publicidad
Organizaciones humanitarias temen que la situación de los refugiados se complique con la llegada del invierno.

Niños refugiados sufren por el frío en Europa

Niños refugiados sufren por el frío en Europa

Médicos sin Fronteras alerta que las temperaturas han bajado y se acerca el invierno lo que puede complicar la situación de los migrantes.

Organizaciones humanitarias temen que la situación de los refugiados se...
Organizaciones humanitarias temen que la situación de los refugiados se complique con la llegada del invierno.

Equipos médicos atendían este lunes en Croacia a niños afectados por el frío, conforme el descenso de las temperaturas agrava las penurias de los solicitantes de asilo que caminan durante días con la esperanza de llegar a lugar seguro en Europa.

publicidad

Un nuevo grupo de migrantes cruzó a Croacia el domingo por la noche, atravesando la frontera cerca de la pequeña localidad de Bapska. Caminaron por campos de maíz y bosques para llegar hasta una pequeña puerta que marca la frontera entre Croacia y Serbia.

Vladimir Bozic, médico de Médicos Sin Fronteras (MSF), dijo haber atendido a muchos niños muy pequeños. "Vimos un bebé de un mes, incluso uno de 15 días", dijo Bozic.

Lea: 8,000 refugiados llegan a Croacia

Voluntarios de la ACNUR, la agencia de refugiados de la ONU, entregaron mantas, bebidas calientes y alimento a las personas que llegaban, huyendo de los conflictos y la pobreza en Medio Oriente, África y Asia. Caminan bajo la lluvia, atraviesan campos lodosos y sufren cada vez más por el frío y los resfriados después de pasar días o meses avanzando.

"Creo que empeorarán las cosas con estas condiciones frías", dijo Bozic, antes de agregar: "el invierno se acerca". Unos 78,000 solicitantes de asilo han ingresado a Croacia desde el 15 de septiembre, cuando Hungría cerró su frontera con Serbia.

La decisión provocó una reacción en cadena por la ola de migrantes que tratan de llegar a los países ricos de Europa, con las multitudes viéndose obligadas a atravesar por Croacia en lugar de ir directamente a Hungría.

Saed Al Mousawi, quien huyó de Afganistán, dice que la caída de las temperaturas hizo sentir mal a muchos, en especial a los niños. La ruta ha sido dura, pero él está determinado a seguir.

publicidad

"Tenemos sueños de una vida en paz, sin guerra, sin otras distracciones", dijo. "Sólo queremos vivir en una atmósfera de paz".

 

Niño refugiado sirio toca el violin frente a barricada de la policía Univision

Impedirán ingresos por mar 

Croacia no permitirá que se abra una segunda ruta de entrada de refugiados en su territorio desde el sur, por lo que se prepara para reforzar la presencia policial en la frontera de Montenegro.

"Croacia no permitirá dos frentes para la entrada de refugiados. Mi mensaje es: No vengáis (por el sur), seréis devueltos al sitio desde donde vinisteis", aseguró anoche el ministro del Interior, Ranko Ostojic.

El ministro dijo que los refugiados que entren a Croacia deberán seguir haciéndolo por la "ruta norte", desde Serbia.

Los medios croatas informaron este lunes de que cerca de Dubrovnik, en el sur del país, se están terminando de preparar centros de acogida de refugiados en previsión de que el cierre de la frontera entre Croacia y Hungría provoque la apertura de una nueva ruta.

publicidad

Ostojic ha asegurado hoy que esos preparativos tienen que ver con la posibilidad de que comiencen a llegar refugiados por esa zona, pero aclaró que esas instalaciones no serán para el alojamiento de emigrantes sino de los policías encargados de defender la frontera e impedir su entrada.

Lea también: EEUU se prepara para aceptar a 10000 refugiados sirios

Croacia se convirtió en una zona de paso de los refugiados que van desde Oriente Medio y Asia hacia Europa Occidental cuando Hungría cerró su frontera con Serbia el pasado día 16, provocando un desvío de la ruta migratoria.

Desde entonces más de 85,000 refugiados han entrado al país balcánico, según las autoridades croatas, aunque el diario serbio "Blic" ha calificado esa cifra de exagerada argumentando que por Serbia, la escala previa antes de entrar a Croacia, sólo han pasado 44,000 en lo que va de mes.

Los refugiados son transportados desde el centro de acogida en Opatovac, en la frontera con Serbia, hasta suelo húngaro, desde donde siguen luego hacia Austria y Alemania.

Hungría ultima una alambrada, otra, en la frontera con Croacia, como la que levantó con Serbia, para detener ese flujo.

Lea también: El "muro" construido por Hungría no detiene el flujo migratorio

Ante ello, las autoridades eslovenas se preparan ante la posibilidad de que cuando los refugiados ya no puedan pasar a Hungría se dirijan a su territorio desde Croacia.

publicidad

Mientras, continúa el flujo de refugiados a Europa central. Unos 5.800 entraron el lunes en Croacia desde Serbia y una cifra parecida entró en suelo húngaro.

Desde el lunes, unos 6,500 han cruzado la frontera entre Hungría y Austria.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad