publicidad
Miles de manifestantes salieron a las calles de Tunisia para celebrar la caída del gobierno del presidente Zine El Abidine Ben Alí, quien gobernó con mano de hierro durante más de dos décadas.

Presidente de Túnez huyó a Arabia Saudí

Presidente de Túnez huyó a Arabia Saudí

El presidente de Túnez se marchó de manera permanente del país y el titular de la cámara baja del parlamento asumirá las riendas del gobierno de manera temporal, anunció el sábado el titular del Consejo Constitucional.

Miles de manifestantes salieron a las calles de Tunisia para celebrar la...
Miles de manifestantes salieron a las calles de Tunisia para celebrar la caída del gobierno del presidente Zine El Abidine Ben Alí, quien gobernó con mano de hierro durante más de dos décadas.

ONU pide una “salida democrática” para solucionar la crisis

TUNEZ - El presidente de Túnez se marchó de manera permanente del país y el titular de la cámara baja del parlamento asumirá las riendas del gobierno de manera temporal, anunció el sábado el titular del Consejo Constitucional.

Por otra parte, un forense dijo que 42 personas murieron en un incendio acaecido en una prisión costera tunecina.

El presidente del consejo, Fethi Abdennadher, dijo que el mandatario, Zine El Abidine Ben Alí, que gobernó durante más de dos décadas con mano de hierro, huyó a Arabia Saudí y ha dejado el poder para siempre.

El nuevo gobernante interino, Fouad Mebazzaa, tiene 60 días para convocar elecciones.

publicidad

Infierno en una prisión

Tarek Mghirbi, forense de la ciudad balneario de Monastir, dijo que 42 cadáveres fueron traídos a su instalación. Agregó que todas las víctimas murieron a causa de las quemaduras o el humo y que la causa del siniestro en la cárcel no estaba clara.

Fue la segunda vez que el poder ha cambiado de manos en este país del norte de África en las últimas 24 horas.

Grandes manifestaciones callejeras en contra de la corrupción y el desempleo obligaron a Ben Ali a huir al extranjero el viernes tras 23 años de gobierno despótico.

El palacio del rey saudí Abdalá confirmó el sábado que el derrocado presidente y su familia habían aterrizado en el reino, y que fue bien recibido con el deseo de que la "paz y seguridad vuelva al pueblo de Túnez".

Presidente por unas horas

Cuando Ben Alí partió, el primer ministro Mohammed Ghannouchi se hizo cargo del poder brevemente, pero con la posibilidad de que regresara el presidente.

La renuncia de Ben Alí fue una demanda clave en un mes de protestas que barrieron la nación mediterránea, un destino favorito de muchos turistas europeos.

Aunque las protestas fueron mayormente pacíficas, tras la huida de Ben Alí los manifestantes incendiaron la principal estación ferroviaria en la capital tunecina y saquearon los comercios.

Un fotógrafo de The Associated Press vio cómo los soldados intervinieron el sábado para impedir que la turba saqueara un gran supermercado en la zona de Ariana, a 30 kilómetros (20 millas) al norte de la capital. También saquearon los comercios aledaños al bazar principal.

publicidad

Un helicóptero sobrevoló a baja altura la capital, al parecer para localizar incendios o saqueos. Los disparos de fusilería fueron escuchados en repetidas ocasiones al amanecer del sábado.

Capital sitiada

La policía comenzó el sábado por la mañana a aislar el corazón de Túnez capital cerrando el acceso a la avenida central Burguiba, escenario el viernes de una manifestación multitudinaria que desembocó en la salida del país del presidente Zine El Abidine Ben Alí.

El presidente interino, Mohamed Ghanuchi, declaró por la noche en la televisión pública que concedía "prioridad absoluta" al restablecimiento del orden público.

Barreras metálicas impedían el acceso de coches y peatones a la avenida Burguiba.

Este dispositivo de seguridad parece haberse decidido con motivo del estado de excepción decretado el viernes y después de una noche de destrucción y saqueos en varios suburbios de la capital de Túnez.

Turba de saqueadores

El hipermercado Geant, en la salida norte de Túnez, fue saqueado tras haber sido atacado el viernes, constató un periodista de la AFP.

Antes de la puesta en marcha del dispositivo, se veían pocos coches o peatones: sólo algún que otro viajero arrastrando maletas a la salida de los hoteles.

Las primeras señales de vida aparecieron pasadas las 07:00 horas locales (06:00 GMT) con el levantamiento del toque de queda, pero las cafeterías y los comercios no abrieron sus puertas, constataron periodistas de la AFP.

publicidad

Reinó la confusión sobre la hora del levantamiento del toque de queda, que según la agencia oficial TAP debía ser a las 06:00 horas locales (05:00 GMT) y según la televisión pública una hora más tarde.

Miedo e incertidumbre

Algunos barrios de los suburbios de la capital tunecina vivieron una noche angustiosa debido a saqueos cometidos por bandas de encapuchados, según testigos atemorizados citados por televisiones locales.

Se pidió al ejército, a cargo de la protección de los edificios públicos en el marco del estado de excepción decretado el sábado, que intervenga contra estas bandas.

Helicópteros del ejército sobrevolaron la ciudad, donde se multiplican las especulaciones sobre la identidad de los responsables de los actos violentos.

Algunos habitantes echan la culpa a milicianos allegados al presidente Zine El Abidine Ben Alí, quien huyó del país, y otros a presos evadidos de centros penitenciarios. No faltan tampoco aquellos que acusan a la policía.

Interrogado por la cadena Al Jazira de Qatar sobre la identidad de las bandas de saqueadores, que también actuaron en ciudades de provincias, el presidente interino dijo que "todo es posible".

ONU pide "salida democrática"

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon, la tarde del viernes una "salida democrática" a la crisis en Túnez tras la huída del país del presidente Zine El Abidine Ben Alí, derrocado tras 23 años en el poder.

publicidad

"El secretario general pide que se respete plenamente la libertad de expresión y asociación, e insta a todas las partes interesadas a tratar de resolver los problemas de manera pacífica y legal con el objetivo de abordar los agravios, así como de trabajar hacia una salida democrática que responda a las aspiraciones del pueblo tunecino", indicó un comunicado de la ONU.

Ban "sigue de cerca los acontecimientos en Túnez y seguirá haciéndolo", agregó

En una conferencia de prensa más temprano, Ban lamentó la pérdida de vidas y llamó a la "moderación en el uso de la fuerza y el pleno respeto de la libertad de expresión y asociación".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad