publicidad

Papa condenó abusos sexuales

Papa condenó abusos sexuales

Benedicto XVI dijo que la Iglesia evitará que se repita este problema entre sacerdotes e indagará los ya cometidos.

Indagarán abusos

ROMA - El papa Benedicto XVI habló hoy, durante su viaje en avión a Sydney, del problema de los sacerdotes implicados en casos de abusos sexuales, asunto sobre el que se ha abierto estos días una polémica en Australia.

Benedicto XVI emprendió hoy su noveno viaje pastoral internacional y el más largo hasta ahora realizado, desde Roma a Sydney, donde presidirá desde el jueves la XXIII Jornada Mundial de la Juventud.

El Papa señaló durante el viaje que ser un sacerdote auténtico es incompatible con los abusos sexuales, porque los sacerdotes están al servicio de Dios.

Además, reiteró que el compromiso de la Iglesia con la formación del clero, dirigido a evitar que se repita ese problema, y con las víctimas y sus familiares.

En Australia se abierto la polémica por el caso de un sacerdote acusado de abusos sexuales cometidos hace 25 años y la Iglesia Católica de ese país señaló ayer que una comisión independiente investigará lo sucedido, tras unas conversaciones telefónicas difundidas esta semana por la televisión.

Las últimas revelaciones de la televisión australiana sugieren que el cardenal George Pell, tenía conocimiento de que el párroco también había abusado de una joven de 16 años.

El grupo Broken Rites (ritos rotos), una asociación australiana que ayuda a las víctimas de abusos sexuales de la Iglesia Católica, pedirá al Papa que ofrezca una disculpa personal a los jóvenes molestados.

publicidad

El problema de los abusos sexuales por parte de miembros del clero ya fue abordado por Benedicto XVI durante su viaje a Estados Unidos el pasado abril, cuando señaló que el escándalo de pederastia causado por sacerdotes católicos de ese país fue una vergüenza que no se debía repetir.

El Papa también se refirió, por otra parte, a los riesgos que plantea el cambio climático, tema del que hablará durante su encuentro con los jóvenes en Sydney y de la responsabilidad de los hombres con la tierra.

Rumbo a jornada de la juventud

En cuanto a la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, Benedicto XVI destacó que iba a Australia con sentimientos de gran alegría y que tenía bonitos recuerdos de la anterior, celebrada en la ciudad alemana de Colonia, de la que dijo que fue una gran fiesta de la fe.

Durante el rezo del Ángelus, el pasado domingo en su residencia de verano de Castel Gandolfo, el Papa invitó a toda la Iglesia a sentirse partícipe de la Jornada Mundial de la Juventud, de la que dijo que era una nueva etapa del gran peregrinaje juvenil a través del mundo, iniciado en 1985 por su antecesor, Juan Pablo II.

El avión del Papa despegó hoy desde el aeropuerto romano de Fiumicino a las 08.30 GMT con destino a Sydney, la mayor ciudad de Australia, a la que tiene previsto llegar a las 07.00 GMT, tras hacer una escala en la ciudad australiana de Darwin para repostar.

publicidad

Este es el noveno viaje internacional del Papa, de 81 años, y el más largo hasta ahora realizado, ya que la distancia aérea entre Roma y Sydney es de 10,200 millas y el vuelo durará 21 horas.

Nada más llegar a Sydney, Benedicto XVI se trasladará a una residencia del Opus Dei llamada "Centro Kenthurst", a unas 25 millas de la ciudad, donde descansará hasta el jueves.

Los momentos más importante de esta XXIII Jornada tendrán lugar el viernes 18, cuando siga desde la catedral de Sydney el Vía Crucis preparado por miles de jóvenes; el sábado 19, cuando se reúna en una vigilia con los miles de muchachos, y el domingo 20, cuando oficie la misa solemne con la que concluirá el encuentro.

A la Jornada asistirán, según los organizadores, unas 250 mil personas, de las que la mitad son jóvenes de 77 países.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad