publicidad

Militar viaja a Alemania tras secuestro

Militar viaja a Alemania tras secuestro

Un infante de la marina de Estados Unidos que desapareció el mes pasado luego de su aparente secuestro en Irak partió hacia una base militar en Alemania.

El soldado Wassef Alí Hassoun fue llevado en avión al Centro Médico Regional Landstuhl, en Alemania y permanecerá allí durante varios días, dijo Marie Shaw, vocera del hospital.

"El rendirá un informe" a sus superiores y "será sometido a una evaluación", afirmó la funcionaria.

La armada está investigando si el secuestro de Hassoun ocurrió realmente, o fue una patraña. En determinado momento, un grupo islámico aseguró haberlo decapitado.

Hassoun, de 24 años, y de ascendencia libanesa, desapareció el 20 de junio de su base cerca de la convulsionada ciudad iraquí de Faluyá.

El jueves, funcionarios estadounidenses lo recogieron en Beirut y lo llevaron a la Embajada de Estados Unidos en la capital libanesa, dijo en Washington Richard Boucher, portavoz del Departamento de Estado.

Sami Hassoun, el hermano mayor de Wassef, dijo a The Associated Press que la familia se reunió el jueves en la noche con el marine en la Embajada de Estados Unidos en Beirut.

"Fuimos allí ayer en la noche y lo vimos", señaló. "Le dijimos adiós y retornamos a casa. Ellos (los funcionarios de la embajada) nos dijeron que partiría del Líbano hoy", declaró Sami Hassoun el viernes.

Otro hermano de Jasun, Mohamad, dijo el jueves en su residencia de West Jordan, Utah, que había conversado con él brevemente, pero no podría dar detalles sobre su desaparición y se negó a comentar en torno al supuesto engaño.

publicidad

Jasun fue presentado por la televisión árabe, con los ojos vendados y una espada colgando sobre él, supuestamente en manos de un grupo identificado como "Respuesta Islámica", que amenazó con matarlo.

El sábado, un comunicado en un sitio de internet indicó que había sido decapitado, pero al día siguiente, otra declaración en un sitio diferente señaló que la versión era falsa.

El jueves, cuando Jasun fue recogido por las autoridades de Estados Unidos en Beirut, un enfrentamiento a tiros estalló entre miembros del clan de Jasun en su ciudad natal de Trípoli y rivales que los calificaron de colaboradores con los estadounidenses, porque el cabo formaba parte de la infantería de marina. Dos personas murieron.

Mientras en Bagdad, un comunicado militar publicado anunció el viernes que un soldado estadounidense falleció el jueves en Irak en circunstancias todavía sin aclarar.

"Un soldado de la 1ª División de Caballería blindada murió en un incidente sin relación con el combate el jueves hacia las 5:30 p.m. locales (13:30 GMT), y hay una investigación abierta para determinar las causas de su fallecimiento", precisa el comunicado.

El Ejército lugo dijo que el militar murió cuando rebeldes iraquíes atacaron una patrulla estadounidense con armas pequeñas.

El soldado, que no ha sido identificado en tanto se informa a las autoridades, resultó herido la noche del jueves, en un enfrentamiento en Bagdad, tras el cual fue evacuado a un hospital militar donde falleció luego, dijo el Ejército.

publicidad

Los norteamericanos detuvieron a dos rebeldes en el ataque y a otros tres en otro incidente.

Hasta el jueves se ha confirmado la muerte de 868 militares norteamericanos desde el inicio de las operaciones en Irak el año pasado, de acuerdo con el Departamento de la Defensa. De ellos, 645 ha caído a consecuencia de acciones hostiles, mientras que el resto lo han hecho por diferentes causas, entre ellas accidentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad