publicidad
El presidente egipcio, Hosni Mubarak, enfrentaba el lunes nuevas presiones para dejar inmediatamente el poder.

Oposición egipcia insiste en que Mubarak se vaya ya pese a inicio de diálogo

Oposición egipcia insiste en que Mubarak se vaya ya pese a inicio de diálogo

Oposición egipcia insiste en que Mubarak se vaya ya pese a inicio de diálogo

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, enfrentaba el lunes nuevas presion...
El presidente egipcio, Hosni Mubarak, enfrentaba el lunes nuevas presiones para dejar inmediatamente el poder.

No cesan las protestas

EL CAIRO - El presidente egipcio, Hosni Mubarak, enfrentaba el lunes nuevas presiones para dejar inmediatamente el poder, ante la respuesta de la oposición que consideró insuficientes sus propuestas para negociar una salida que le permita permanecer en el cargo hasta septiembre.

Los manifestantes bloquearon por la mañana el acceso a un edificio gubernamental aledaño a la plaza Tahrir, ocupada desde hace catorce días por miles de personas que reclaman que Mubarak se vaya ya.

Los manifestantes dijeron que habían adoptado esa medida tras haber detenido a un individuo que se proponía incendiar el imponente edificio, denominado Mugama, con la intención de desacreditar al movimiento contestatario.

Los grupos de jóvenes que lanzaron la sublevación formaron el domingo una coalición y aseguraron que no levantarán la ocupación de la plaza hasta conseguir ese objetivo.

publicidad

El Cairo, una megalópolis de 20 millones de habitantes, retomaba sin embargo paulatinamente cierto aspecto de normalidad, con la reapertura de muchos comercios y bancos y el restablecimiento de la circulación en los puentes y las carreteras.

Mutación política

El presidente estadounidense, Barack Obama, destacó el domingo que Egipto estaba viviendo una mutación política y abogó por la instauración de un "gobierno representativo" en el país árabe, aunque se abstuvo de pedir la partida inmediata de Mubarak, un aliado de larga data de Washington.

"Sólo él sabe lo que va a hacer (...). No va a buscar la reelección. Su período termina este año", dijo Obama al ser interrogado por la televisión Fox acerca de las intenciones del mandatario del país árabe.

Mubarak prometió la semana pasada que no volvería a presentarse a un nuevo mandato en las elecciones de septiembre próximo, pero se negó a dejar el cargo de inmediato, alegando que el país podría sumirse en el "caos".

El vicepresidente egipcio, Omar Suleimán, nombrado en ese cargo en los primeros días de la crisis, recibió el domingo a representantes de diversos grupos opositores, incluyendo al movimiento islamista de los Hermanos Musulmanes, aunque esos contactos no consiguieron desempantanar la situación.

Tras el encuentro, los participantes acordaron llevar a cabo "una transición pacífica del poder basada en la Constitución", anunció el portavoz del gobierno Magdi Radi.

publicidad

Pero los Hermanos Musulmanes anunciaron que las reformas propuestas por el régimen eran insuficientes.

Rebelión de muerte

Una persona que participó en el diálogo entre oposición y gobierno dijo a la AFP que todas las reivindicaciones de la oposición no fueron aceptadas, principalmente la que pedía que los responsables de la violencia del miércoles y del jueves fuesen llevados ante los tribunales.

"Todos los participantes en la reunión observaron un minuto de silencio en memoria de los mártires durante las manifestaciones", informó por su parte la agencia oficial Mena.

Cerca de 300 personas murieron desde el inicio de la rebelión egipcia, según cifras de la ONU.

En el diálogo participan, además de representantes de los Hermanos Musulmanes, el partido Wafd (liberal) y el Tagamu (izquierda), miembros de un comité de los grupos prodemocracia que lanzaron el movimiento de protesta que exige la salida de Mubarak, así como figuras políticas independientes y empresarios.

Con su participación, los Hermanos Musulmanes toman distancias con Irán, que exhortó al establecimiento de un régimen islámico en Egipto.

ElBaradei fuera de diálogos

Quien no fue invitado al diálogo fue Mohamed ElBaradei, Premio Nobel de la Paz y figura de la oposición.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, expresó su apoyo a la participación de los Hermanos Musulmanes en las conversaciones políticas.

publicidad

"Hoy (domingo) hemos sabido que los Hermanos Musulmanes decidieron participar (en las conversaciones), lo que indica que al menos están implicados en el diálogo que nosotros hemos estimulado", dijo Clinton a la estadounidense National Public Radio (NPR), desde Alemania.

En Rafah, fronteriza con el territorio palestino de Gaza, hombres armados no identificados lanzaron el lunes de mañana cuatro cohetes contra un cuartel de la policía, situada en la frontera de Gaza, dejando un herido, indicó una fuente de la seguridad.

Varios ataques con cohetes contra edificios oficiales en esta región fueron perpetrados durante las últimas semanas. El sábado, desconocidos atacaron con explosivos un gasoducto que aprovisiona a Jordania, obligando a las autoridades a cortar provisoriamente el abastecimiento en dos conductos, uno de los cuales lleva gas a Israel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad