publicidad
Algunas de las víctimas se cubren el rostro durante el inicio del juicio contra el monje Pierre-Etienne Albert.

Monje pederasta cometió actos contra 38 niños en Francia

Monje pederasta cometió actos contra 38 niños en Francia

Un monje frances acusado depederastia contra 38 niños, reveló que su congregación estaba al tanto de sus actos.

Algunas de las víctimas se cubren el rostro durante el inicio del juicio...
Algunas de las víctimas se cubren el rostro durante el inicio del juicio contra el monje Pierre-Etienne Albert.

Aseguró que su congregación lo sabía

PARÍS- Un monje francés confesó haber cometido actos de pederastia durante varios años en el seno de una congregación que conocía su forma de actuar, durante la primera jornada del juicio abierto contra él en Rodez, en el centro de Francia.

Pierre-Etienne Albert, que actualmente tiene 60 años y vive recluido en una abadía, está siendo juzgado por haber cometido tocamientos, caricias y besos a 38 niños de 5 a 14 años entre 1985 Y 2000.

Pero él mismo confesó que la lista es mucho mayor y reveló hasta 57 nombres de niños, aunque muchos de los cuales no serán juzgados porque o han prescrito o los hechos no se han establecido.

publicidad

Los actos tuvieron lugar en la comunidad católica de Béatitudes, una congregación que proclama la vivencia alegre de la fe y que está siendo investigada en Francia por posibles tendencias sectarias.

Podría alcanzar sólo 10 años de prisión

Albert, que escribía las canciones de los monjes y dirigía los coros, viajó por varios centros de la congregación y, gracias a sus labores, tuvo acceso a muchos menores.

En ese contexto se produjeron los actos pederastas que confesó al tribunal, donde también quiso pedir perdón a sus víctimas.

"Espero que encuentren consuelo tras este juicio", afirmó el fraile ante la corte y delante de muchas de las víctimas que acudieron al proceso.

El monje, que puede ser condenado a una pena de hasta diez años de cárcel, aseguró también que narró a sus hermanos de congregación los hechos por los que ahora está siendo juzgado.

Pero no hicieron nada, ni siquiera le apartaron de sus funciones donde el contacto con los niños era más habitual.

Ninguno de los responsables de la congregación admitió los hechos y ninguno aparece como acusado porque los delitos de ocultación de denuncia que se les podrían imputar ya han prescrito.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad