publicidad
"Sólo puedo imaginar que alguien la tomó como una especie de recuerdo morboso", declaró el alcalde de Giglio, Sergio Ortelli.

Roban campana grabada del crucero Costa Concordia

Roban campana grabada del crucero Costa Concordia

La Fiscalía abrió una investigación para averiguar quién ha hurtado la campana del crucero, considerada como un botín simbólico.

"Sólo puedo imaginar que alguien la tomó como una especie de recuerdo mo...
"Sólo puedo imaginar que alguien la tomó como una especie de recuerdo morboso", declaró el alcalde de Giglio, Sergio Ortelli.

Tenía impreso el nombre y año de su bautizo

Unos ladrones submarinos han logrado robar la campana del buque Costa Concordia, que naufragó el 13 de enero pasado, después de eludir una amplia gama de sistemas láser que miden cambios milimétricos en la nave y 24 horas de vigilancia de la guardia costera italiana y de la Policía.

Cabe recordar que el crucero gigante se hundió frente a la isla toscana de Giglio, después de chocar con una roca, lo que causó al menos 25 muertos. Siete personas siguen en paradero desconocido.

Sobre este hecho, la Fiscalía abrió una investigación para averiguar quién ha hurtado la campana del 'Titanic' moderno, considerada como un botín simbólico.

Fuentes judiciales -según reporto el portal ElMundo.es- revelaron que los ladrones tomaron la campana hace más de dos semanas de una de las cubiertas del Costa Concordia, que está sumergido a ocho metros (26 pies) de profundidad.

publicidad

Más de una persona involucrada

Los investigadores sospechan que más de una persona estuvo involucrada en el robo del pesado objeto, que lleva grabado el nombre del buque y el año de su bautizo, 2006.

"Sólo puedo imaginar que alguien la tomó como una especie de recuerdo morboso", declaró el alcalde de Giglio, Sergio Ortelli.

"En mi opinión, la pérdida de la campana no tiene ninguna importancia. Tenemos la estatua de la Virgen que tenía el barco en nuestra iglesia, que para nosotros tiene un significado mucho más simbólico", añadió Ortelli.

Los buzos recuperaron en enero la imagen de yeso de la capilla de la nave y la entregaron al cura de la parroquia de Giglio.

Por otra parte, los fiscales han acusado el capitán Francesco Schettino de causar el accidente por llevar muy cerca de la orilla al Costa Concordia, un buque de varios pisos que transportaba a unos cuatro mil 200 pasajeros más la tripulación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad