publicidad
Pese a la represión del gobierno sirio, continuaron las manifestaciones contra el presidente Bashar al Asad.

Nueva jornada de violencia dejó 26 muertos en Siria

Nueva jornada de violencia dejó 26 muertos en Siria

Con un saldo de 26 muertes, venció el ultimátum que dio la Liga Árabe a Siria para que cese la represión.

Pese a la represión del gobierno sirio, continuaron las manifestaciones...
Pese a la represión del gobierno sirio, continuaron las manifestaciones contra el presidente Bashar al Asad.

Van tres mil 500 decesos desde marzo

DAMASCO- Al vencer el ultimátum que la Liga Árabe dio a Siria para cesar la represión, se registró otra jornada violenta con saldo de 26 personas muertas.

Aunque esta fue la segunda advertencia lanzada contra el gobierno del presidente Bashar al Asad para aceptar el envío de observadores, so pena de sanciones, hasta el momento no han obtenido respuesta, señaló un diplomático árabe.

Por su parte, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, dijo estar "dispuesto" para ayudar a la Liga Àrabe en su intento por hallar una solución a la crisis en Siria, que, según el organismo, ha dejado tres mil 500 muertos desde marzo.

En la sede de la ONU, Ban dijo estar "muy inquieto por la escalada y el balance cada vez más importante de muertos" y se mostró dispuesto a ayudar, según su portavoz. De acuerdo con diplomáticos, la Liga Arabe podría pedir que expertos de la ONU participen en una eventual misión de observadores en Siria.

publicidad

Gobierno atribuye violencia a terroristas

Desde que comenzó la revuelta popular el 15 de marzo, el régimen del presidente Bashar al Asad no reconoce la importancia de las protestas y atribuye a "bandas terroristas" la violencia contra los civiles.´

Según los opositores Comités de Coordinación Local, al menos 26 personas, entre ellos dos menores de edad, murieron este viernes por disparos de las fuerzas del orden sirias.

Además, un total de catorce civiles perdieron la vida en la provincia de Homs, en el centro del país, mientras que el resto falleció en las zonas de Deir el Zur y Deraa, situadas en el este y sur de Siria, respectivamente, además de Hama y Damasco y en las áreas rurales de su periferia.

Impiden protestas contra régimen sirio

En otro hecho, cinco personas resultaron heridas por disparos de agentes del orden en la ciudad de Yasem, en Derá, donde las mezquitas han sido cercadas por policías y matones que han causado un número indeterminado de heridos.

En otra localidad de Deraa, Yabla, y en varios barrios de la capital se vivió la misma situación a la salida de los templos con el objetivo de impedir que las personas fueran a protestar contra el régimen tras la oración.

En los alrededores de Damasco, la localidad de Zamalka se encuentra dividida por barreras de seguridad y hay presencia de francotiradores en las azoteas de los edificios, según los Comités.

publicidad

Pese a ello, los opositores sirios continuaron manifestándose contra el presidente Bashar al Asad como cada viernes desde mediados de marzo, en lugares como la ciudad de Hama (centro) y la localidad de Dumair (oeste), donde se escucharon varias explosiones cerca de mezquitas que fueron acompañadas de ráfagas de disparos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad