la postura del Reino Unido de que Lugovói debe comparecer ante la Justicia en suelo británico.

"Hacemos un llamamiento a Rusia a colaborar plenamente", dijo Rice al canal británico Sky News.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad