publicidad
Las nuevas protestas entre civiles y la policía dejaron más de 20 muertos y decenas de heridos.

Renunció el gobierno de Egipto

Renunció el gobierno de Egipto

El gobierno egipcio presentó su renuncia al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) en el poder desde la caída del presidente Hosni Mubarak.

Las nuevas protestas entre civiles y la policía dejaron más de 20 muerto...
Las nuevas protestas entre civiles y la policía dejaron más de 20 muertos y decenas de heridos.

Manifestaciones dejan un saldo de al menos 20 muertos y decenas de heridos

EL CAIRO - El gobierno egipcio presentó su renuncia al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFA) en el poder desde la caída del presidente Hosni Mubarak en febrero pasado, anunció su portavoz Mohamed Hijazi, citado por la agencia oficial MENA.

Hijazi declaró que la renuncia había sido decidida debido "a las circunstancias difíciles que atraviesa actualmente el país", informó MENA.

Poco antes de conocerse la renuncia, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió a las autoridades de Egipto, que enfrentan vivas protestas contra el poder militar, a que "garanticen la protección de los derechos humanos" de todo su pueblo, a una semana de las elecciones legislativas.

publicidad

"El secretario general está profundamente preocupado por la violencia (que brotó) en Egipto en los últimos días, especialmente en El Cairo", subrayó su portavoz Martin Nesirky. "Criticó las pérdidas de vidas humanas", agregó.

Ban "pide a las autoridades de transición que garanticen la protección de los derechos humanos y de las libertades civiles para todos los egipcios, incluyendo el derecho a manifestarse pacíficamente", precisó.

Violencia en aumento

Desde el sábado, se han registrado actos violentos en Egipto que han dejado 22 muertos, y que ocurren a una semana del inicio de las primeras elecciones legislativas desde el derrocamiento del régimen del presidente Hosni Mubarak.

Los manifestantes acusan al poder militar de querer eternizarse en el puesto para perpetuar el sistema represivo del antiguo régimen.

Los enfrentamientos entre manifestantes que exigen el fin del poder militar y las fuerzas de seguridad, que desde el sábado dejaron al menos 22 muertos, proseguían este lunes en la plaza Tahrir de El Cairo, a una semana de las primeras elecciones legislativas desde el fin de la era Mubarak.

En la mañana, la morgue de El Cairo había hablado de 33 muertos, pero luego rectificó el balance, estableciéndole en 22 víctimas mortales en tres días de violencia, en coincidencia con las cifras del ministerio egipcio de Salud.

publicidad

Balas y piedras

La policía disparaba granadas lacrimógenas contra los manifestantes, que respondían con piedras, organizados en pequeños grupos en la plaza y sus alrededores de este lugar emblemático de la revuelta popular que culminó con la caída del presidente Hosni Mubarak en febrero pasado.

Los enfrentamientos más violentos tenían lugar en los alrededores del ministerio del Interior cerca de la plaza.

La televisión pública transmitía en directo los enfrentamientos.

El ministerio de salud tenía hasta ahora un balance de 22 muertos y 1,700 heridos.

En este contexto de inestabilidad, la bolsa de El Cairo cerró el lunes con una fuerte caída del 4%.

Estos enfrentamientos se producen cuando falta una semana para que comiencen las primeras elecciones legislativas desde la caída de Mubarak, el 28 de noviembre y que deben prolongarse por varios meses.

Salida de militares

Los manifestantes reclaman el término del poder militar que se instaló luego de la caída de Mubarak y en particular la salida del mariscal Hussein Tantauí, caudillo del antiguo régimen y hoy jefe de hecho del país en su condición de cabeza del Consejo supremo de las fuerzas armadas (CSFA).

Este lunes, temprano en la mañana, el imán de la mezquita Omar Makram en la plaza Tahrir, jeque Mazhar Chahin, afirmó a la televisión pública que llegó a un acuerdo con la policía y que la calma había vuelto en la plaza.

publicidad

El domingo, durante toda la noche, miles de manifestantes lanzaron piedras y cócteles molotov contra la policía, que respondió con granadas lacrimógenas y balas de caucho.

Varios médicos dijeron haber atendido a numerosos heridos por balas de guerra.

También hubo manifestación el domingo en El Arich, en el Sinai, en Suez y en Ismailia, en el canal de Suez, en tanto hubo enfrentamientos al término de los funerales de un hombre joven muerto en Alejandría.

Primavera Árabe

Estos enfrentamientos que, por su violencia recuerdan las escenas de la rebelión contra el régimen de Hosni Mubarak que culminaron en su caída, a comienzos de año, reactivaron los temores de que las elecciones legislativas se desarrollen en un clima de violencia.

El ejército se comprometió a entregar el poder a los civiles después d ela elección de un nuevo presidente, pero la fecha de la elección presidencial consecutiva a los comicios legislativos, hasta el momento sigue siendo una incógnita.

En un comunicado leído el domingo en la televisión pública, el ejército declaró "lamentar" los acontecimientos actuales, y llamó al gobierno a reunirse con las fuerzas políticas para terminar con las violencias, al tiempo de reafirmar que respecta el calendario electoral que fue establecido.

El domingo en el extranjero, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton estimó que la ley y el orden debían ser garantizados "dentro del respeto de los derechos humanos", mientras que Londres "condenó la violencia", en tanto Roma y Berlín expresaban su "profunda preocupación" frente a la situación.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad