publicidad

Para que Ucrania no se fragmente

Para que Ucrania no se fragmente

El momento es inadecuado, pero la decisión del presidente ucraniano es consecuente, opina Bernd Johann.

¿Cuánta carga puede soportar un Estado antes de que se fragmente? En Ucrania, actualmente, se está cuestionando casi todo lo que hace que un país funcione. Ucrania está muy dividida interiormente y amenazada militarmente desde el exterior. Primero, Rusia se anexionó Crimea. Y entonces, con la provocación de una guerra por parte de grupos radicales con apoyo de Rusia, se puso en peligro la integridad territorial del país. Ucrania lucha contra ello, porque tiene derecho a la legítima defensa. El enfrentamiento amenaza con dividir al país.

En esta situación, debe de haber elecciones. Después se tiene que formar un nuevo Gobierno . Así lo ha dispuesto Petro Poroshenko. A primera vista, parece muy arriesgado. El presidente ucraniano pareció dudar un poco, a sabiendas de que las elecciones son una tarea difícil en un momento tan complicado. Pero se trata de una decisión necesaria y coherente, en línea con las reformas democráticas y económicas en la dirección de Europa.

publicidad

El Parlamento bloqueó las reformas

Hace un mes que fracasó el gobierno del primer ministro Arseni Yatseniuk, porque tenía poco apoyo del Parlamento y porque nunca se sostuvo en una coalición real. Tras el final del autoritario y corrupto régimen de Viktor Yanukovich en febrero, se puso en marcha un gobierno de transición, para que Ucrania no se hundiera en el caos. El primer ministro Yatseniuk y su gabinete han cumplido bien esta tarea en términos generales. Sin embargo, el Parlamento ha sido y sigue siendo el obstáculo.

Ya después del cambio de poder era evidente que tenía que haber nuevas elecciones. Poroshenko fue elegido presidente en mayo con una mayoría convincente. Pero en el Parlamento no había ninguna novedad democrática. Allí seguían sentados aquellos que habían contribuido a sumir al país en semejante crisis. Hasta la fecha no se han puesto en marcha importantes leyes reformistas, porque algunos políticos antidemocráticos y corruptos bloquean el cambio político.

Un nuevo comienzo es necesario

Incluso la renuncia de Yatseniuk en julio, como protesta por el secuestro de importantes leyes reformistas, era un grito de auxilio. Las siguientes renuncias del ministro de Asuntos Económicos y el encargado de Anticorrupción muestran la necesidad y urgencia de actuar. Poroshenko procede con decisión y correctamente cuando convoca elecciones para el 26 de octubre. El país necesita un Parlamento que funcione y elegido democráticamente.

publicidad

Para lo que no hay respuesta es para la cuestión de cómo deben organizarse las elecciones parlamentarias en el este de Ucrania, porque sólo una parte de la zona está bajo el control de Kiev. La legislación electoral también debe revisarse. Y no se sabe si las nuevas elecciones fortalecerán realmente el campo de las reformas.

Pero Ucrania no tiene otra alternativa. Deben seguir el difícil camino de empezar de nuevo. Y esto sólo es posible con el consentimiento de los ciudadanos de ese país. Por eso deben decidir los votantes. También para que no se fragmente el país por la creciente presión de los acontecimientos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad