publicidad

Nuevas especies en un bosque perdido

Nuevas especies en un bosque perdido

Un equipo de científicos ha descubierto seis nuevas especies animales en un bosque remoto de África.

Los expertos, que se adentraron en el bosque Misotshi-Kabogo desde enero hasta marzo de 2007, han encontrado un nuevo tipo de roedor y de murciélago, así como dos nuevas clases de ranas y musarañas.Uno de los anfibios, de color verde brillante, pertenece a la familia de las Hyperolius y el otro, de entre uno y dos centímetros de largo y de color negro, es el primer ejemplar de una familia desconocida hasta ahora."Si podemos encontrar seis nuevas especies en un periodo de tiempo tan corto, no quiero imaginarme que más puede haber ahí fuera", declaró a la BBC Andre Plumptre, uno de los investigadores de la citada organización, con sede en Nueva York.Un bosque aislado por miles de añosEste hallazgo ha tenido lugar en un bosque cercano al lago Tanganica, rico en biodiversidad, según los expertos, a pesar de haber servido desde 1960 como base de operaciones de grupos rebeldes del país.En esta masa forestal, que habría permanecido completamente aislada durante unos 10 mil años, los investigadores han hallado plantas que creen que podrían ser ejemplares de especies desconocidas, aunque aún están investigando este extremo.Chimpancés, antílopes, búfalos, elefantes, leopardos y varios tipos de monos habitan este bosque, aunque en un número menor de lo que esperaban los expertos, algo que, según ellos, puede haber motivado la caza furtiva."La investigación pone de relieve que la región en la que se encuentra el Misotshi-Kabogo es lo suficientemente importante en términos biológicos como para convertirla en una área protegida", afirmó el director del programa para África de esta organización medioambiental, James Deutsch."Dado que poca gente vive allí -agregó Deutsch-, sería relativamente sencillo crear un parque que contribuyera al sustento de la gente que lo habita".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad