publicidad

Papa Francisco cumple cien días de pontificado

Papa Francisco cumple cien días de pontificado

Francisco cumple sus primeros cien días como papa, periodo que ha sido suficiente para ganarse el cariño de los fieles.

Grandes expectativas puestas en el Papa

Francisco cumple sus primeros cien días como Papa, periodo que ha sido suficiente para ganarse el cariño de los fieles, que ven en él un pontífice humilde y cercano a los pobres y más débiles, entre cuyos retos está la reforma de la Curia Romana.

¿Cómo calificarías los primeros cien días del Papa Francisco como sumo pontífice?

En especial, América Latina tiene expectativas sobre la capacidad de intervención del papa en sus problemas, según un estudio publicado en la víspera de que el argentino Jorge Mario Bergoglio cumpla cien días de pontificado, según informa la agencia de noticias Efe.

El mensaje de preocupación social del Papa Francisco está teniendo un amplio eco en toda América Latina, donde se concentra el 40 por ciento de católicos del mundo, y "le convierte en un referente para la resolución de los problemas", considera el informe del Instituto de Prospectiva Internacional, IPI.

En estos momentos, agrega, el papa Francisco es una "autoridad" latinoamericana a nivel internacional, a cuya figura "ha conseguido imprimirle un sello social a favor de los más desfavorecidos", que la ha engrandecido "como referente de toda la Iglesia y especialmente en Latinoamérica".

Las expectativas sobre la potencialidad del Papa para ayudar a solucionar los problemas son más amplias entre los partidos opositores de la región, seguidos "muy de cerca" por la ciudadanía, de acuerdo al informe.

publicidad

Su influencia entre los presidentes latinos

Desde que Jorge Mario Bergoglio asumió el papado, hubo nueve presidentes latinoamericanos que externaron su  "intensa fe" en la capacidad de influencia del Pontífice en la resolución de los asuntos nacionales, en cuya posición prima más la catolicidad del país que sus ideologías políticas propias, señala.

También hay otro grupo de presidentes, los de Bolivia, Chile, México, Uruguay y Venezuela, que, según el informe, son "más tibios" en sus expectativas respecto a la capacidad del Papa para intervenir en sus asuntos.

Frente a ellos, los mandatarios de Argentina, Brasil y Cuba "no tienen o no quieren ninguna intervención" papal, precisa.

El IPI aclara que "en cada uno de estos tres países las razones de ese distanciamiento son propias y distintas, no hay ningún alineamiento".

La clase empresarial se muestra "menos esperanzada" en que el papa Francisco pueda intervenir en la solución de los problemas en su país, agrega el estudio, señala Efe.

Los medios de comunicación latinoamericanos también tienen una actitud "tibia" sobre la figura del Papa, aunque están más esperanzados en su papel los de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú y Venezuela.

El primer líder jesuita

publicidad

El pasado 13 de marzo, en el segundo cónclave del tercer milenio fue elegido sucesor de Benedicto XVI el argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, un jesuita con corazón franciscano, que nada más presentarse a los fieles mostró al mundo que quiere ser un papa "al servicio de los demás" y que sueña con una iglesia "pobre y para los pobres".

Lo primero que ha hecho es desprenderse de oropeles. Calza zapatos negros y no los rojos papales, no duda en besar y abrazar a quienes se le acercan y se aloja en una residencia del Vaticano junto con obispos y sacerdotes y no en el palacio apostólico.

Francisco quita importancia y dice que el apartamento papal no es tan lujoso y que él vive en la residencia de Santa Marta porque necesita estar entre la gente, "porque no puedo estar solo".

Pero también reconoce que tiene en cuenta los tiempos que vive el mundo, "en los que se habla de tanta pobreza".

Las frases más destacadas en sus primeros 100 días

Así, las reflexiones y frases de Jorge Mario Bergoglio, han dado la vuelta al mundo, en los pocos días que lleva de mandato.

De acuerdo con la agencia AFP, en su primer encuentro con los periodista, el 16 de marzo,  aseguró “¡cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!”. Al día siguiente, en su primera audiencia pública dijo que recoge el “testigo” de las manos de su antecesor, Benedicto XVI, y señaló que la Semana Santa significa “salir de nosotros mismos para ir a la periferia al encuentro de los más alejados, los olvidados y quienes necesitan comprensión, consuelo y ayuda”.

publicidad

Asimismo, el 3 de abril destacó el importante papel de las mujeres para transmitir la fe, porque “son impulsadas por el amor y saben recibir este anuncio con fe- creen e inmediatamente lo transmiten, no se lo guardan para sí. La alegría de saber que Jesús está vivo, la esperanza que llena sus corazones no se puede contener. Esto debería suceder también en nuestra vida”.

Por su parte, el 17 de abril dijo que la Iglesia no puede hacer de “niñera” de los cristianos, que éstos tienen que descubrir la responsabilidad de lo que significa ser bautizados y tienen que anunciar el Evangelio con valentía, “incluso sin seguridad y entre persecuciones”.

Fue el cinco de mayo cuando pidió “claridad y valentía” para combatir los abusos contra los niños. Y ese mismo día, respecto a la situación en Siria dijo- “Que callen las armas. Frente a la continuación de la violencia y los atropellos renuevo con fuerza mi llamamiento a la paz en Siria”.

Y apenas el pasado 17 de junio, durante su encuentro con el presidente venezolano, Maduro, el pontífice dijo “rece por mí… ¡Pero rece a favor, no en contra eh”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad