publicidad

Protección para los abogados de Hussein

Protección para los abogados de Hussein

Las autoridades iraquíes se dicen dispuestas a proteger a todos los abogados en el juicio de Saddam Hussein.

"El ministerio del Interior está preparado para asumir, sin condiciones, la protección de todos los abogados o cualquier otra persona (implicada en el juicio)", declaró este responsable que se manifestaba bajo anonimato.

El pasado jueves por la noche, Saadun Ansar Nazif al Yenabi, uno de los abogados del equipo defensor fue secuestrado y asesinado, y su cadáver apareció con tres disparos horas después tirado en una plaza.

"Estamos preparados para hacerlo", insistió, aunque añadió que "nadie lo ha pedido", en referencia a los abogados que expresaron su cólera sobre su seguridad tras el secuestro y asesinato en Bagdad de uno de los letrados de la defensa, Saadun Janabi.

Sin embargo, el gobierno iraquí se ha negado a esta petición y su portavoz, Leith Kuba, quien ha recordado hoy ante la televisión Al Iraquiya que "el juicio debe hacerse en Irak, el gobierno es capaz de proporcionar todo lo necesario".

"Además, Sadam cometió todos sus crímenes en Irak, y debe ser juzgado en suelo iraquí", remachó.

La tribu a la cual pertenecía el abogado, por el contrario, acusó este mismo sábado a elementos del ministerio del Interior del asesinato.

Los jefes de la tribu Janabi, implantada en las provincias norte y centro de Irak, hicieron estas acusaciones en una reunión en Baiji, 200 kilómetros al norte de Bagdad.

publicidad

"Tenemos pruebas procedentes del ministerio del Interieor que muestran que los autores de este asesinato son elementos de este ministerio", declaró el jeque Hamid Faraj al Janabi que assistía a la reunión.

"Secuestraron a Al Janabi y lo condujeron a uno de los locales del ministerio en Jadriya", en el centro oeste de Bagdad, explicó.

Otro jeque, Abdel Karim Qais Al Janabi, dijo "no dudar de la implicación del gobierno iraquí en este asesinato".

"Es una especie de venganza", consideró al apuntar directamente a la Organización Badr, antigua milicia del partido chiíta del Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Irak (CSRII).

Los allegados al abogado, por su parte, advirtieron que iban a "vengarse de los asesinos estén donde estén".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad