publicidad

Pidieron renuncia de Olmert en Israel

Pidieron renuncia de Olmert en Israel

El ministro de Defensa y principal socio del Gobierno israelí, Ehud Barak, pidió hoy al primer ministro que deje su cargo.

"No creo que el primer ministro pueda acometer sus funciones

mientras pesan sobre él las actuales sospechas", dijo Barak en rueda

de prensa en alusión a la investigación que se lleva a cabo contra

Olmert por un caso de corrupción.El titular de Defensa, líder del partido laborista, dijo que

"Olmert tiene que desconectarse de la dirección diaria del Gobierno"

al entender que, en esas circunstancias, no puede hacer frente a los

actuales retos que Israel tiene por delante.Barak mencionó los procesos de paz con Siria y los palestinos, la

lucha contra el movimiento islámico Hamás, la negociación para un

canje de prisioneros con Hizbulá y la amenaza de Irán.El ministro de Defensa dejó a elección al jefe del ejecutivo el

método para apartarse de las gestiones de gobierno."No importa de qué forma lo haga: exención, vacaciones, dimisión

... no seremos nosotros los que le digamos cómo hacerlo", dijo.Contra las cuerdas"Por el bien del Estado y las normas de Gobierno, el primer

ministro tiene que apartarse de sus funciones", insistió.Barak hizo estas declaraciones en una breve comparecencia ante

los periodistas en la Kneset (parlamento), tras mantener un

encuentro de carácter privado de más de una hora con Olmert en la

oficina del primer ministro en Jerusalén.La intervención de Barak se produce un día después de que el

publicidad

empresario estadounidense Morris Talansky, principal testigo en una

investigación de Olmert por corrupción, prestara testimonio y

reconociera haber entregado al primer ministro israelí hasta $150 mil, en su mayor parte, en sobres de efectivo.Según Talansky, parte del dinero fueron donaciones "legales" para

las campañas electorales de Olmert, y el resto lo entregó en

concepto de préstamo para gastos personales como vacaciones

familiares, hoteles de cinco estrellas y billetes de avión en

primera clase, una deuda que el primer ministro no ha saldado.Liderado por Barak, el partido laborista es un pilar fundamental

de la actual coalición de gobierno, y la retirada de su apoyo al

primer ministro haría imposible la continuidad de Olmert al frente

del ejecutivo.

El 70 por ciento de los israelíes no cree al primer ministro, Ehud Olmert, inmerso en un escándalo de corrupción y acosado por peticiones de cese por parte de la oposición y de sus socios de Gobierno.Más de dos tercios de la población de Israel no creen que su primer ministro esté diciendo la verdad en la investigación a la que está sometido por la Fiscalía por haber recibido dinero de un empresario estadounidense, según una encuesta difundida hoy por el diario "Haaretz".El sondeo fue realizado tras las declaraciones ayer del principal testigo en el caso, el empresario Morris Talansky, que admitió haber entregado a Olmert hasta $150 mil en los últimos años, en su mayoría en sobres con dinero en efectivo.El primer ministro ha reconocido que recibió dinero de Talansky, aunque aseguró que fueron donaciones legales destinadas exclusivamente a financiar sus campañas electorales, algo que no creen ni siquiera muchos de sus propios votantes.Según la encuesta, un 51 por ciento de los israelíes que en las pasadas elecciones votaron a Kadima, el partido que dirige Olmert, no creen en su inocencia y están convencidos de que el dinero no se empleó sólo con fines electorales.Los problemas del primer ministro no se limitan a la opinión pública, ya que hoy se han multiplicado las peticiones para su dimisión y la convocatoria de nuevas elecciones.Su principal socio de Gobierno, el ministro de Defensa y líder del partido laborista, Ehud Barak, le pidió hoy que abandone el cargo, aunque sea de forma temporal, bajo amenaza de hacer lo posible para que se convoquen elecciones anticipadas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad