publicidad
Las violentas manifestaciones en Yemen dejó al menos dos personas muertas.

Reprimen protesta en Yemen, hay dos muertos y decenas de heridos

Reprimen protesta en Yemen, hay dos muertos y decenas de heridos

Reprimen protesta en Yemen, hay dos muertos y decenas de heridos

Las violentas manifestaciones en Yemen dejó al menos dos personas muertas.
Las violentas manifestaciones en Yemen dejó al menos dos personas muertas.

Exigen renuncia del presidente

SANÁ - La policía de Yemen reprimió con gases lacrimógenos, balas al aire y porras una manifestación en la ciudad de Taiz para exigir la renuncia del presidente Ali Abdullan Saleh, quien poco después pidió a la oposición poner fin a semanas de protestas.

Al menos dos manifestantes murieron tras ser alcanzados por balas reales y decenas resultaron heridas cuando los agentes policiacos disolvieron la protesta en Taiz, la segunda ciudad del país situada a unos 200 kilómetros al suroeste de Saná, según fuentes médicas.

Sin embargo, testigos citados por la cadena de televisión Al Yazira aseguraron que al menos 200 personas fueron heridas o intoxicadas por los gases lacrimógenos lanzados por la policía que intentaba frenar el avance de los manifestantes hacia la sede del gobernador de esa ciudad.

publicidad

Al borde del colapso

Las protestas inspiradas en las revueltas de Túnez y Egipto han llevado al gobierno de Saleh al borde del colapso, sin embargo el presidente insiste en que no tiene la intención de renunciar pronto como exige la oposición.

Saleh, en el poder desde hace 32 años, sólo ha dicho que estaría dispuesto a dimitir dentro de un año después de la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales, ya que una salida abrupta sería el caos.

Este domingo, el mandatario pidió a los opositores poner fin a semanas de protestas y afirmó que está dispuesto a hablar sobre la transferencia de poder bajo la Constitución, reportó la agencia yemenita de noticias Saba.

Llamó al diálogo

“Hacemos un llamado a la coalición de oposición a poner fin a la crisis, suspendiendo las protestas, los bloqueos de carreteras, asesinatos (...)”, dijo Saleh a sus seguidores en la provincia de Taiz.

El llamado de Saleh fue lanzado durante su reunión con jeques, miembros de los consejos locales, líderes de los partidos, jóvenes y organizaciones de la sociedad civil de Taiz.

La oposición presentó la víspera al gobierno una propuesta de cinco puntos para la transición que incluye la dimisión de Saleh, la entrega del poder a un vicepresidente y la formación de un gobierno de unidad nacional que organizaría las elecciones anticipadas.

publicidad

Sin embargo, el partido de Saleh, el Congreso General del Pueblo, aseguró este domingo que hasta ahora no ha recibido la propuesta.

Según Amnistía Internacional, las manifestaciones para exigir reformas democráticas en Yemen, que comenzaron el pasado 11 de febrero, han dejado entre 82 y 95 muertos.

Dispuesto a dejar el poder

El presidente Saleh, un aliado de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo, aseguró que estaba dispuesto a dejar el poder, que detenta desde hace 32 años, pero en el marco de un proceso constitucional ordenado.

Miles de manifestantes acampan desde mediados de febrero en el centro de Taez, reclamando, como en Saná y Adén (sur), la caída del régimen de Saleh, de 69 años.

El movimiento de contestación, iniciado a finales de enero, se acentuó tras la muerte en Saná el 18 de marzo de 52 manifestantes por disparos atribuidos a los partidarios del presidente.

Abandonado por una parte del ejército y de los jefes tribales y religiosos, Saleh advirtió contra el riesgo de caos en Yemen si se ve obligado a dejar el poder y supo movilizar en masa a sus partidarios el 25 de marzo y el 1 de abril.

La oferta de la oposición prevé la inmediata reorganización del aparato de seguridad, columna vertebral del régimen, que incluye la Seguridad Nacional, la Seguridad de Estado y la Guardia Presidencial, controlados por allegados de Saleh. Estas pasarían bajo la autoridad de los ministerios de Interior y de Defensa.

publicidad

La oposición reclama asimismo la formación de un gobierno provisional de unión dirigido por la oposición y que comprenda a "todos los partidos políticos, a los jóvenes y a empresarios".

Más de dos meses de manifestaciones en este paupérrimo país de la península arábiga han causado al menos 95 muertos, según la ONG Amnistía Internacional.

Esta inestabilidad preocupa a Estados Unidos, que teme un resurgimiento de seguidores de Osama bin Laden en Yemen, así como en Arabia Saudita, blanco de los extremistas de Al Qaeda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad