publicidad
Nigeria

Mueren al menos 55 personas tras ataques extremistas en Nigeria

Mueren al menos 55 personas tras ataques extremistas en Nigeria

Autoridades informaron que al menos 55 personas murieron en ataques de extremistas islámicos en Nigeria, además se reportaron 105 reos prófugos.

Nigeria
Nigeria

Liberan a 109 reos

Al menos 55 personas, entre policías, funcionarios de prisiones, niños, soldados e insurgentes, murieron en un ataque al parecer perpetrado por el grupo islamista Boko Haram en Bama, noreste de Nigeria, según la agencia Notimex. 

El portavoz de la Fuerza de Acción Conjunta (JTF, en su acrónimo inglés) del Ejército nigeriano, Sagir Musa, citado por el diario local Vanguard, indicó que medio millar de hombres irrumpieron en la ciudad a bordo de varios vehículos y atacaron un cuartel, una cárcel, un tribunal, un ambulatorio y la oficina del gobierno local, reportó Efe.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

Según Musa, los fallecidos son 22 agentes de policía, 14 funcionarios de prisiones, 13 supuestos miembros de Boko Haram, 2 soldados, una mujer y 3 niños.

publicidad

La primera oleada de ataques -aseguró la fuente- asaltó el cuartel de la Policía Provincial (del estado de Borno, donde se encuentra Bama) y le prendió fuego, para proceder luego a atacar otros objetivos, como la cárcel, de la que los atacantes liberaron a 109 reclusos.

Ejército nigeriano mata a 13 pistoleros

Los asaltantes encontraron resistencia en el cuartel del Ejército en la ciudad, donde los militares lograron repeler el ataque y mataron a 13 pistoleros.

El diario publicó fotografías de cuerpos apilados que aseguró pertenecían a las víctimas del ataque de ayer en Bama.

Además, el comandante de la JTF en Bama, A.G. Laka, afirmó que los atacantes se desplazaron después a la localidad de Banki, cerca de la frontera nigeriana con Camerún, donde protagonizaron más actos violentos, aunque no se conocen todavía datos al respecto.

Aunque ningún grupo se ha atribuido el ataque hasta el momento, el proceder y los objetivos coinciden con los elegidos habitualmente por Boko Haram, cuyo bastión, la ciudad de Maiduguri, capital del estado de Borno, se encuentra a 70 kilómetros de Bama.

Grupos extremistas buscan imponer ley islámica

Los islamistas, que buscan que rija la ley islámica (sharia) en todo Nigeria, llegaron en autobuses y camionetas en uno de los más mortales ataques de Boko Haram desde que se levantó en armas en 2009, mencionó Notimex.

publicidad

El Gobierno nigeriano ha intentado recientemente entrar en conversaciones con los fundamentalistas para conceder una amnistía a aquellos que quieran abandonar la violencia, una oferta que los integristas han rechazado, agregó Efe.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha presuntamente por imponer la ley islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos, según cifras del Ejército nigeriano.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad