publicidad

ONU recuerda y exige respeto a los inmigrantes en todo el mundo

ONU recuerda y exige respeto a los inmigrantes en todo el mundo

La ONU recordó que los inmigrantes deben gozar del mismo derecho a la dignidad y a la justicia que el resto de ciudadanos.

Derecho a la justicia

GINEBRA - La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, recordó el jueves, en el Día de la Emigración, que los inmigrantes deben gozar del mismo derecho a la dignidad y a la justicia que el resto de ciudadanos.

"Sesenta años después de la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la noción de que los inmigrantes disfrutan de los mismos derechos humanos que los nacionales aún no es aceptada por una vasta mayoría de Estados", reza el comunicado de Pillay.

"Todos los inmigrantes tienen el mismo derecho a la igualdad y a la justicia, como cualquier otra persona", agregó.

Pillay recordó que la Convención Internacional para la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Inmigrantes y los miembros de su familia entró en vigor 13 años después de ser promulgada a causa de la lentitud y la desidia de los Estados para ratificarla.

No todos ratificaron

A fecha de hoy, sólo 40 Estados la han ratificado.

"Y la Convención hunde sus raíces en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo principal principio es que todos los hombres y las mujeres son iguales y no pueden ser tratados de forma distinta en función de su nacionalidad o su país de origen", agregó la Alta Comisionada.

Pillay señaló que los inmigrantes siguen siendo discriminados en casi todas las sociedades, son explotados laboralmente y se les paga menos salario que a los nacionales a igual trabajo.

publicidad

Explotados y abusados

"A los inmigrantes se les niega constantemente sus derechos a la seguridad social y la vivienda, y son excluidos de muchas oportunidades. Parece que los Estados, a pesar de que dependen de su trabajo para una gran cantidad de servicios, todavía tratan a los inmigrantes como seres humanos de segunda clase", agregó Pillay.

La Alta Comisionada lamentó, asimismo, que exista una creciente criminalización de la inmigración irregular, y que la colaboración interestatal haya provocado, en muchos casos, la violación de los derechos humanos de esas personas, incluyendo el retorno forzado a unos países donde pueden ser perseguidos.

Finalmente, Pillay pidió a los Estados que eviten que las presiones de la crisis económica incrementen las acciones de racismo y explotación de los inmigrantes.

Los más vulnerables

Por su parte, el director del Comité sobre Trabajadores Inmigrantes de la ONU, Abdelhamid El Jamri, y relator especial de la ONU sobre los Inmigrantes, Jorge Bustamante, quisieron llamar la atención sobre la situación de los menores inmigrantes.

"Estamos particularmente preocupados por la situación de los menores que migran solos sin la compañía de un adulto. Estos niños corren el riesgo de convertirse en víctimas del tráfico de órganos o de personas, o de la explotación sexual o laboral".

publicidad

Asimismo, El Jamri y Bustamante, destacaron que los hijos de inmigrantes, sin perjuicio del estatus de sus padres, tienen el derecho a la educación, a atención médica y a igual tratamiento que los nacionales.

Y recordaron que la familia es el mejor lugar para la educación de un menor, por lo que pidieron a los Estados que "consideren de forma positiva y humana las peticiones de reagrupación familiar".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad