publicidad

Obama reconoce que la coalición en Siria favorece al dictador Bashar al-Assad

Obama reconoce que la coalición en Siria favorece al dictador Bashar al-Assad

El presidente reconoció que hay una “contradicción” en los ataques en Siria porque benefician a un dictador.

Obama acepta haber subestimado a ISIS Univision

Obama admitió que EEUU subestimó a ISIS

El presidente Barack Obama planteó el domingo el dilema que presenta su política hacia Siria al reconocer que la campaña militar que encabeza Washington contra el grupo Estado Islámico y una organización afiliada a Al Qaeda en ese país beneficia al dictador sirio Bashar al-Assad, un hombre al que Naciones Unidas acusa de crímenes de guerra.

"Reconozco la contradicción en una tierra de contradicciones y una circunstancia contradictoria", declaró Obama el domingo en entrevista para el programa "60 Minutes" de la cadena CBS.

En la charla, el presidente también admitió que Estados Unidos subestimó el avance del Estado Islámico en Irak y Siria; asimismo, habló de la incapacidad del Ejército iraquí para afrontar con éxito una amenaza de esta magnitug.

Respecto del dictador sirio, Obama afirmó: "no vamos a estabilizar Siria bajo el régimen de Assad", cuyo gobierno ha cometido "terribles atrocidades", aunque el mandatario reiteró el peligro que los yihadistas representan para los estadounidenses.

Leer:  Grupo afiliado a Al-Qaeda advierte represalias contra países que apoyan ofensiva de EEUU

"En función de las amenazas inmediatas que afronta Estados Unidos, ISIS y el grupo Jorasán, éstos tienen la capacidad para asesinar a estadounidenses", mencionó Obama.

publicidad

EEUU no buscará cooperación del régimen de Assad

El Estado Islámico es un grupo que ha roto con Al Qaeda y se ha apoderado de grandes partes de territorio en Irak y Siria, mientras que Jorasán es una célula de extremistas que Washington afirma trama atentados contra Occidente en cooperación con el Frente Nusra, afiliado de Al Qaeda en Siria.

Ambos grupos han sido en los últimos días blanco de los ataques aéreos estadounidenses; juntos constituyen la oposición militar más importante contra Assad, cuyo gobierno Estados Unidos desea llegue a su fin.

Leer:  Siria se deslinda de cualquier colaboración con EEUU

Obama dijo que su primera prioridad es erradicar a los extremistas que suponen una amenaza contra Irak y Occidente. Para derrotarlos, afirmó, es necesario una fuerza terrestre local que sea competente, situación que ningún analista pronostica ocurrirá pronto en Siria, no obstante los planes de Washington para armar y adiestrar a los rebeldes "moderados".

Estados Unidos ha dicho que no concertará cooperación con el gobierno de Assad.

"En este preciso momento, tenemos un plan de campaña (bélica) con fuertes probabilidades de triunfo en Irak", señaló el presidente. "Siria es una situación de más desafío", apuntó.

El mismo domingo, pero horas antes, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, criticó la estrategia de Obama para destruir al grupo Estado Islámico.

FBI teme represalias de ISIS en suelo estadounidense Univision

En declaraciones al programa "This Week" de la  ABC, Boehner afirmó que Estados Unidos quizá "no tenga más opción" que enviar efectivos estadounidenses si fracasa en ese objetivo la conjunción de los ataques aéreos estadounidenses y una campaña terrestre con fuerzas iraquíes, combatientes kurdos y rebeldes sirios moderados.

"No tenemos más opción", declaró Bohener. "Estos grupos son bárbaros. Pretenden asesinarnos a todos. Si no los destruimos primero, pagaremos el precio", apuntó.

Obama negó que la salida de tropas de EEUU en Irak causara el avance de ISIS

Con relación a los comentarios de James Clapper Jr., director nacional de Inteligencia, quien señaló: “Nosotros sobreestimamos la capacidad y la voluntad de nuestros aliados (el Ejército iraquí) para luchar”, el corresponsal de CBS le preguntó al presidente Obama su opinión.

publicidad

La respuesta de Obama fue "Eso es cierto. Eso es absolutamente cierto " y agregó que "Jim Clapper ha reconocido que se subestimó lo que había estado ocurriendo en Siria”.

El presidente, sin embargo, se negó a aceptar que la salida de las tropas estadounidenses de Irak fuera la causante del avance de los yihadistas y más bien culpó a la crisis en Siria como la causante de que ISIS se fortaleciera.

Obama dijo que los excombatientes de Al Qaeda expulsados de Irak por Estados Unidos y tropas locales, pudieron reunirse en Siria y formar la agrupación Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), informa la Agencia France Press.

Una coalición de aliados occidentales y árabes liderados por Estados Unidos inició una campaña para combatir al grupo, atacando objetivos en Irak y Siria, que Obama describió como "zona cero para los yihadistas de todo el mundo".

Las tropas de EEUU no volverán al Medio Oriente

Cuando se le preguntó si Washington también sobrevaloró la habilidad o voluntad de los militares iraquíes entrenados por Estados Unidos para combatir a los yihadistas por su cuenta, Obama dijo: "Eso es verdad. Es totalmente verdad".

El presidente también dijo que la propaganda del grupo Estado Islámico está siendo "muy inteligente" con las redes sociales y que atrae a nuevos reclutas de Europa, Estados Unidos y Australia, así como de países musulmanes, "que creen en el sinsentido yihadista".

publicidad

The Associated Press añade que a principios de año, en una entrevista con la revista  The New Yorker, aparentemente minimizó a los milicianos del grupo Estado Islámico al compararlos con un equipo de básquetbol de fuerzas inferiores. En esos momentos la Casa Blanca hablaba de otro tipo de amenaza que representaban distintos grupos extremistas del mundo.

En varios programas de noticias transmitidos el domingo, la Casa Blanca enfatizó que la guerra contra las milicias del grupo Estados Islámico no significará el regreso de tropas estadounidenses al combate en Medio Oriente.

Arrecian la ofensiva aérea

Los ataques aéreos de la coalición contra los yihadistas alcanzaron a cuatro refinerías en Siria controldas por la organización Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), anunció el domingo el Pentágono.

En una nueva serie de ataques aéreos, cuatro refinerías fueron afectadas, así como un centro de comando y control del grupo Estado Islámico, que se encuentran al norte de la ciudad siria de Raqa, indicó en un comunicado el comando estadounidense encargado de Medio Oriente y Asia Central (CentCom), informa la Agencia France Press.

"Aunque continuamos haciendo una evaluación del impacto de esos ataques, las primeras indicaciones nos permiten decir que ellos han sido exitosos", precisó el CentCom.

publicidad

En los últimos días, la coalición encabezada por Estados Unidos ya atacó al menos 12 refinerías controladas por el grupo yihadista en el este de Siria, una zona dominada en gran parte por la organización ISIS.

El Reino Unido se une a campaña aérea contra ISIS Univision

Su importante vía de ingresos

Con estos ataques se pretende cortar una importante vía de ingresos para los extremistas, que venden de contrabando el petróleo a través de la vecina Turquía, según expertos.

Antes de comenzar estas operaciones, los yihadistas obtenían ingresos diarios de unos tres millones de dólares gracias a la venta de crudo.

En los ataques se destruyó además un blindado y se dañó a otro cerca de la localidad de Deir Ezzor, en el este de Siria, así como a otros tres vehículos blindados en el noreste.

En Irak, un refugio cerca de Bagdad fue destruido y un puesto de control resultó dañado.

En las operaciones participaron junto a aviones estadounidenses aparatos pertenecientes a Arabia Saudita y Emiratos Árabes", precisó el comunicado.

publicidad

Se espera que las operaciones de la coalición contra las refinerías tengan mucha duración, ya que la mayoría de esas instalaciones en poder del grupo son pequeñas y están diseminadas por el territorio, añadió The Associated Press.

Kurdos turcos se unen a la lucha de EEUU

Por otro lado, al menos 1,500 combatientes kurdos, procedentes de Turquía, se han unido en poco más de una semana a las milicias kurdo sirias para frenar a los yihadistas en la localidad de Kobani, en el norte de Siria, destacó Efe.

Según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, estos nuevos combatientes se han enrolado en las llamadas Unidades de Protección del Pueblo Kurdo para recuperar el territorio ganado por los extremistas.

Kobani, uno de los principales enclaves kurdos de Siria, situado en la provincia de Alepo y en la frontera con Turquía, es blanco de una ofensiva yihadista desde el pasado 16 de agosto.

ISIS ha logrado tomar en este tiempo el control de al menos 65 aldeas, lo que ha forzado la huida de cerca de 200 mil civiles kurdos.

Fuentes kurdas locales elevaron por su parte a 1,800 la cifra de combatientes procedentes de Turquía y enrolados en las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo.

En tanto, el Frente al Nusra, la filial de Al Qaeda en Siria, ha amenazado a los países que integran la coalición internacional contra los yihadistas, en especial a los árabes, con vengarse de sus bombardeos contra territorio sirio.

publicidad

Al Qaeda amenaza a la coalición

En un vídeo difundido en las últimas horas en foros islamistas, el portavoz de este grupo, Abu Firas al Suri, calificó de "países esclavos" a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Jordania, por participar en los ataques aéreos liderados por Estados Unidos.

"Esos gobiernos esclavos prefirieron apoyar la injusticia de los infieles, pero este respaldo tendrá consecuencias y los primeros en conocerlas serán los esclavos", advirtió Al Suri, de acuerdo a la cita de Efe.

El portavoz de Al Nusra expresó su confianza en que los pueblos de estos países "no permanecerán callados" ante los actos de estos gobiernos, que se han situado en "la lista de los blancos de los muyahidín (guerreros santos)".

"Esta guerra no es contra el Frente al Nusra, es contra el islam", afirmó el portavoz yihadista.

En el vídeo, Al Suri insistió en que esperaban los ataques de la "alianza de satanás, sionista-protestante y encabezada por los vaqueros (Estados Unidos)", pero que están sorprendidos por la implicación de países musulmanes, que "ahora siguen los deseos de sus amos infieles".

"Somos capaces con la ayuda de Dios y de los habitantes de Siria de proseguir con la guerra santa (...) Estos ataques no pararán nuestra marcha", apostilló.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad