publicidad

Natascha Kampusch, libro

Natascha Kampusch, libro

La madre de la chica que conmovió al mundo tras escapar de un secuestro de ocho años relata su calvario.

La madre mantuvo la fe

VIENA, Austria - La madre de Natascha Kampusch, la chica que conmovió al mundo tras escapar de un secuestro de ocho años cerca de Viena, relata su calvario en un libro cuyo título, "Años desesperados", define el tiempo que pasó sin conocer el paradero ni la suerte de su hija.Brigitta Sirny-Kampusch declaró el martes al presentar el volumen que lo ha escrito ante todo "para sí", porque le ha ayudado a superar mentalmente los traumas sufridos durante los ocho años y medio en los que su hija estuvo desaparecida, y en los que ella era la única que todavía creía en que volvería a encontrarla viva.

publicidad

La mujer señaló que frecuentemente recibe llamadas de padres cuyos hijos han desaparecido y a los que procura animar para que no pierdan la esperanza.

A la pregunta de cómo mantuvo ella misma la fe, respondió que, cuando quitaba el polvo de la foto de su hija, le hablaba y la acariciaba.

Natascha, oculta en la presentación

La propia Natascha no quiso perderse la presentación del libro y acudió a la rueda de prensa en el centro de Viena unos minutos después de haber comenzado.

Así pasó durante varios minutos desapercibida, detrás de unas oscuras gafas de sol, hasta ser reconocida por uno de los numerosos fotógrafos presentes en el acto.

Un portavoz de la editorial que publica el relato reveló que hay muchas editoriales del extranjero se han interesado por editar traducciones. En concreto hay solicitudes desde Gran Bretaña, España e Italia.

Sirny-Kampusch subrayó que no se trata de un libro de su hija sino suyo propio, desde su perspectiva, en el que relata el "estado de excepción", la "pesadilla", en la que se encontraba y por la que necesitaba atención psicológica, pero no excluyó que Natascha escriba su versión en el futuro.

Un vidente la dio por muerta

La madre también reveló que recurrió a los servicios de un vidente e hipnotizador, con la esperanza de averiguar así algo sobre el paradero de la chica, que en el momento de su secuestro, el 2 de marzo de 1998, tenía diez años, pero el hombre afirmó que estaba muerta.

publicidad

Acudió asimismo a una echadora de cartas y a una astróloga, sin resultado alguno.

Finalmente consultó a una vidente que le respondió de modo afirmativo a la pregunta de si la niña estaba aún con vida e incluso le facilitó una descripción vaga del lugar donde estaba presa, el sótano de la casa del secuestrador Wolfgang Priklopil, aunque hablaba de un "pozo".

El rescate y los días posteriores

La mujer recuerda también en su libro los días después de la reaparición de la chica, cuando tuvo que luchar por restablecer el contacto con ella ante los obstáculos que le imponía la policía y por encima de la interferencia de los medios.

Sobre la propia Natascha, Sirny-Kampusch dijo que está de acuerdo con la publicación del libro y que lo ha leído con gran atención antes de que saliera, pidiendo tan sólo algunos "pequeños cambios".

La joven, que ahora tiene 19 años, vive sola en un piso en Viena, pero se encuentra frecuentemente con su madre y sus hermanas, y desde su "renacimiento", el 23 de agosto de 2006, ha procurado volver a llevar una vida normal.

Durante algún tiempo, la madre iba a visitarla todos los días, pero ahora, según dijo, quiere dejarla más espacio libre.

Explicó que la muchacha, que durante los años de su cautiverio tan sólo podía escuchar de vez en cuando la radio y leer libros para formarse, estudia para concluir el colegio.

publicidad

Cuando fue secuestrada, Natascha iba a la escuela elemental, pero en las primeras entrevistas después de su liberación sorprendió por su manera de expresarse, elocuente y culta.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad