publicidad
Les rebeldes, que cuentan cn el apoyo de la OTAN, asaltaron de nuevo este martes el complejo residencial de Gadafi en Trípoli, ciudad a la que llegaron hace tres días.

Rebeldes toman el cuartel general del líder libio Muamar Gadafi

Rebeldes toman el cuartel general del líder libio Muamar Gadafi

Los rebeldes libios tomaron este martes el control del cuartel general del coronel Muamar Gadafi, en Trípoli, después de varias horas de combates encarnizados, constató un corresponsal de la AFP.

Les rebeldes, que cuentan cn el apoyo de la OTAN, asaltaron de nuevo est...
Les rebeldes, que cuentan cn el apoyo de la OTAN, asaltaron de nuevo este martes el complejo residencial de Gadafi en Trípoli, ciudad a la que llegaron hace tres días.

Régimen libio que gobernó más de tres décadas tiene las horas contadas

TRIPOLI - Los rebeldes libios tomaron este martes el control del cuartel general del coronel Muamar Gadafi, en Trípoli, después de varias horas de combates encarnizados, constató un corresponsal de la AFP.

Cientos de rebeldes lanzaron un asalto al complejo residencial del dirigente libio tres días después de haber entrado en la capital.

The Associated Press dijo reportó que Centenares de rebeldes ingresaron el martes al principal complejo militar de Moamar Gadafi en Trípoli.

Un reportero de The Associated Press vio a los rebeldes cruzar las puertas de la base Bab al-Aziziya tras horas de fuertes tiroteos.

Bajo asedio

Desde primeras horas del martes los rebeldes tenían bajo asedio el complejo residencial de Muamar Gadafi en Trípoli donde, según uno de sus hijos, se encuentra el líder libio.

publicidad

Tras la ofensiva lanzada el sábado por los rebeldes contra Trípoli, bastión del régimen, y la toma de control de varios barrios y de la televisión estatal, la rebelión respaldada por la OTAN proclamó que la era Gadafi se acerca al fin.

Pero Saif al Islam, influyente hijo del coronel Muamar Gadafi, cuya captura se había anunciado, reapareció el martes y dijo que su padre seguía en Trípoli.

Informes confusos

La OTAN aseguró desconocer su paradero y aclaró que Gadafi no era un blanco militar. "La OTAN no apunta a individuos. Gadafi no constituye un blanco", dijo el coronel Roland Lavoie en el cuartel general de la operación en Nápoles, Italia.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, citando a los rebeldes, aseguró que éstos ya controlan el 80% de la capital.

Violentos combates con artillería pesada y cohetes se desarrollaron en torno al complejo residencial de Gadafi en el barrio de Bab al Aziziya en Trípoli.

El complejo está situado cerca del hotel Rixos, donde se encuentran alojados los periodistas extranjeros. Desde allí se escucharon durante toda la jornada disparos de morteros y armas automáticas.

Qué piensa Estados Unidos

Según el portavoz del Pentágono, Gadafi todavía se encuentra en Libia. "Pensamos que sigue en el país. No tenemos informaciones de que haya salido", declaró el coronel David Lapan.

publicidad

"Estoy aquí para desmentir las mentiras", indicó Saif al Islam a los periodistas en el residencial de su padre, refiriéndose al anuncio de su propia detención.

"Trípoli está bajo control nuestro. Que todo el mundo esté tranquilo. Todo va bien en Trípoli", indicó el hijo del coronel, presentado como su sucesor y portavoz oficioso del régimen, rodeado de decenas de simpatizantes.

El fiscal de la CPI, el argentino Luis Moreno Ocampo, había anunciado la noche del domingo la detención de Saif al Islam, pero su portavoz admitió el martes que no era cierto.

La ofensiva final

Seis meses después de su alzamiento y cinco desde que la OTAN decidió intervenir bombardeando a las fuerzas de Gadafi desde el aire, los rebeldes lanzaron su ofensiva sobre Trípoli el sábado por la noche.

Los revolucionarios contaron con el apoyo de combatientes llegados por mar desde el enclave de Misrata (214 km al este de la capital) o desde el oeste del país y entraron casi sin resistencia.

El presidente del insurgente Consejo Nacional de Transición (CNT), Mustafa Abdeljalil, confirmó que la batalla de Trípoli no ha terminado aún.

"La era de Gadafi ha acabado", aunque "no podemos decir que nuestros revolucionarios han tomado el control total de Trípoli. Bab al Aziziya y algunas zonas aledañas no están aún bajo nuestro control, y por consiguiente ignoramos si Gadafi se encuentra allí", dijo, expresando el deseo de que sea capturado "vivo" para que pueda tener un "juicio justo".

publicidad

Los otros blancos

Fuera de la capital, los rebeldes avanzaron el martes hacia el puerto petrolero de Ras Lanuf, en dirección a la ciudad de Sirte, adentrándose en el frente este del que se retiraron las fuerzas leales a Gadafi, anunció a la AFP un portavoz militar de la rebelión, Mohamed Zawiwa.

"Nuestros combatientes avanzaron unos 40 km más allá de Brega. Hemos dejado atrás la localidad de Bishr, estaremos esta noche en Ras Lanuf", afirmó Zawiwa.

Ubicada a 240 km al sudoeste de Bengasi (capital de los rebeldes al este del país), en la costa del golfo de Sirte, la ciudad petrolera de Brega marcaba hasta ahora el frente este del conflicto.

Las fuerzas de Gadafi dispararon el lunes tres misiles Scud desde los alrededores de Sirte, bastión del régimen, contra Misrata, sin causar daños, dijo la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu.

Buscaron negociar

El enviado especial de la ONU en Libia, Abdel Ilah Jatib, reveló que el régimen de Gadafi había solicitado su intervención ante Naciones Unidas para negociar, antes de la ofensiva rebelde.

"Unos pocos días antes del ataque de los rebeldes contra Trípoli, responsables libios me solicitaron que interviniera", declaró Jatib, ex ministro jordano de Relaciones Exteriores al diario oficialista Ad Destur.

"Les contesté que como mediador buscaba lo que era aceptable por la otra parte. Y la otra parte se niega a negociar lo que sea antes de una salida de Libia de Muamar Gadafi", agregó.

publicidad

La comunidad internacional coincidió en que el régimen libio "toca au fin", seis meses después del alzamiento similar a las revoluciones populares que en enero y febrero depusieron a los presidentes de Túnez, Ben Alí, y Egipto, Hosni Mubarak.

Italia anuncia defecciones

Dos militares importantes del ejército libio junto con un pariente cercano del coronel Muamar Gadafi abandonaron sus puestos en el régimen, anunció el martes el ministro italiano de Relaciones Exteriores, Franco Frattini, en una entrevista a la cadena de noticias Sky TG24.

"Dos importantes miembros del ejército y un pariente cercano de Gadafi lo abandonaron esta mañana", declaró el ministro, sin precisar los nombres.

Según el ministro, el líder de la rebelión libia Mahmud Jibril "dará más detalles durante una conferencia de prensa que celebrará este mismo martes".

"Hablamos por teléfono para evaluar la situación", contó.

Reunión en Roma

Jibril tiene programada una reunión el miércoles o jueves en Roma con el jefe del gobierno Silvio Berlusconi.

"Recurrir a mercenarios, como está haciendo Gadafi, significa que no cuenta con el apoyo del pueblo. Cuando uno se ve obligado a emplear mercenarios eso quiere decir que el régimen se acabó", comentó.

Los rebeldes asaltaron de nuevo este martes el complejo residencial de Gadafi en Trípoli, ciudad a la que llegaron hace tres días.

publicidad

Saif al Islam, su influyente hijo, reapareció el martes para desmentir su captura, reforzando el sentimiento de confusión que reina en Trípoli, controlada en su mayor parte por los rebeldes que proclamaron el fin de la era Gadafi.

"El coronel Gadafi está cercado en su fortaleza", aseguró Frattini, quien aseguró que los lealistas controlan sólo el "8-10%" de la capital.

"El deber de la comunidad internacional será ayudar a la nueva Libia a crear nuevas instituciones", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad