publicidad
Los ataques explosivos y a tiros, al parecer coordinados, tuvieron lugar durante cuatro horas en la capital, Bagdad -donde ocurrieron la mayoría de las muertes- así como en otras 11 ciudades.

Oleada de ataques en Irak deja al menos 50 muertos

Oleada de ataques en Irak deja al menos 50 muertos

Diversas zonas fueron escenario de ataques drigidos principalmente contra las fuerzas de seguridad y que dejaron decenas de víctimas.

Los ataques explosivos y a tiros, al parecer coordinados, tuvieron lugar...
Los ataques explosivos y a tiros, al parecer coordinados, tuvieron lugar durante cuatro horas en la capital, Bagdad -donde ocurrieron la mayoría de las muertes- así como en otras 11 ciudades.

Crecen dudas sobre la capacidad del gobierno para garantizar la seguridad del país

BAGDAD - Diversas zonas de Irak fueron el jueves escenario de ataques drigidos principalmente contra las fuerzas de seguridad y que dejaron al menos 50 personas muertas, en lo que parece una ofensiva de insurgentes de Al Qaeda para desestabilizar al país, reportó The Associated Press.

Los ataques explosivos y a tiros, al parecer coordinados, tuvieron lugar durante cuatro horas en la capital, Bagdad -donde ocurrieron la mayoría de las muertes- así como en otras 11 ciudades.

Los ataques afectaron oficinas del gobierno y restaurantes, en tanto que en una de las acciones ésta sucedió cerca de una escuela primaria en el poblado de Misayyib. Cuando menos 225 personas resultaron heridas.

publicidad

Critican al gobierno

"Lo que ocurre hoy no son simples infracciones a la seguridad, es un fracaso enorme de seguridad y un desastre", dijo Ahmed al-Tamimi, quien trabaja en una oficina del Ministerio de Educación a una manzana de distancia de un restaurante que fue blanco de una bomba en el vecindario chií de Kazimiyah, en el norte de Bagdad.

Al-tamimi hizo un relato de escenas dantescas de fragmentos de carne humana y charcos de sangre en el restaurante.

"Lo que queremos saber es ¿qué estaban haciendo hoy los miles de policías y soldados en Bagdad mientras los terroristas hacían de las suyas en la ciudad y propagaban la violencia?", agregó.

Silencio oficial

Dos portavoces del gobierno declinaron emitir comentarios de inmediato.

La jornada se constituyó en la segunda con atentados de gran envergadura que los insurgentes lanzan de manera intermitente desde que las fuerzas estadounidenses se retiraron a mediados de diciembre de Irán, al término de una intervención de casi 10 años.

Poco después del retiro estadounidense, también estalló una crisis política importante de trasfondo sectario cuando las autoridades, en las que son predominantes los chiíes, dispusieron el arresto del vicepresidente suní Tariq al-Hashemi, al que acusaban de dirigir escuadrones de la muerte que tenían como objetivo a funcionarios y las fuerzas de seguridad.

Seguridad en la mira

publicidad

La Agencia Francesa de Noticias (AFP) dijo que la nueva ola de violencia en Irak pone en evidencia la precariedad de la seguridad en el país dos meses después de la partida de las últimas fuerzas estadounidenses.

Al menos 50 personas murieron y varias otras decenas resultaron heridas en una serie de ataques con bomba y por hombres armados en diferentes barrios de Bagdad y en otras ciudades iraquíes, indicó una fuente del ministerio del Interior.

Los atentados fueron efectuados mediante bombas escondidas al borde de la calzada, coches bombas del cual al menos uno era conducido por un kamikaze y ataques por hombres armados, los que provocaron también al menos 230 heridos.

Blanco de los ataques

Responsables de la seguridad iraquí dijeron que los ataques tuvieron como objetivo al menos cinco zonas diferentes de la capital y varias ciudades en las provincias de Salahedín (norte) y Diyala (centro).

Se trata de la más sangrienta serie de atentados desde el 14 de enero, cuando un ataque suicida contra peregrinos chiítas dejó al menos 53 muertos cerca de Basora (sur).

Contrariamente a este último, la serie del jueves parece haber estado dirigida más contra las fuerzas del orden y civiles que contra una comunidad religiosa en particular

En Bagdad, los ataques, que se produjeron entre las 06:30 y las 08:00 horas locales (03:30 y 05:00 GMT), tuvieron como objetivo en particular los barrios de Karrada, Dora, Kazimiya y Mansur, según el ministerio del Interior.

publicidad

El ministerio del Interior contabilizó en la capital cinco coches bomba, uno de ellos conducido por un kamikaze, dos ataque de hombres armados contra un puesto de control de la policía y al menos 6 bombas. El balance en la capital es de al menos 22 muertos y 69 heridos.

El ataque anterior

El último ataque en Bagdad remonta a apenas cuatro días, cuando un atentado suicida delante de la academia de policía de la capital provocó 15 muertos y 21 heridos.

En la provincia de Salahedín (centro), hubo al menos ocho muertos y 56 heridos, según el jefe del departamento de salud de la provincia, Raed el Jaburi.

Dos coches bomba estallaron en las ciudades de Baiji y Duyail, según un coronel de la policía provincial. La explosión de otro coche bomba cerca de un puesto policial en la ciudad de Balad dejó 12 heridos, según la policía.

En la provincia de Dilaya (centro), varios ataques por hombres armados y con coches combas en la capital Baquba y en sus alrededores dejaron 6 muertos y 11 heridos, según un oficial de la policía provincial.

En la provincia de Babilonia (centro), un coche bomba estalló cerca de los edificios de la municipalidad de Hilla y provocó un muerto y 5 heridos, según un primer balance de la policía.

Otro coche bomba dejó 63 heridos entre ellos numerosos escolares en Al Musayeb, según la policía y una fuente médica local.

publicidad

En Kirkuk (240 km al norte de Bagdad), tres coches bomba estallaron dejando numerosos heridos.

El 29 de marzo próximo, Irak será sede de la próxima cumbre árabe, la primera después de la ola revolucionaria que conmocionó la región y que sigue ensangrentando a Siria, marcando así su retorno a la escena árabe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad