publicidad

Primer astronauta musulmán

Primer astronauta musulmán

Rusia lanzó hoy la nave Soyuz TMA-11 con una tripulación de relevo de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Misión complicada

MOSCU - Rusia lanzó hoy al cosmos la nave Soyuz TMA-11 con una tripulación de relevo de la Estación Espacial Internacional (EEI), acompañada por el primer astronauta malasio de religión musulmana.

La nueva tripulación permanente del laboratorio orbital, EEI-16, la integran el ruso Yuri Malenchenko y la estadounidense Peggy Whitson, que permanecerán medio año en la plataforma internacional.

Junto con Malenchenko y Whitson, que ya han trabajado en la EEI, también viajó al espacio el primer astronauta malasio, o "angkasawan", Sheikh Muszaphar Shukor.

En la nave Soyuz, Malenchenko es comandante y Whitson ingeniera de a bordo, mientras en la EEI los papeles se invertirán, pues ella se convertirá en la primera mujer al mando del laboratorio espacial.

El astronauta malasio permanecerá una semana a bordo de la EEI y regresará a la Tierra a bordo de la nave Soyuz TMA-10, actualmente adosada a la plataforma orbital, junto con los integrantes rusos de la anterior tripulación, EEI-15, Oleg Kótov y Fiódor Yurchijin.

Muszaphar, médico de 35 años, realizará en la EEI experimentos elaborados por científicos europeos y malasios, como el estudio del efecto de la microgravedad y la radiación espacial en las células y microbios, así como el posible uso de proteínas como vacuna para el virus VIH, causante del Sida.

publicidad

192 días en el espacio

El lanzamiento se produjo a las 13:22 GMT con ayuda de un cohete portador Soyuz FG desde el cosmódromo de Baikonur, que Rusia alquila a Kazajistán, en Asia Central, informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales ruso (CCVE).

"El despegue transcurrió con normalidad", informó un portavoz del CCVE, quien pocos minutos más tarde precisó que la nave ya se había separado del cohete y se encontraba en órbita, según la agencia Interfax.

Precisó que el vuelo de la Soyuz durará dos días, durante los que dará 34 vueltas a la Tierra, tras lo cual se acoplará al muelle del módulo ruso Zariá de la EEI.

El jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Anatoli Permínov, calificó hoy la misión EEI-16 como "la más complicada en la historia de la Estación Espacial" por el gran volumen de trabajo que la espera en la órbita.

Durante los 192 días que permanecerá en el espacio, la EEI-16 recibirá dos naves de carga rusas Progress, el primer carguero europeo, Julio Verne, y tres transbordadores estadounidenses con nuevos módulos de la estación, uno norteamericano, otro europeo y otro más japonés.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad