publicidad

Roma, una Iglesia a cielo abierto a punto de canonizar a los papas

Roma, una Iglesia a cielo abierto a punto de canonizar a los papas

El Vaticano es una fiesta. Cientos de miles de personas aguardan el inicio de la canonización de Juan pablo II y Juan XXIII.

Procesiones, cánticos y oraciones. Cientos de miles de fieles y un espiritu de santidad que se respire en cada esquina de la ciudad. La Ciudad Eterna se ha convertido hoy en una gigante Iglesia a cielo abierto a poco de la canonización de los papas Juan Pablo II y Juan XXIII.El Vaticano es una fiesta.

Las órdenes, grupos religiosos y parroquias llegadas desde todas las partes del mundo a Roma este fin de semana hacen sentir su voz y no hay rincón de la capital de Italia donde no se preparen pequeños conciertos, se escuchen canciones o se rece colectivamente, mientras las procesiones de devotos de Juan Pablo II o de Juan XXII recorren con sus fotografías las calles y plazas del centro de la capital.

publicidad

Un grupo de jóvenes Legionarios de Cristo también llegaron al centro de Roma con una cruz de madera para que los peregrinos y turistas pudieran clavar en ella sus cartas con los ruegos a los nuevos santos y que hoy serán llevados a San Pedro.

Cientos de miles de personas pasaron la noche en San Pedro, acampando, con bolsas de dormir, colchones inflables, colchonetas o sobre el pavimento y algunas provisiones. Los jóvenes coparon la Via de la Conciliazione, la gran avenida que une Roma con la Ciudad del Vaticano, con sus guitarras, preparados para pasar la noche a la intemperie y conseguir un buen puesto durante la misa.

Otros "papaboys", como se les llamó a la jóvenes que comenzaron a participar numerosos en la Jornada Mundial de la Juventud que convocó Juan Pablo II en 1984, esperaron ansiosos que abrieran las doce iglesias romanas donde se vivió la "Noche blanca de la oración".

A las 7.00 hora italiana (1 am hora del Este en EEUU) estab previsto que se abrieran los accesos a la plaza. Pero los organizadores se “apiadaron” de los ansiosos fieles y permitieron el ingreso una hora y media antes.

Un grupo de jóvenes italianos del movimiento de los Neocatecumenales, fundados por el español Kiko Arguello, elegieron el porticado donde se encuentra la sala de prensa de la Santa Sede para pasar la noche y durante todo el día entretuvieron a fieles y a turistas con sus cántos.

Un lugar estratégico, el pequeño porticado de Via de la Conciliazione, porque las previsiones del tiempo anuncian lluvia para hoy y los fieles de esta Iglesia a cielo abierto van buscando cobijo.

publicidad

Las banderas de todo el mundo, las mismas que se enarbolan en la Plaza de San Pedro, fueron también hoy circulando por la capital y se identificaron así a fieles procedentes de México, la Argentina del papa Francisco, Brasil, Chile, España, Estados Unidos o República Checa, pero también de Camerún y Uganda, todos ellas naciones que visitó Juan Pablo II en los 104 viajes que hizo durante su pontificado.

Los más numerosos son los polacos, que han llegado en masa para participar en la canonización de su compatriota Karol Wojtyla.

La espera ante la ceremonia de hoy se ha convertido también en una "caza" al recuerdo de este histórico día y las tiendas de los aledaños del Vaticano ofrecen todo tipo de "souvenirs" de los papas santos.

Guías turísticos ofrecían tours de la ciudad y prometían el ingreso de grupos a la Basílica de San Pedro sin tener que hacer una larga fila, mientras mendigos rodeaban a turistas que llegaban de lugares tan lejanos como África o Japón.

Alfredo Chiarelli, uno de los pequeños comerciantes callejeros se mantenía ocupado vendiendo souvenirs religiosos. “Es el Papa Francisco el que ha hecho esto, realmente llega a las personas'', afirmó.

Hasta ahora, la mayoría de las personas se ha interesado más en las imágenes del Papa argentino y en artículos relacionados con Juan Pablo II. Los artículos sobre Juan XXIII, a quien se llamaba “el Papa bueno'' por su amabilidad, templanza, humildad y carácter jovial, han sido menos solicitados.

publicidad

“La mayoría de los jóvenes ya no tienen idea de quién era Juan XXIII'', se lamenta Chiarelli.

Aunque uno de los recuerdos más codiciados, y sobre todo más baratos, son los simples billetes del autobús, que el ayuntamiento de Roma ha emitido con la imagen de los papas para esta ocasión.

Los que han logrado entrar en la Plaza de San Pedro, recibirán una de las más de un millón de estampitas con las imágenes de los dos nuevos santos y que la Obra Romana de Peregrinajes (ORP), institución del vicariato de Roma que se ocupa de la organización, ha imprimido para repartir entre los fieles.

La ceremonia

Juan Pablo II y Juan XXIII serán proclamados santos hoy en una ceremonia multitudinaria en la Plaza de San Pedro del Vaticano y que oficiará el papa Francisco y también concelebrará el pontífice emérito Benedicto de XVI.

Los voluntarios y miembros de protección civil tuvieron que atender durante la madrugada y la mañana a decenas de personas que se sintieron mal.

Para esta canonización histórica estarán en San Pedro delegaciones de 92 países, con 24 jefes de Estado y Gobierno y 23 ministros, entre ellos los reyes de España y de Bélgica, además de los presidentes de Paraguay, Honduras, El Salvador, Ecuador, Albania, Croacia, y Polonia, entre otros.

Ante la imposibilidad de que todos los fieles puedan entrar en la plaza de San Pedro hay 17 pantallas gigantes distribuidas por toda Via de la Conciliazione y en otros puntos de Roma como Plaza Farnese, Plaza Navona y los Foros imperiales, con una presencia reforzada de equipos de policías y paramédicos.

publicidad

Para necesidades más terrenales, se instalaron 980 baños químicos y se distribuirán 4 millones de botellas de agua durante el fin de semana.

La misa estará oficiada por el papa Francisco y concelebrarán entre 130 y 150 cardenales llegados de todo el mundo para esta ocasión, así como mil obispos y 870 sacerdotes se encargarán de dar la comunión.

Los más cercanos al Papa serán el cardenal vicario de Roma, Agostino Vallini, el cardenal polaco e histórico secretario de Juan Pablo II, Stanislao Dziwisz, y el obispo de Bergamo, Francesco Beschi, procedente de la ciudad natal de Juan XXIII.

Pero también estarán presente Benedicto XVI que ocupará un puesto con el resto de cardenales en el sector izquierdo.

Las delegaciones ocuparan los dos sectores al lado del altar, donde se han instalado unos toldos por los pronosticos de lluvia.

La ceremonia comenzará, según se lee en el misal que el Vaticano ha distribuido, con el rezo de la Coronilla de la Misericordia a las 09.00 hora italiana, ya que este domingo se celebra la Divina misericordia, fiesta de la Iglesia católica que proclamó el papa Juan Pablo II.

Después se rezará la Letanía de los Santos y a las 10.00 hora italiana, Francisco comenzará la misa.

La parte más importante y espera de la ceremonia será el rito de la canonización, cuando el prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, presentará a Francisco "las tres peticiones" de canonización para ambos papas, primero con "gran fuerza", después con "mayor fuerza" y, por último, con "grandísima fuerza".

publicidad

A continuación, el papa pronunciará la fórmula: "En honor de la Santísima Trinidad, por la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo y de los santos apóstoles Pedro y Pablo, después de haber reflexionado largamente e invocado la ayuda divina y escuchando el parecer de muchos de nuestros hermanos obispos, declaramos santos a Juan XXIII y a Juan Pablo II".

Finalmente Francisco pedirá que los papas sean inscritos en el libro de los Santos, en esta, la primera canonizacion conjunta de dos pontífices.

"Cuatro papas en una ceremonia es un suceso fantástico de ver y de estar presentes, porque es historia escrita frente a nuestros ojos", dijo maravillado el polaco David Halfar. "Es maravilloso ser parte de esto y vivir todo esto", agregó.

“Me siento muy feliz porque ambos nos inspiran'', dijo el sacerdote Emmanuel Emeka, de Nigeria. “Yo creo que ambos tienen mucho que enseñarnos'', agregó.

La decisión de Francisco de canonizar a dos grandes líderes espirituales cristianos del siglo XX constituye un delicado acto de equilibrio, porque concede un nuevo santo a cada sector de la Iglesia, tanto a conservadores como progresistas.

Al final de la ceremonia, Francisco saludará a todas las delegaciones que han asistido a esta ceremonia histórica en la que cuatro papas son los protagonistas.

publicidad

Fuente: AP, EFE y Reuters

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Los jóvenes dreamers dicen que con la situación que vive EEUU y la nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda de dinero para poder realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les pueda costar su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
publicidad