publicidad
Miles de jóvenes acampan desde principios de esta semana en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, y en otras ciudades españolas, para protestar por la situación económica del país.

Ola de protestas denominada la 'revolución de los indignados' se asienta en España

Ola de protestas denominada la 'revolución de los indignados' se asienta en España

Miles de españoles seguían acampadasen el centro de Madrid para expresar su malestar contra los partidos políticos y la forma en que el país ha manejado la crisis económica, en un movimiento conocido como la "revolución de los indignados".

Miles de jóvenes acampan desde principios de esta semana en la Puerta de...
Miles de jóvenes acampan desde principios de esta semana en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, y en otras ciudades españolas, para protestar por la situación económica del país.

Manifestaciones pacíficas contra la crisis económica que azota el país y contra los partidos políticos

MADRID - Miles de españoles seguían acampadas el jueves en el centro de Madrid para expresar su malestar contra los partidos políticos y la forma en que el país ha manejado la crisis económica, en un movimiento conocido como la "revolución de los indignados".

Muchos de ellos pasaron su segunda noche consecutiva en tiendas de campaña o cubiertos con mantas en la céntrica Puerta del Sol de la capital española. Convocadas a través de las redes sociales, otras acampadas pacíficas se reprodujeron en ciudades como Barcelona, Granada, Valencia o Zaragoza y amenazaban con alterar la recta final de la campaña electoral para las elecciones municipales y autonómicas del domingo.

publicidad

El Junta Electoral de Madrid, que vela por la limpieza de la campaña, prohibió la manifestación del jueves por la noche en Sol, argumentando que podía alterar los comicios. Unos 500 agentes de la policía antidisturbios montaron guardia frente a la muchedumbre, aunque finalmente no intervinieron y no se registraron incidentes.

Alarma entre las autoridades

La Junta Electoral de la capital y de otros municipios tenían previsto reunirse a lo largo del día para tomar una decisión sobre estas protestas, que pretenden seguir vivas al menos hasta el día de las elecciones.

El vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que ante un eventual desalojo de los manifestantes la policía "resuelve problemas, no los crea".

Las protestas son un remanente de las manifestaciones convocadas el pasado domingo por la plataforma apolítica Democracia Real ¡Ya!, que han generado un airado debate en todo el país.

Qué dice Zapatero

La Comisión Nacional Electoral de España declaró ilegales las protestas programadas para este sábado. Sin embargo, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se negó a decir si ordenará a la policía que las disuelva.

La Comisión emitió la orden el jueves por la noche en momentos en que miles de personas se manifestaban en el centro de Madrid y en otras ciudades españolas para protestar contra la crisis económica que azota el país y contra los partidos políticos a los que consideran como instituciones ineptas, corruptas e indiferentes a las necesidades de la gente, que afronta un negro futuro.

publicidad

Se tienen programadas elecciones municipales y regionales para el domingo y los manifestantes habían dicho que saldrían el sábado a protestar.

En una entrevista radial el viernes, Zapatero dijo que esperará el momento y entonces decidirá si le ordenará a la policía a dispersar las protestas.

Zapatero promete “comprensión”

Zapatero declaró este viernes que será "comprensivo" con el movimiento juvenil de protesta tras la prohibición de manifestarse impuesta por la Comisión Electoral con motivo de los comicios municipales del domingo.

"Debo subrayar que lo están haciendo de manera pacífica, es muy importante. Y por supuesto tendrá comprensión y sensibilidad" por parte del gobierno, declaró Zapatero en una entrevista concedida a la emisora de radio Cadena Ser.

La Comisión Electoral declaró el jueves por la noche la ilegalidad de todas las "concentraciones y reuniones" previstas para el sábado y el domingo por este movimiento espontáneo de jóvenes desencantados de la política y muy afectados por la crisis económica que afecta a un país con una tasa de paro récord de más del 20% de la población activa.

"El ministerio del Interior y el gobierno actuarán bien, de manera inteligente. Lo que queremos es que se garanticen todos los derechos y que se respete lo que ha de ser una jornada de reflexión", explicó Zapatero.

publicidad

Respuesta a la crisis

"Lo que hay detrás y el fondo, es el impacto duro de la crisis económica, sobre todo el empleo y las expectativas para los jóvenes en relación con el empleo. Mi obligación es escuchar, ser sensible, intentar dar la respuesta desde el gobierno para que cuanto antes recuperemos la economía, el empleo", agregó el líder socialista.

"El gobierno y el ministerio de Justicia están estudiando la resolución de la junta electoral, vamos a ver su alcance, y también estamos a la espera de lo que suceda mañana. Pero no adelantemos los acontecimientos hasta ver exactamente cual va a ser la actitud que adopten mañana", dijo el presidente del gobierno.

Miles de jóvenes acampan desde principios de esta semana en la Puerta del Sol, en pleno centro de Madrid, y en otras ciudades españolas, para protestar por la situación económica del país.

Los jóvenes anunciaron su intención de continuar su movimiento hasta el domingo, día en que se celebrarán elecciones municipales y regionales.

Los promotores de la protesta lanzaron un llamado para manifestarse de manera pacífica el sábado a las 00:05 (22:05 del viernes), minutos después de que entre en vigor la prohibición de la Comisión Electoral.

"Convocamos a toda la gente para que acuda a la Puerta del Sol y llevar a cabo la acción de +el grito mudo+ (...) con un trozo de cinta adhesiva pegado en la boca", según un mensaje colgado en el sitio web del movimiento (http://madrid.tomalaplaza.net).

publicidad

También en Londres

Unos 200 jóvenes, españoles en su mayoría, se manifestaron la noche del miércoles en Londres para pedir cambios sociales y políticos en su país, y mostrar su solidaridad con las miles de personas que protestan desde hace días en Madrid y otras ciudades.

"Quiero trabajar, no quiero emigrar", coreaban los manifestantes frente a la embajada de España en el Reino Unido, recordando que el país tiene casi cinco millones de parados, es decir un 21% de la población activa.

"Llevo aquí siete años, pero hace dos que quiero volver a mi país, al que echo de menos, pero no puedo porque no encuentro trabajo", explicó a la AFP Virginia López Calvo, una joven de 29 años que trabaja para una organización humanitaria en la capital británica.

"Salimos de las universidades y no tenemos futuro, salimos de nuestro país porque no tenemos futuro", explicó un joven de Móstoles de 29 años que pidió ser identificado únicamente como "Periodista indignado 13".

Redes sociales

Los 200 manifestantes, según cifras de la policía que custodiaba la entrada de la legación, fueron movilizados a través de las redes sociales como Facebook o Twitter, y prometieron volver a diario hasta las elecciones municipales españolas del próximo domingo.

"Es una revolución de mentalidad y si no cuaja ahora cuajará dentro de un mes o de un año, pero cuajará porque estamos todos muy cansados", declaró Virginia López Calvo.

publicidad

Al mismo tiempo en Madrid, más de mil jóvenes convocados por el movimiento "Acampada en Sol" se concentraban en la céntrica Puerta del Sol, desafiando la prohibición de continuar con las manifestaciones que se llevan a cabo desde el domingo en la capital y otras ciudades del territorio español.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad