publicidad

Niños son fumadores pasivos

Niños son fumadores pasivos

La mitad de los niños de todo el mundo está expuesta a ese peligro según alertó hoy la Organización Mundial de la Salud.

Día Mundial sin Tabaco

GINEBRA - La mitad de los niños de todo el mundo está expuesta al humo del tabaco según alertó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), que urgió a todos los países a que erradiquen el tabaco de los lugares públicos y de trabajo.

De cara a la celebración el próximo jueves del Día Mundial sin Tabaco, la OMS quiere llamar la atención este año sobre la necesidad de proteger a los "fumadores pasivos".

"Es evidente que no existe un nivel de exposición mínimo sin peligro al humo", aseguró hoy Margaret Chan, la directora general de la OMS, en cuya sede está prohibido fumar y que, incluso, desde diciembre de 2005, no contrata a fumadores.

"Muchos países ya han tomado medidas, por lo que invito a todos los demás a que cuanto antes adopten leyes que exijan que todos los lugares públicos y de trabajo que sean cerrados están libres de humo al cien por cien", añadió.

El humo del tabaco contiene cerca de 4 mil sustancias químicas conocidas, entre ellas más de 50 cancerígenas, según la OMS, que advierte de que el tabaquismo pasivo causa cardiopatías y graves enfermedades respiratorias y cardiovasculares susceptibles de provocar la muerte prematura entre adultos.

Además, entre los niños también causa enfermedades y agrava afecciones ya existentes, como el asma.

publicidad

Fumadores pasivos

"Allá donde se permita fumar hay fumadores pasivos: hogares, lugares de trabajo o sitios públicos", de forma que "unos 200 mil trabajadores mueren cada año" por ese motivo y unos "700 millones de niños de todo el mundo, cerca de la mitad, respiran aire contaminado por el humo del tabaco, especialmente en casa".

Según una encuesta realizada por la OMS, en colaboración con otras organizaciones, entre estudiantes de 13 a 15 años de 132 países, el 43.9 por ciento de los entrevistados estaban expuestos al humo del tabaco en sus casas y el 55.8 por ciento en los lugares públicos.

El 76.1 por ciento de ellos estaba a favor de prohibir el tabaco en los lugares públicos, según los datos difundidos hoy por la OMS a partir de la entrevistas llevadas a cabo entre 1999 y 2005 para esa misma encuesta.

Junto al coste en vidas o en salud que pueda tener el tabaquismo pasivo, la OMS asegura que existen otros muchos costes directos o indirectos y defiende por ejemplo que un centro de trabajo donde se fuma es más caro que otro en el que no, debido a los gastos de renovación, limpieza, riesgo de incendios o posibles primas de seguros más altas.

Urgen mayor atención

"Todo el mundo debería prestar atención a este problema, porque todo el mundo se puede beneficiar de los lugares libres de humos", aseguró el director de la Iniciativa de la OMS por un Mundo sin Tabaco, Douglas Bettcher.

publicidad

El experto confía en que la elección de "tabaquismo pasivo" con tema de este año contribuya a impulsar la petición por parte de la sociedad de que se cree el máximo número de lugares sin humos.

El tabaco mata a cinco millones de personas al año y es la principal causa de mortalidad evitable en todo el mundo, aunque su crecimiento es especialmente preocupante en los países en desarrollo, donde ya se producen cerca de la mitad de las muertes.

La OMS prevé que en 2030, ocho de cada diez muertes ligadas al tabaco tendrán lugar en el mundo en desarrollo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad