publicidad

Oposición iraní vuelve a las calles a protestar contra el presidente Ahmadinejad

Oposición iraní vuelve a las calles a protestar contra el presidente Ahmadinejad

Miles de partidarios del candidato derrotado Mir Hosein Musavi protestan contra el presidente Mahmud Ahmadinejad.

Cuatro días de marchas

TEHERAN - Miles de partidarios del candidato derrotado Mir Hosein Musavi comenzaron el jueves una nueva manifestación en Irán, para recordar a los muertos en las protestas contra la reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad, informaron testigos a la AFP.

"Que la paz sea con Mahoma y su familia", coreaba la procesión en el sur de Teherán, a la cual deberá unirse el propio Musavi, añadieron los testigos, en medio de una tensión desbordante generada por el resultado de las elecciones presidenciales.El líder opositor iraní Mir Hossein Mousavi convocó a sus simpatizantes a salir a las calles de Teherán en el cuarto día de protestas por la cuestionada elección presidencial y les pidió que se vistieran de negro en señal de duelo por los muertos en violentos enfrentamientos esta semana.

La convocatoria a los opositores del presidente Mahmud Ahmadinejad para una nueva marcha fue un desafío abierto al líder supremo del país, ayatolá Alí Jamenei, quien ha pedido a la nación que se una en apoyo al Estado islámico.

Mousavi y sus simpatizantes dicen que la elección del viernes pasado fue fraudulenta y que él fue el auténtico ganador. Los disturbios comenzaron luego de que la comisión electoral anunció que Ahmadinejad había sido reelegido con una gran ventaja. Siete manifestantes murieron el lunes por disparos de una milicia partidaria del régimen y son las primeras muertes confirmadas en forma oficial durante esta crisis.

publicidad

La protesta del jueves marcaría el cuarto día consecutivo de marchas masivas en Teherán, incluyendo centenares de miles de personas el lunes en una enorme procesión que hizo recordar los días de la Revolución Islámica de 1979. El portal de Mousavi en la internet dijo que éste podría sumarse a la protesta del jueves en el centro de Teherán.

Marcha silenciosa

El miércoles, miles de personas marcharon en silencio por una calle principal de la capital, mientras sostenían carteles de Mousavi y hacían la señal de la victoria con sus dedos, según mostraron videos grabados por asistentes.

Las autoridades han arrestado a posibles disidentes y tratado de restringir aún más los portales de la internet y otras redes usadas por los Mousavi partidarios de Mousavi para compartir información y enviar al exterior detalles de la crisis en Irán luego que se prohibiese a los periodistas extranjeros que reportasen.

El jueves, el portal de Mousavi dijo que tanto éste como el ex presidente reformista Mohammad Jatami enviaron una carta conjunta al jefe del sistema judicial iraní, ayatolá Mahmud Hashemi Shahroudi, pidiéndole que tome medidas para impedir la violencia policial contra los manifestantes y ayude a excarcelar a los manifestantes detenidos.

Las protestas callejeras representan una grave amenaza a la compleja combinación de democracia y autoridad religiosa instaurada por la revolución islámica de 1979.

publicidad

Si la furia de los manifestantes apuntara a la teocracia no elegida, el enfrentamiento cambiaría de dirección. Su eje ya no sería el resultado de las elecciones del 12 de junio sino la premisa medular del sistema iraní: la autoridad casi ilimitada de la jerarquía religiosa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad