publicidad
.

Rajoy quiere recuperar España logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc...

Rajoy quiere recuperar España

Rajoy quiere recuperar España

Mariano Rajoy, afronta las elecciones generales españolas del próximo 9 de marzo con el desafío de alzar a su partido con la victoria.

Sereno pero...

MADRID, España - El líder del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, afronta las elecciones generales españolas del próximo 9 de marzo con el desafío de alzar a su partido con la victoria, después de cuatro años de gobierno socialista.Rajoy, que se postula por segunda vez a la presidencia del Gobierno, se considera preparado para asumir esa responsabilidad y se define a si mismo como un "sprinter", que "en el último minuto adelanta a los demás y gana".

Arropado por su amplia experiencia como ministro en los dos gobiernos de José María Aznar (1996-2004), es conocido por su habilidad para trabajar en equipo.

"Porque -asegura- un hombre sólo puede ir muy rápido pero para llegar lejos tiene que ir acompañado de un buen equipo".

Tras licenciarse en Derecho con notas excelentes, Rajoy aprobó en un tiempo récord las oposiciones de registrador de la propiedad, convirtiéndose en la persona más joven de España en desempeñar ese cargo.

Nacido en Santiago de Compostela, inició su carrera política en su tierra natal, Galicia, donde fue elegido diputado regional por Alianza Popular (AP), en 1981, en los primeros comicios autonómicos celebrados en esa región, desde donde daría el salto a la política nacional.

Hoy a punto de cumplir 53 años, quienes le conocen bien hablan de su carácter sereno y afable, así como de su sentido de la ironía y de su don de gentes, que ha ido adquiriendo con el tiempo y en sus distintas tareas.

publicidad

Ha ocupado cinco carteras ministeriales, y cuando Aznar le designó para sucederle al frente de la secretaría general del PP, Rajoy era el "número dos" del entonces Ejecutivo conservador. Fue ministro de Administraciones Públicas y de Educación y Ciencia entre 1996 y 2000, así como del Interior entre 2001 y 2002.

En esta última cartera conoció muy de cerca el problema del terrorismo, ya que España asistía entonces a una fuerte ofensiva de ETA.

Los que "no llegan a fin de mes"

Precisamente, la labor de oposición de Rajoy a los socialistas se ha sustentado en buena medida en las críticas a la política antiterrorista del Gobierno de Rodríguez Zapatero y a su intento fracasado de entablar vías de diálogo con ETA para el fin de la violencia.

También ha discrepado de la política de inmigración del actual Gobierno, así como de su política exterior o de sus propuestas sociales.

Con un programa de tintes liberales y centristas, se presenta como el candidato de los que "no llegan a fin de mes".

El apoyo conseguido en estas elecciones puede determinar su futuro político, sobre todo, si es derrotado por segunda vez por el candidato socialista, José Luis Rodríguez Zapatero.

De gustos clásicos, ya sea en el vestir, en sus aficiones y hasta en sus gustos gastronómicos. Dice disfrutar con los platos de cuchara, la paella, el pulpo, la empanada y las tapas.

publicidad

Por eso, los que le conocen bien dicen que Rajoy afronta las situaciones más conflictivas con un gran puro y una larga conversación, a ser posible, en torno a una buena mesa.

Lector de novela histórica, es aficionado a la música y al deporte, con predilección por el ciclismo y el fútbol.

En 1996, Rajoy contrajo matrimonio con Elvira Fernández, una economista con quien tiene dos hijos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad