publicidad

Mueren cuatro soldados de EU en Afganistán en ataques separados

Mueren cuatro soldados de EU en Afganistán en ataques separados

Los soldados fallecidos fueron víctimas de ataques separados con bombas colocadas al paso de unidades militares.

Escuetos detalles

KABUL - Cuatro soldados estadounidenses murieron en las últimas 24 horas en Afganistán, informaron el lunes las fuerzas de la OTAN.

Tres estadounidenses fallecieron el domingo en el sur de Afganistán, agrega el comunicado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Otros dos fallecieron en un atentado con explosivos y un tercero perdió la vida en un tiroteo por separado.

El ejército indicó el cuarto soldado falleció en el este de Afganistán al estallar una bomba.

Los muertos elevaron el número de estadounidenses fallecidos en Afganistán en noviembre a 15. Octubre fue el mes más mortífero para soldados estadounidenses en los ocho años que dura la guerra en Afganistán, al sumar 58 fallecimientos.

Violencia en aumento

En tanto, autoridades afganas informaron que tres soldados afganos murieron al estallar una bomba al costado del camino en la provincia sureña de Helmand.

El Ministerio del Interior indicó que el atentado ocurrió el domingo en el distrito de Musa Qala district.

No se dieron más detalles ni se informó si la muerte de los afganos estuvo relacionada con la de los estadounidenses.

No apto para niños

Ocho años después de la caída del régimen talibán, y pese a los miles de millones de dólares de ayuda internacional, Afganistán sigue siendo un país devastado, donde los derechos de los niños son violados continuamente, denunció el domingo una representante de UNICEF.

publicidad

Mortalidad infantil, trabajo infantil, matrimonios precoces, niños soldados o utilizados como kamikazes: todos estos males aquejan a Afganistán, donde la mitad de la población tiene menos de 15 años.

"Según nuestras investigaciones, la tasa de mortalidad infantil es la más alta del mundo, en un país donde el 70% de la población no tiene acceso al agua potable. Un 30% de los niños afganos trabajan de una u otra forma. 43% de la niñas son obligadas a casarse antes de los 15 años", afirmó Catherine Mbengue, representante en Afganistán del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), durante una rueda de prensa en Kabul.

Situación degradante

Veinte años después de la adopción de la Convención de los derechos de los niños, ratificada en 1994 por Afganistán, la situación de los niños no cesa de degradarse en este país.

"La violencia contra los niños en Afganistán es generalizada", denunció por su lado Hamida Barmaki, miembro de la Comisión independiente afgana de los derechos humanos (AIHRC).

"Hoy, Afganistán es el peor lugar del mundo para los niños", subrayó a su vez Fawzia Kofi, diputada afgana.

"En 2008, hubo 1,459 casos censados de abusos sexuales contra niños, pero no cabe la menor duda de que se trata apenas de la punta del iceberg", precisó el responsable de la delegación de la Comisión europea en Afganistán, Hansjörg Kretschmer.

publicidad

¿Qué opina de la estrategia del presidente Barack Obama en Afganistán? Comente aquí.

Algunos progresos

Sin embargo, "hay progresos especialmente en materia educativa, con 6 a 7 millones de niños escolarizados. La mortalidad infantil retrocedió de 2,5 a 1,9%, y la mortalidad de los niños de menos de cinco años pasó de 1,6 a 1,3%", destaca Kretschmer.

Pero "la ayuda dedicada a los niños de Afganistán es apenas una gota de agua en el océano, comparada con las enormes sumas gastadas en el sector de la seguridad o de la reconstrucción", afirma el responsable europeo.

Afganistán es el quinto país mas pobre del mundo. En su clasificación para 2009 divulgada el martes, la ONG Transparency international coloca a Afganistán en el segundo lugar entre los países mas corruptos del mundo, solamente por detrás de la caótica Somalia.

Afganistan es también, y de muy lejos, el primer productor de opio, transformado luego en heroína, con mas del 90% de la producción mundial.

Londres advierte colapso

El gobierno de Afganistán colapsaría en pocas semanas si los soldados de la OTAN abandonaran el país enseguida, dijo el canciller británico en una entrevista publicada el sábado.

David Miliband, quien se encontraba en Afganistán la semana pasada para acudir a la inauguración del presidente afgano Hamid Karzai, dijo que los insurgentes vencerían rápidamente a los soldados afganos si la comunidad internacional abandonara el país.

publicidad

"Si las fuerzas internacionales se van, uno puede escoger un momento dado _ cinco minutos, 24 horas o siete días _ pero los insurgentes derrotarían a los soldados preparados para la resistencia y volveríamos a estar en el punto de partida", dijo Miliband al diario The Guardian.

Karzai ha dicho que espera que el ejército de su país sea capaz de controlar la nación en unos cinco años. Miliband dijo que la comunidad internacional permanecería en el país mientras se la necesite.

Los planes de Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró la semana pasada que su intención es haber resuelto la guerra de Afganistán antes de que expire su mandato, y afirmó que se encuentra "muy cerca de tomar una decisión" sobre su estrategia.

En una serie de entrevistas concedidas a cadenas de TV, Obama reiteró que presentará su nueva estrategia para la guerra en Afganistán en las "próximas semanas" al pueblo estadounidense.

Cuando anuncie su decisión, aseguró, Estados Unidos tendrá una idea clara de "lo que vamos a hacer, cómo vamos a conseguir el éxito y cuánto va a costar".

También sabrán, declaró, "cómo se acaba esto" de modo que la guerra no se prolongue como una "ocupación de muchos años que no serviría a los intereses de Estados Unidos".

publicidad

Su estrategia, indicó, "nos pondrá en el camino para acabar la guerra".

Mandato sin herencia

En principio, su "deseo" sería "no traspasar" la guerra al próximo presidente estadounidense, aunque no precisó si eso quiere decir que se contempla la salida de las tropas para 2012, el próximo año de elecciones presidenciales en Estados Unidos.

En su lugar, precisó que "tenemos un interés máximo en asegurarnos de que Afganistán sea lo suficientemente estable como para que no pueda infectar a toda la región con un extremismo violento".

En la actualidad se encuentran desplegados en Afganistán cerca de 68 mil soldados estadounidenses. Obama debe decidir, como parte de su estrategia, si aumenta ese número y en ese caso cuántos refuerzos envía.

Para tomar esta decisión se ha reunido en ocho ocasiones con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca a lo largo de los últimos tres meses.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad