publicidad
El alto comisionado advirtió que están aumentando muy rápido los costes que supone asistir a los más de 42 millones de víctimas de desplazamiento.

ONU rindió homenaje a los 35 compañeros asesinados en 2011

ONU rindió homenaje a los 35 compañeros asesinados en 2011

El personal de la ONU rindió un tributo a los 35 compañeros que fueron asesinados el año pasado en el ejercicio de sus funciones en todo el mundo.

El alto comisionado advirtió que están aumentando muy rápido los costes...
El alto comisionado advirtió que están aumentando muy rápido los costes que supone asistir a los más de 42 millones de víctimas de desplazamiento.

El número de víctimas duplicó a las de 2010

El personal de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) rindió este martes un tributo a los 35 compañeros que fueron asesinados el año pasado en el ejercicio de sus funciones en todo el mundo, lo que supone más del doble de los 15 que fallecieron en 2010.

"Ya basta. Cada vida que se pierde es una pérdida innecesaria", afirmó la presidenta del sindicato de trabajadores de la ONU, Barbara Tavora-Jainchill, quien abogó por seguir reforzando la seguridad de los empleados del organismo internacional.

Según el sindicato, el año pasado fueron asesinados 35 empleados de Naciones Unidas, incluidos 25 civiles, 9 'cascos azules' y un oficial militar, lo que demuestra que son un objetivo prioritario de los terroristas y grupos insurgentes.

publicidad

"Tienen que tomarse más en serio la seguridad del personal de la ONU y sus instalaciones", añadió Tavora-Jainchill, quien pidió más fondos y dijo que las decisiones sobre la seguridad deben tomarse al margen de cualquier consideración política o económica.

Coche bomba mató a 13 empleados

Los tres peores ataques contra el personal de la ONU el año pasado tuvieron lugar en Afganistán y Nigeria, dos países donde el organismo internacional cuenta en la actualidad con una presencia significativa.

El 1 de abril, tres empleados del organismo y cuatro agentes de seguridad murieron en un ataque contra la Oficina de la ONU en Mazar i Sharif (Afganistán) durante las violentas protestas por la quema de un ejemplar del Corán en EU semanas antes.

En ese mismo país, fallecieron tres agentes de seguridad afganos de la organización internacional durante un ataque de un comando talibán en la ciudad de Kandahar contra las oficinas del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Otros 13 empleados de la ONU perdieron también la vida el pasado 26 de agosto tras el ataque con coche bomba contra un edificio de la ONU en la capital de Nigeria, Abuja, en el que murieron 24 personas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad