publicidad
.

Rebeldes libios piden ayuda humanitaria urgente para Trípoli logo-notici...

Una semana después de la ofensiva victoriosa sobre Trípoli, la vida vuelve poco a poco a poco a la normalidad en la capital libia.

Rebeldes libios piden ayuda humanitaria urgente para Trípoli

Rebeldes libios piden ayuda humanitaria urgente para Trípoli

El jefe del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafá Abdeljalil, hizo este sábado un llamado de ayuda humanitaria urgente para Trípoli.

Una semana después de la ofensiva victoriosa sobre Trípoli, la vida vuel...
Una semana después de la ofensiva victoriosa sobre Trípoli, la vida vuelve poco a poco a poco a la normalidad en la capital libia.

Buscan a Muamar Gadafi en todos los rincones del país

BENGASI, Libia - El jefe del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Mustafá Abdeljalil, hizo este sábado un llamado de ayuda humanitaria urgente para Trípoli.

"Hacemos un llamado a todas las organizaciones humanitarias para decirles que Trípoli necesita medicamentos, productos de primeros auxilios y material de cirugía", dijo Abdeljalil en conferencia de prensa en Bengasi, bastión de los rebeldes en el Este.

El líder político rebelde denunció también la falta de alimentos de primera necesidad en la capital.

Interrogado por los cortes en el suministro de agua y electricidad en Trípoli, Abdeljalil los atribuyó a "sabotaje de las fuerzas gadafistas". "Trabajamos para resolver estos problemas", aseguró.

publicidad

Escasez de recursos

Por otro lado, el jefe del CNT dijo temer por una falta de liquidez de los bancos.

"Lanzo una llamada nacional a todos los empresarios: deben repatriar sus capitales a bancos libios, particularmente por la cercanía de la fiesta del Aid el Fitr", que marcará el fin del Ramadán la próxima semana, pidió.

También anunció que nuevos miembros del CNT se han desplazado a Trípoli. El CNT, que cuenta actualmente con 42 miembros, debería contar con 90, precisó.

Camino a la normalidad

En el terreno, el jefe de la rebelión aseguró que las negociaciones continúan para una entrada pacífica de las fuerzas insurgentes en la ciudad costera de Sirte, a 450 km al este de Trípoli y región de origen de Gadafi.

Una semana después de la ofensiva victoriosa sobre Trípoli, la vida vuelve poco a poco a poco a la normalidad en la capital libia, y algunos comercios abrieron ya sus puertas, constató un periodista de la AFP. Sólo se constataron algunos disparos esporádicos.

Los rebeldes afirmaron el sábado controlar "totalmente" el aeropuerto internacional de Trípoli, pero temían que aún quedaran en los alrededores combatientes gadafistas, como los que dispararon los cohetes que destruyeron tres aviones civiles el viernes.

"Ayer de noche, entre 60 y 80 coches del batallón de Jamis Gadafi", uno de los hijos del coronel, "se fugaron", indicó Moktar Lakder, comandante de la rebelión.

publicidad

Combates esporádicos

Combates esporádicos tuvieron lugar en el frente oriental y en Trípoli, mientras varios países instaban a la reconciliación y a evitar toda venganza.

Un convoy de seis coches blindados que podría transportar a altos responsables libios, incluso a Gadafi, pasó este viernes de Libia a Argelia, indicó una fuente militar rebelde libia a la agencia oficial egipcia MENA.

Sin embargo, un alto funcionario argelino de la región estimó el sábado que la frontera en el puesto argelino de Debdeb, frente a la ciudad libia de Gadamés, está abierta, pero el paso de un convoy que transportase a los Gadafi es "poco probable", porque se los identificaría.

Argelia distante

Argelia, que no ha reconocido al órgano político de la rebelión, el Consejo Nacional de Transición (CNT), "se niega a injerirse de ninguna de las maneras en los asuntos internos" de Libia, según declaró el viernes Argel, en su primera reacción oficial desde que los rebeldes controlan gran parte de Trípoli.

También en la parte occidental de Libia, hacia el norte de Gadamés, los rebeldes tomaron el control el viernes por la noche del puesto de Ras Jdir, fronterizo con Túnez, e izaron la bandera de la rebelión, informó una fuente gubernamental tunecina a la AFP.

En el frente oriental, la OTAN indicó el sábado que seguía bombardeando Sirte, un bastión del régimen, pero los gadafistas seguían disparando cohetes contra los rebeldes en la zona.

publicidad

Combates en Yawad

Según un colaborador de la AFP, los gadafistas también seguían resistiendo en Ben Yawad, a 140 kilómetros al este de Sirte, y bombardearon a rebeldes bloqueados en Ras Lanuf, veinte kilómetros más al este.

En este contexto, las Naciones Unidas, la Unión Africana (UA), la Liga Árabe y la Unión Europea instaron a todas las partes en conflicto en Libia a abstenerse de recurrir a represalias, según Catherine Ashton, jefa de la diplomacia de la UE.

El viernes, los rebeldes habían afirmado que fuerzas leales a Gadafi mataron a más de 150 prisioneros en Trípoli.

Poco antes, la organización de defensa de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional, había afirmado disponer de declaraciones de testigos presenciales de esas ejecuciones, sin precisar el número de presos muertos.

Amnistía también denunció torturas y malos tratos cometidos por rebeldes o gadafistas en Zauiya.

En lo que respecta a Gadafi, la canciller alemana Angela Merkel estimó que debería ser juzgado por la Corte Penal Internacional de La Haya.

Por último, el canciller francés, Alain Juppé reconoció que "durante mucho tiempo, nos hemos dejado intoxicar un poco por quienes decían que los regímenes autoritarios son la mejor protección contra el extremismo".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad