publicidad

Mujeres protestan por Youtube

Mujeres protestan por Youtube

Un grupo de mujeres saudíes protesta contra la ley que les prohíbe conducir en Arabia Saudí y reclama el derecho.

Reclaman derecho

EL CAIRO - Un grupo de mujeres saudíes ha colgado, en una acción sin precedentes, un vídeo en el portal de internet Youtube para protestar contra la ley que les prohíbe conducir en Arabia Saudí.La grabación, que dura 2 minutos y 49 segundos, muestra a una mujer conduciendo en una zona rural ataviada con un "hiyab", velo que tapa el cabello, y con la cara al descubierto, aunque su rostro no resulta reconocible porque permanece en la sombra.

La mujer, que no se identifica, rechaza las justificaciones dadas por las autoridades saudíes de que las mujeres no están todavía preparadas para conducir coches y pide al ministro de Interior saudí, el príncipe Nayef bin Abdelaziz, que les autorice a conducir.

"Pido al príncipe Nayef bin Abdelaziz, en nombre de la mujer saudí, que nos dé permiso para conducir coches", solicita la conductora, quien felicitó a sus congéneres por el día internacional de la Mujer, celebrado el pasado 8 de marzo.

Con motivo de ese día, la activista explica que un grupo de mujeres, "con permiso de conducir", presentaron una petición a las autoridades saudíes para que les dejen ejercer un derecho que consideran suyo y ayudar a otras a conseguirlo.

"Sabemos que este asunto no es ni político, ni religioso, sino un tema social -dice la conductora-, por tanto pedimos a su Excelencia que permita a las mujeres saudíes conducir coches para romper con la imagen de que no somos capaces de hacerlo".

publicidad

Desafío a la ley

La mujer concluye con un deseo: "Esperamos que el próximo día internacional de la Mujer las saudíes hayan obtenido su derecho a conducir".

En septiembre pasado, un grupo de mujeres intelectuales saudíes crearon la primera asociación en el reino para reivindicar el derecho a conducir, que durante décadas se les ha prohibido.

En 1990, el ya fallecido mufti de Arabia Saudí jeque Abdulaziz ben Baz, aprobó un edicto religioso que llevó al Ministerio del Interior a imponer esa prohibición.

Ese mismo año, 47 mujeres desafiaron la prohibición y condujeron sus coches en Riad como medida de protesta, antes de ser detenidas por las autoridades.

Además, fueron despedidas de sus trabajos y se prohibió a ellas y a sus familias viajar al extranjero.

En 2005, un centenar de saudíes presentaron una petición a la Asociación Nacional de Derechos Humanos saudí (ANDH) para que les ayudara a poner fin a la prohibición.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad