publicidad
Las autoridades rusas anunciaron una reducción considerables de los incendios.

Rusia anunció una reducción considerable de incendios

Rusia anunció una reducción considerable de incendios

Rusia anuncia una disminución "considerable" del número de incendios

Las autoridades rusas anunciaron una reducción considerables de los ince...
Las autoridades rusas anunciaron una reducción considerables de los incendios.

Zona afectada

MOSCÚ - Las autoridades rusas afirmaron este martes haber reducido considerablemente la superficie de los incendios forestales, incluidos aquellos en la región próxima a la central nuclear de Sarov.

"En el trascurso de las últimas 24 horas, la superficie de los incendios ha disminuido considerablemente", señaló a la televisión rusa el jefe de la unidad de crisis del Ministerio de Situaciones de Emergencia, Vladimir Stepanov.

En la región de Nijni Novgorod -donde se encuentra la central de investigación nuclear de Sarov- la superficie en llamas también había disminuido hasta 2,300 hectáreas, según el ministerio.

"La situación se ha estabilizado. No hay amenazas en el perímetro de la central nuclear", indicó el director de la oficina regional del ministerio en el Volga, Igor Panchin, en un comunicado divulgado por el sitio web de la unidad de crisis en Sarov.

publicidad

"Vista la estabilización de la situación, a partir del 17 de agosto está previsto comenzar una retirada progresiva del personal del Ministerio de Defensa (en el lugar)", añadió.

El área afectada -que alcanzó las 200,000 hectáreas en su momento más crítico- se redujo en unas 23,000 hectáreas desde el lunes, hasta las 22,700, indicó el ministerio.

Problemas graves de salud

Aunque la noticia de la reducción del número de incendios significó un alivio para el gobierno, ahora tiene otro problema que enfrentar como lo es la salud de la población que estuvo expuesta por varios días al intenso humo.

Expertos en salud rusos advirtieron que el calor sin precedentes y el humo asfixiante que procede de los incendios forestales producirán un aumento de suicidios, más abuso de alcohol y otros problemas, y acusaron al gobierno de no hacer frente a los peligros sanitarios a largo plazo.

El verano más cálido desde que comenzaron a llevarse registros hace 130 años ha provocado miles de incendios en Rusia, sobre todo en la parte occidental del país, y el humo de los incendios forestales en los alrededores de Moscú nubló de nuevo algunas partes de la capital rusa, aunque los bomberos han logrado algunos avances en la contención del fuego.

Los funcionarios han dicho que el calor abrasador y el smog ha duplicado el número de muertes registradas en Moscú.

publicidad

"El calor ha afectado a todos los órganos, incluidos los sistemas respiratorio y endocrino, y debemos esperar más casos de diabetes, suicidios y crisis nerviosas relacionadas con el alcohol", dijo Boris Revich, un experto en medicina en el Instituto de Predicción Económica, con sede en Moscú, durante una conferencia de prensa.

Revich dijo que los niños y las mujeres embarazadas son particularmente propensos.

Los datos oficiales sobre el número de suicidios y malestares relacionados con la ola de calor no están disponibles todavía, agregó.

Falta de planificación

Otro experto lamentó lo que llamó la falta de planificación de emergencia a largo plazo en la atención de la salud.

"Nunca nos preocupamos de trabajar con una perspectiva a futuro en mente", dijo Alexey Skripkov, de la Agencia Federal Médica y Biológica. "Es un grave error sistémico".

Dijo que naciones europeas como Alemania y Francia se apresuraron a actualizar sus políticas de atención de salud tras una ola de calor récord en 2003. Las autoridades rusas no han tomado medidas similares, aunque los incendios forestales y de turba han ocurrido antes en los alrededores de Moscú.

El ministerio de Situaciones de Emergencia dijo que sus equipos redujeron en más de una cuarta parte el área de incendios en torno de Moscú en las últimas 24 horas, pero 14 incendios seguían ardiendo al este y sureste de la ciudad.

publicidad

Contaminación

El martes por la madrugada, grandes sectores de la capital seguían cubiertos de una niebla mezclada con humo y partículas en suspensión, aunque la concentración de partículas contaminantes seguía muy por debajo de los niveles máximos alcanzados hace algunos días cuando la ciudad estuvo cubierta de humo durante una semana.

Alexei Popikov, de la agencia Mosecomonitoring, dijo que los niveles de monóxido de carbono en el aire el martes permanecían dentro de sus límites de seguridad, aunque la cantidad de hidrocarburos era el doble de lo permisible. Anticipó que la situación mejorará con un cambio de orientación del viento durante el día.

Más de 50 personas han muerto por los incendios en Rusia y más de 2.000 casas se han destruido.

El ministerio dijo el martes que más de 166.000 personas y 62 aviones de bomberos combaten los incendios. Dijo que la superficie en llamas se ha reducido a la mitad desde el lunes.

La sequía le ha costado a Rusia la tercera parte de su cultivo de trigo, lo que obligó al gobierno a prohibir las exportaciones de trigo hasta fin de año en una medida que provocará el aumento de los ya crecientes precios mundiales del grano. El gobierno ha prometido subsidios a los agricultores y a la vez se comprometió a proteger a los consumidores de aumentos de precios injustificados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad