publicidad

Nelson Mandela cumple 10 días hospitalizado

Nelson Mandela cumple 10 días hospitalizado

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, cumple 10 días en un hospital en estado grave debido a una recaída en una infección pulmonar.

Esposa de Mandela agradece mensajes

El expresidente sudafricano Nelson Mandela, de 94 años, cumple diez días en un hospital en estado grave debido a una recaída en una infección pulmonar, si bien ha experimentado una mejoría desde su internamiento.

El antiguo estadista ha dado muestras de una "mejoría sostenida" en los "últimos dos días", pese a que "sigue en estado grave", informó el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, en el último parte oficial sobre la salud de Mandela.

¿Qué te parece todo lo que ha hecho Nelson Mandela? Opina en los Foros.

La esposa del exmandatario, la mozambiqueña Graça Machel, no se ha separado de su marido desde que éste fuera ingresado, e hizo público un comunicado de agradecimiento por los innumerables mensajes de apoyo recibidos, reportó la agencia Efe.

"Hemos recibido muchísimo amor y generosidad por parte de sudafricanos, africanos de todo el continente y de miles de personas de todo el mundo, que nos han hecho más ligera la carga de la ansiedad, trayéndonos amor, consuelo y esperanza", afirmó Machel.

La esposa de Mandela explicó que los mensajes han llegado por todos los canales posibles, incluso a través de "las voces de los niños en las escuelas" o con cánticos frente a su casa.

"Hemos sentido la cercanía del mundo y el significado más profundo de la fuerza y la paz", agregó la mozambiqueña.

publicidad

Machel citó una vieja frase de su marido sobre la importancia de "marcar la diferencia en la vida de otros" para asegurar que, cada vez que ha estado enfermo, "el mundo estuvo a su lado, marcando la diferencia para él, para su curación".

"Nuestra gratitud es difícil de expresar, pero el amor y la paz que sentimos nos llevan a decir, simplemente, ¡gracias!", concluyó Graca.

Homenaje en las afueras del hospital

Mientras tanto, las hijas y la exmujer de Madiba -como se le conoce en Sudáfrica-, Winnie Mandela, volvieron a visitar al expresidente en el Medi-Clinic Heart Hospital de Pretoria, en el que está ingresado.

A las puertas del centro, decenas de admiradores del héroe sudafricano dejan flores y mensajes de apoyo escritos en carteles, banderas y globos que enganchan a la valla de la entrada.

"Te quiero, Papá. De Sharon Duduza", reza uno de los murales, en referencia a la condición de "padre de la nación" que muchos otorgan a Madiba, informó la agencia de noticias sudafricana Sapa.

Las medidas de seguridad son estrictas en el hospital, pese a que el número de periodistas que montan guardia decayó sensiblemente este fin de semana.

Madiba ha sido ingresado hasta en cuatro ocasiones desde el pasado mes de diciembre, aquejado de problemas respiratorios que contrajo durante sus 27 años en las cárceles del régimen racista del "apartheid".

publicidad

Mandela luchó contra el sistema segregacionista durante casi siete décadas.

En 1994, fue elegido primer presidente negro de Sudáfrica, y ya como jefe de Estado afianzó una improbable paz racial tras más de cuatro décadas de dominio racista de la minoría blanca del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad