publicidad
Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional de Palestina.

ONU aprueba reconocer a Palestina como Estado observador

ONU aprueba reconocer a Palestina como Estado observador

La Asamblea General de la ONU aprobó por mayoría absoluta una resolución que reconoce a Palestina como un Estado observador.

Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional de Palestina.
Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional de Palestina.

El cuarto intento

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el jueves por mayoría absoluta una resolución que reconoce a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como un Estado observador no miembro.

En una votación directa en el pleno de la Asamblea General, la resolución impulsada por el líder palestino, Mahmud Abás, contó con 138 votos a favor, 9 en contra y 41 abstenciones.

¿Qué opinas de esta votación de la ONU? Participa en nuestros Foros.

La votación se dio con el apoyo anunciado de una importante mayoría de países europeos y latinoamericanos, y la oposición de Israel y Estados Unidos.

Este fue el cuarto intento de las autoridades palestinas por lograr un mayor respaldo internacional desde que Naciones Unidas reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino, en 1974.

publicidad

El último intento fue en septiembre del año pasado, cuando la petición palestina para que la ONU le reconociera como Estado miembro de pleno derecho fue bloqueada en el Consejo de Seguridad por Estados Unidos.

El discurso de Abbas

Previo a la votación, el líder palestino Mahmoud Abbas afirmó ante la Asamblea General de la ONU que Palestina "cree en la paz" y la comunidad internacional está ante "la última oportunidad" para la solución de los dos estados.

"Palestina viene hoy ante la Asamblea General porque cree en la paz y porque su pueblo, como se ha probado en los últimos días, la necesita desesperadamente", dijo Abbas en su discurso para pedir el voto favorable a la resolución que propone reconocer a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como Estado observador de la ONU.

Abbas, que fue recibido con una gran ovación por la gran mayoría de los miembros de la Asamblea General, buena parte de ellos puestos en pie, dijo que el voto supone "una obligación moral" y que la ventana de oportunidad para la paz "se está reduciendo y el tiempo se agota rápidamente".

Aseguró que no vino a la ONU para buscar la deslegitimación del Estado de Israel, "sino para afirmar la legitimidad de un Estado "que debe ahora lograr su independencia, y que es Palestina".

"No hemos venido para añadir más complicaciones al proceso de paz, al que las políticas de Israel han puesto en la unidad de cuidados intensivos", añadió.

publicidad

Por ello, Abbas lamentó "el incesante flujo de amenazas de Israel en respuesta a nuestra iniciativa pacífica, política y diplomática" para ser un Estado observador no miembro de la ONU.

También lamentó que "no hemos oído una sola palabra de ningún responsable israelí expresando alguna preocupación sincera por salvar el proceso de paz".

Al contrario, continuó, ha habido "una intensificación sin precedentes" de los ataques militares, los bloqueos, los asentamientos -especialmente en Jerusalén este-, y los ataques por parte de los colonos israelíes.

Abbas recalcó su convencimiento de que "la comunidad internacional está ahora ante la última oportunidad de salvar la solución de dos estados".

El líder palestino recordó que la Asamblea General aprobó hace 65 años la resolución que dividió el territorio entonces llamado Palestina y dio origen a Israel.

Y "sesenta y cinco años después, en el mismo día", la Asamblea General "está ante una obligación moral" para "salvar las probabilidades de paz".

Mahmoud Abbas reafirmó que Palestina "siempre se adherirá y respetará la Carta y las resoluciones de las Naciones Unidas y el derecho humanitario internacional".

Finalmente, recordó en varias ocasiones la reciente ofensiva militar israelí en Gaza, respondida por el lanzamiento de cohetes desde la franja hacia ciudades de Israel.

publicidad

Israel lo calificó de mentiroso

Por su parte, la Oficina del Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, calificó de "mentiroso" el discurso en la ONU del presidente palestino, Mahmoud Abbas.

"El mundo ha podido ver otro discurso de odio, lleno de propaganda mentirosa contra el Ejército israelí y los ciudadanos israelíes", señaló la oficina de Netanyahu en un comunicado difundido por SMS minutos después de que acabase la intervención de Abbas.

El presidente palestino acusó en repetidas ocasiones a Israel de llevar a cabo una "ocupación colonial racista" y un "apartheid" y limpieza étnica contra los palestinos, así como de matar a civiles, incluidos familias enteras.

"Así no habla una persona que desea la paz", dice la nota de la presidencia del gobierno israelí.

Para Israel, la resolución "se trata de una resolución que no tiene significado y que no cambiará nada en el terreno".

"El primer ministro Benjamín Netanyahu ya ha aclarado que no se creará un Estado palestino que no garantice la seguridad de los ciudadanos israelíes. No permitirá que en Judea y Samaria (Cisjordania) se cree una base terrorista iraní adicional a las que ya se han creado en Gaza y Líbano", agrega el comunicado de la oficina del jefe del Gobierno.

"El camino a la paz entre Jerusalén y Ramala pasa por negociaciones directas sin condiciones previas y no por decisiones unilaterales en la ONU", agrega la nota, que advierte que "al ir a la ONU los palestinos han violado los acuerdos con Israel e Israel actuará en consecuencia".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad