publicidad
Un párroco italiano acusó a las mujeres de ser en parte culpables de la violencia machista por provocadoras.

Padre italiano que acusó a las mujeres de provocadoras no deja su cargo

Padre italiano que acusó a las mujeres de provocadoras no deja su cargo

Párroco italiano que acusó a las mujeres de ser en parte culpables de la violencia machista por provocadoras, desmintió que vaya a colgar los hábitos.

Un párroco italiano acusó a las mujeres de ser en parte culpables de la...
Un párroco italiano acusó a las mujeres de ser en parte culpables de la violencia machista por provocadoras.

Roma - El párroco italiano Piero Corsi, que desató una fuerte polémica en el país al acusar a las mujeres de ser en parte culpables de la violencia machista por provocadoras, desmintió que vaya a colgar los hábitos en declaraciones a varios medios de comunicación italianos.

Don Piero Corsi, cura de San Terenzo en la costa de Liguria (noroeste de Italia), colgó en la puerta de la iglesia parroquial el día de Navidad una octavilla en la que podía leerse: "Las mujeres, que provocan con su ropa ceñida, que se alejan de la vida virtuosa y de la familia, provocan los instintos y deben realizar un examen de conciencia, preguntándose: ¿es posible que lo busquemos?".

Este texto causó indignación en la parroquia y en toda Italia, donde el balance de mujeres asesinadas (118 según un recuento de la prensa) fue especialmente elevado en 2012.

publicidad

Luego de la polémica se dijo que el sacerdote había dimitido de su cargo, y que había redactado una carta donde decía que se sentía "indigno", y donde presentó sus excusas "más sinceras no solo a todas las mujeres ofendidas por mi texto, sino también a todos aquellos que se sienten ofendidos por mis palabras", decía la carta.

Carta de renuncia es falsa

Sin embargo, Corsi aseguró que la carta que habían recibido algunas agencias y medios italianos en la que pedía perdón por sus palabras y aseguraba que abandonaba el sacerdocio "es falsa".

También el portavoz del obispo de La Spezia, la provincia a la que pertenece la parroquia de Corsi, explicó que "no colgará los hábitos sino que se tomará algunos días de vacaciones después del estrés que ha sufrido".

Corsi, párroco en Lerici, localidad del noreste de Italia, había colgado en el portón de la iglesia una nota titulada "Mujeres y Violencia de genero", en la que señalaba que muchas veces "una prensa fanática y desviada" echa la culpa de todo al hombre.

El párroco afirmaba que el problema de la violencia machista se debía a que las mujeres "cada vez más, provocan, se vuelven arrogantes y se creen autosuficientes y acaban por exasperar las tensiones".

El sacerdote agregaba: "¡Cuántas veces vemos a muchachas y señoras maduras caminar por la calle con vestidos provocadores y ceñidos!,¡Cuántas traiciones se consuman en los lugares de trabajo, en los gimnasios y los cines! Podrían evitarse, ya que desatan los peores instintos y después se llega a la violencia o al abuso sexual".

publicidad

Estas afirmaciones han causado la indignación entre las asociaciones de mujeres que pidieron la intervención tanto de la Iglesia católica y de las instituciones políticas italianas.

Según los últimos datos, en 2012 han sido asesinadas más de 100 mujeres a manos de hombres y de estos, el 70 % son cometidos por familiares.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad