publicidad
.

Mueren varios militares de EU en Irak logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c2...

Mueren varios militares de EU en Irak

Mueren varios militares de EU en Irak

Dos infantes de la marina de Estados Unidos murieron y otros cuatro militares están desaparecidos en Irak, tras un ataque suicida de Al Qaeda.

Otros 13 infantes de marina fueron heridos en el ataque del jueves en la noche en Faluya, a 65 kilómetros al oeste de Bagdad, dijo el portavoa del Pentágono, Bryan Whitman. Entre las bajas había algunas mujeres, añadió.

El grupo Al Qaeda en Irak se atribuyó la responsabilidad por el ataque, diciendo que seis "cruzados" murieron y dos vehículos todo terreno "Humvee" fueron destruidos.

La atribución de responsabilidad fue difundida en el portal de acceso de un grupo islámico en la internet, pero no pudo ser inicialmente verificada.

El atacante suicida lanzó su vehículo contra una caravana de la Segunda Fuerza Expedicionaria de Infantes de Marina, dijo previamente el Ejército. Faluya, en la provincia de Anbar, fue escenario en noviembre de una vasta campaña militar estadounidense para desalojar a militantes.

Soldados estadounidenses en Faluya arrestaron al camarógrafo de Associated Press Television News, Amer Ali, quien fue al sitio del ataque a mediodía del viernes para filmar los resultados del ataque.

Secuencias filmadas por Ali mostraron marcas negras de objetos quemados a lo largo de una carretera, así como trozos de metal desparramados por el sitio. Otras secuencias filmadas por Alí el jueves mostraron gruesas columnas de humo negro elevándose del sitio de la explosión.

Por lo menos 1,730 efectivos militares estadounidenses han muerto desde que la guerra comenzó en marzo del 2003, según un conteo de The Associated Press.

publicidad

Los nuevos actos de violencia ponen de relieve los comentarios formulados por el principal comandante estadounidense en el Golfo Pérsico, que dijo el jueves al Congreso que la insurgencia iraquí no se ha debilitado en los últimos seis meses.

"Creo que hay más combatientes extranjeros llegando a Irak, que los que había hace seis meses", declaró el general John Abizaid ante un comité del Congreso de Estados Unidos.

En otros incidentes, tres bombas colocadas al costado de caminos estallaron el viernes cerca de caravanas militares estadounidenses y de una patrulla policial iraquí, dijeron las autoridades.

Una bomba colocada al costado de una carretera hirió a tres policías iraquíes en Kirkuk, dijo el teniente general Anuar Mohamed Amin. La ciudad, donde están algunos de los principales yacimientos petroleros de Irak, se halla a unos 120 kilómetros al norte de Bagdad.

Otra bomba estalló cuando pasaba una caravana militar estadounidense por la autopista Canal, cerca de ciudad Sadr, en Bagdad, dijo el coronel de la policía Jadim Hamza Abbas. No se informó de bajas.

En otro episodio de violencia, una unidad militar estadounidense fue alcanzada el viernes por una bomba colocada al costado de un camino, al sur de Bagdad, dijo el sargento del ejército David Abrams, vocero de la Fuerza de Tareas Bagdad. No se informó de bajas.

Por otro lado, el presidente estadounidense, George W. Bush, recibió en la Casa Blanca al primer ministro iraquí, Ibrahim al Jaafari, para jactarse de los progresos alcanzados en Irak, pese a las crecientes dudas de los estadounidenses y de la violencia en el terreno.

publicidad

"No es el momento de retroceder", declaró al Jaafari, quien agradeció a los estadounidenses por su compromiso.

"Por quienes se han sacrificado debemos seguir persiguiendo los objetivos que defendían. Veo de cerca lo que ocurre en Irak, y sé que hacemos progresos regulares y sustanciales", agregó el primer ministro iraquí, seguro de que "el proceso político, que incluye a los árabes sunitas, terminará con los terroristas".

Desde la transferencia de soberanía hace un año, "los iraquíes pueden reivindicar éxitos extraordinarios a pesar de las terribles dificultades", destacó también Bush, quien el martes a la hora de mayor audiencia televisiva planea hacer un balance de la situación en Irak.

En referencia a las elecciones de enero, la instalación del gobierno y el proceso constitucional, Bush declaró que "son tareas monumentales y, sin embargo, en cada etapa hasta el presente los iraquíes alcanzaron sus objetivos estratégicos, y los terroristas no consiguieron evitarlo".

Los insurgentes creen "que si pueden debilitar nuestra voluntad y actuar sobre la opinión pública, entonces los responsables políticos abandonarán su misión", explicó Bush.

"Yo no abandonaré mi misión", señaló, excluyendo cualquier idea de anunciar un calendario de retiro de las fuerzas estadounidenses, reclamado por legisladores de la mayoría republicana y la oposición demócrata.

publicidad

"¿Por qué le diríamos al enemigo: aquí está nuestro calendario, vayan y esperen nuestra partida?", dijo.

"El camino que se abre no será fácil", admitió Bush, sin hacer referencia a las víctimas del atentado de Faluya. "Los asesinatos y bombas que contemplamos destacan el hecho de que un enemigo violento y sin escrúpulos, sin respeto por la vida humana, se opone a la libertad en Irak", afirmó.

Recientes sondeos indican que una mayoría de estadounidenses se opone a la guerra en Irak, y varios legisladores se hicieron eco el jueves de las preocupaciones de sus votantes durante audiencias en el Congreso en presencia del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y militares de alta graduación.

"Perderemos esta guerra si nos vamos antes de lo debido, y ¿qué es lo que nos podría empujar a ello? La caída de la moral de la opinión pública, y eso es lo que está pasando", declaró el republicano Lindsey Graham, senador de la conservadora Carolina del Sur (este).

El general John Abizaid, jefe del Comando Central (Centcom), admitió ante las comisiones de Fuerzas Armadas del Senado y de la Cámara de Representantes que quedaba "mucho trabajo por hacer" para poner fin a la insurrección.

Pero "todos los que dicen que hemos perdido esta guerra o que estamos perdiéndola se equivocan", afirmó el secretario de Defensa Rumsfeld, también ante las comisiones.

publicidad

La insurrección iraquí vive "los últimos sobresaltos de la agonía", sentenció el vicepresidente Dick Cheney a la cadena CNN.

Este diagnóstico es cuestionado, sin embargo, por numerosos legisladores estadounidenses, incluido el senador republicano Chuck Hagel, para quien "la realidad es que estamos perdiendo en Irak".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad