publicidad

Mueren cinco soldados de Estados Unidos en Afganistán

Mueren cinco soldados de Estados Unidos en Afganistán

Cinco soldados de EU murieron en un ataque en el sur de Afganistán mientras se incrementa la guerra contra el Talibán.

Bomba al paso de convoy

KABUL - Cinco estadounidenses murieron en un ataque en el sur de Afganistán, donde fuerzas de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han incrementado las operaciones contra el Talibán, dijo el ejército.

Cuatro soldados fallecieron debido a una bomba colocada en el camino, uno recibió disparos de combatientes rebeldes y otro murió en un ataque durante un patrullaje. El comunicado del ejército de Estados Unidos difundido el viernes señaló que los cinco murieron el jueves.

Un infante de marina fue muerto a tiros cuando efectuaba una patrulla a pie en la provincia de Nimroz, dijo la vocera militar, capitán Elizabeth Mathias.

Las muertes se producen en momentos que Washington discute si incrementará el número de efectivos militares en el país.

Las bombas colocadas en los caminos son responsables de la mayoría de muertes de fuerzas estadounidenses y de la OTAN en lo que ha sido el año más letal para las fuerzas internacionales y que ha mostrado ser especialmente mortífero en el sur, controlado ampliamente por el Talibán.

Las opciones de Obama

Ser más o no ser más en Afganistán.

La conclusión franca presentada por el máximo comandante estadounidense en Afganistán, de que "el status quo conducirá al fracaso", coloca al presidente Barack Obama ante una disyuntiva urgente: el envío de más soldados a un conflicto que se va a pique o limitar su papel y enfocarse en combatir a los rebeldes en lugar de darle protección a todos los afganos.

publicidad

En su informe a Obama, el general Stanley McChrystal deja en claro su opinión de que el éxito final de las tropas estadounidenses en Afganistán requiere resolver dos amenazas principales: la insurrección y la "crisis de confianza" de los afganos hacia su propio gobierno. Los dos deben enfrentarse, y en conjunto requieren más recursos, según el militar.

"Atender insuficientemente cualquiera de las amenazas principales conducirá al fracaso", concluyó el general.

Escenario complicado

La valoración de McChrystal pone a prueba la asertividad de Obama, quien apenas hace seis meses dijo que pondría la ofensiva militar camino al éxito, proporcionándole lo que el anterior ocupante de la Casa Blanca no le dio.

"Durante los últimos seis años, se le han negado a Afganistán los recursos que exige, debido a la guerra (de Estados Unidos) en Irak", dijo Obama el 27 de marzo. "Ahora, debemos hacer un compromiso de que podremos alcanzar nuestras metas". El presidente aprobó el envío de 21 mil soldados estadounidenses más y prometió mejorar los esfuerzos de su ejército para estabilizar el país asiático, entrenar sus fuerzas de seguridad y promover avances en los terrenos de la impartición de justicia y oportunidades económicas.

Obama también dijo entonces que reevaluaría el panorama después de las elecciones presidenciales en Afganistán, que se efectuaron el 20 de agosto. Las acusaciones de un fraude electoral generalizado que surgieron después de la votación han acrecentado las dudas en Washington sobre si el gobierno afgano puede considerarse un socio fiable.

publicidad

Tiempo para decidir

Hasta ahora el presidente no ha avalado la evaluación de McChrystal. En diversas entrevistas por televisión en la última semana, dijo que necesita estar convencido de que el envío de más efectivos dará mayor seguridad a los estadounidenses frente a la amenaza de Al Qaida.

Obama reiteró en entrevistas que su meta principal es destruir a Al Qaida, pese a que no está presente en Afganistán en números significativos. No habló mucho sobre la ayuda a Afganistán.

El informe de McChrystal, confirmado el lunes por el Pentágono luego de que fuera revelado por el diario The Washington Post, no fue redactado con la intención de presentarle a Obama una lista de opciones militares. El general no deja duda alguna con respecto a su posición: cree en una campaña antiguerrillera extensa y llevada al máximo, y que el tiempo es esencial.

Buscan otras opiniones

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton subrayó la importancia de buscar más puntos de vista además del de McChrystal.

"Es extremamente importante (lo dicho por el general), pero es una parte del proceso total y hay muchas otras consideraciones que debemos tener en cuenta", dijo Clinton en una entrevista televisada.

Clinton agregó rotundamente que no se tomaría ninguna decisión hasta que se sepa el resultado de las elecciones afganas "porque debemos saber quienes son nuestros colegas y debemos dejar en claro que a cambio de X, esperamos Y".

publicidad

Anthony Cordesman, analista militar del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales y quien asesoró a McChrystal en Kabul hace unos meses, dijo en una entrevista telefónica el lunes que Obama ha generado dudas sobre su compromiso al éxito en Afganistán al aplazar la decisión de otorgar más recursos.

"La verdad es que no tenemos tanto tiempo", dijo Cordesman. "Esperar a ver qué pasa con los recursos existentes y con los niveles de tropa existentes, mientras el general al mando ya ha dicho que ése es un riesgo inaceptable, básicamente invita a la derrota", declaró. "El presidente todavía tiene que demostrar que puede conducir las cosas en esta guerra", agregó.

Guerra que desgasta

Al cabo de ocho años de presencia, las fuerzas internacionales tienen cada vez más dificultades para contener la insurrección de los talibanes, mientras las opiniones públicas occidentales se inquietan por la participación de sus soldados.

Desde hace varios meses, las pérdidas de los occidentales alcanzan récords.

Este año han muerto en Afganistán 368 militares extranjeros, 216 de los cuales son estadounidenses. El año pasado murieron 294.

Desde hace dos años, los talibanes, expulsados del poder a fines de 2001 por las fuerzas internacionales dirigidas por Estados Unidos, intensificaron considerablemente y extendieron geográficamente su insurrección, a pesar de la presencia de 100 mil soldados extranjeros, más de dos tercios de ellos estadounidenses.

publicidad

La comandancia de la OTAN trata de adaptar su estrategia de contrainsurgencia a la amenaza de las minas caseras activadas a distancia y que provocan la mayoría de las pérdidas militares sobre todo en las peligrosas provincias de Helmand y de Kandahar, en el sur afgano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad