publicidad

Revelan video sobre los últimos momentos a bordo del ferry surcoreano

Revelan video sobre los últimos momentos a bordo del ferry surcoreano

Un teléfono celular hallado por las autoridades muestra los momentos de angustia que vivieron los pasajeros.

Imágenes de los últimos momentos de los estudiantes en el Ferry Univision

Uno de los cuerpos encontrados tras el naufragio de un ferry surcoreano era el del joven Park Su-hyeon, cuyo teléfono celular fue hallado por las autoridades que participaron en las labores de rescate.

En el móvil había un video en el que el estudiante se despide de su madre y asegura que "ese es su final".

El padre de Su-hyeon entregó las imágenes a la agencia de noticias Associated Press, bajo el argumento de querer "mostrar al mundo la condición del buque mientras se hundía".

Imágenes del hundimiento del barco surcoreano

En el video se escuchan gritos de pánico de los pasajeros atrapados en el interior del barco: "¡El barco se está inclinando!", grita uno de los pasajeros. "Yo quiero bajar. Lo digo en serio", dice otro, mientras que su compañero se pregunta: "¿Vamos a morir?".

Un minuto más tarde, cuando el barco parece aún más inclinado, algunos estudiantes proponen ponerse los chalecos salvavidas. Un anuncio por el intercomunicador pidió nuevamente a los pasajeros a que permanecieran donde estaban, al tiempo que se puede oír a los niños gritando: "¡No queremos morir!"

Familiares de víctimas exigen respuestas

Dos semanas después del naufragio los buzos recuperaron 212 cadáveres, pero siguen en su intento para encontrar a 90 desaparecidos.

Por su parte, las familias de los estudiantes que perecieron en el desastre consideraron hipócrita la disculpa que ofreció la presidenta Park Geun-Hye por la manera como obró el gobierno en torno a la tragedia.

publicidad

Representantes de allegados de las víctimas señalaron en particular a la Marina y a la Guardia Costera surcoreana, a las que acusaron de llevar a cabo las operaciones de rescate de forma "opaca" y "descoordinada".

En el transbordador viajaban 476 personas, la mayoría de ellas estudiantes de una secundaria. Sólo 174 personas sobrevivieron, entre estas 22 de los 29 integrantes de la tripulación.

El capitán y siete tripulantes fueron arrestados por presuntamente abandonar el barco antes que los pasajeros y también se los culpa de demorar la evacuación, pero todavía no han sido juzgados en los tribunales de Corea del Sur.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad