publicidad

Navidad rigurosamente vigilada

Navidad rigurosamente vigilada

Las autoridades palestinas e israelíes coordinarán durante las fiestas navideñas la seguridad en Belén, la "Ciudad de la Natividad".

Miles de turistas y peregrinos

BELEN - Las autoridades palestinas e israelíes coordinarán durante las fiestas navideñas la seguridad en Belén, la "Ciudad de la Natividad", también llamada "la Cenicienta del mundo cristiano".

Decenas de miles de peregrinos y turistas de todo el mundo acudirán como cada año por estas fechas a Belén, y en esta ocasión gozarán de buen tiempo durante la Nochebuena, según las previsiones del servicio meteorológico.

La autoridades palestinas en la ciudad, situada a unos ocho kilómetros al sur de Jerusalén, y las israelíes, cuyo Ejército controla la seguridad en Cisjordania, han coordinado las facilidades para que los visitantes puedan llegar a la Plaza del Pesebre, en el corazón de la antigua ciudad con poco más de 30.000 habitantes, menos de la mitad miembros de la comunidad cristiana.

Los organizadores calculan que este año visitarán Belén alrededor de 60.000 personas para la Nochebuena y la jornada de Navidad, en cuyo transcurso muchos de los peregrinos acuden al vecino Campo de los Pastores, y otros santuarios tradicionales.

Esta tarde se celebrará una tradicional recepción navideña en la Basílica de la Anunciación, en la ciudad de Nazaret, en el norte de Israel, donde también pasarán las fiestas miles de peregrinos y turistas. En Israel el día de Navidad no es festivo.

publicidad

En Belén se celebran tres veces los festejos navideños: el 24 y el 25 de diciembre los católicos en la iglesia franciscana de Santa Catalina; los ortodoxos -que administran la Basílica de la Natividad- el 5 y el 6 de enero, y los armenios el 18 de enero.

El Ejército israelí distribuyó 10.000 permisos entre residentes palestinos cristianos de Gaza y Cisjordania por períodos de dos a cuatro semanas, para que puedan pasar de un territorio a otro, y también al israelí, para visitas familiares. En el caso de los musulmanes debido a la festividad de Eid el-Adha o del Sacrificio.

El orden en la ciudad de Belén estará a cargo de la policía palestina, dependiente de la Autoridad Nacional, que preside Mahmud Abás. Pese al conflicto palestino-israelí, nunca en las fiestas navideñas se registraron ataques o choques entre los bandos.

Las ceremonias y la misa del gallo en la iglesia de Santa Catalina, con capacidad para 900 feligreses, serán presididas por monseñor Michel Sabah, máximo dignatario de la Iglesia Católica en Tierra Santa, quien peregrinará mañana desde su sede en Jerusalén.

La misa de medianoche será transmitida por la televisión palestina y los peregrinos y turistas podrán seguirla en una pantalla gigante junto a un árbol de navidad del municipio.

Entre los que se harán presentes en la iglesia para la misa de Nochebuena están el presidente palestino Mahmud Abás, y el teniente coronel Camil Whbee, miembro de la comunidad drusa de Israel.

publicidad

Asimismo, como es tradicional, participarán en la eucaristía los cónsules generales de España, Italia, Francia y Bélgica, los cuatro estado europeos protectores de Tierra Santa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad