publicidad

Milicia se deslindó de muerte

Milicia se deslindó de muerte

Una milicia islámica señaló que no tiene relación alguna con el asesinato de Benazir Bhutto en Pakistán.

Investigan crimen

ISLAMABAD - Una milicia islámica señaló que no tiene relación alguna con el asesinato de Benazir Bhutto, y los allegados de la líder opositora paquistaní acusaron al Gobierno de encubrir a los atacantes y cuestionaron la versión oficial de la muerte de la ex Primera Ministra.

Los asesores de Bhutto dijeron que tenían dudas de que el comandante de la milicia, Baitulá Mehsud, haya planificado el ataque contra la líder opositora, y manifestaron que la aseveración del Gobierno de que ella murió al golpearse su cabeza contra el techo del automóvil era peligrosa y sin sentido.

Un funcionario del Ministerio del Interior, por su parte, manifestó que Paquistán no necesita ayuda internacional para investigar el asesinato.

Mientras tanto, un grupo de personas atacó a tiros a una caravana de simpatizantes de Bhutto que regresaba a Karachi después de su funeral, matando a un hombre y lesionando a otros dos, expresó Waqar Mehdi, portavoz del partido de Bhutto.

Disturbios

En rueda de prensa, Cheema aseguró que la ola de violencia ha causado pérdidas millonarias en propiedades destrozadas por los manifestantes, aunque calificó de "satisfactoria" la situación global de seguridad en el país.

Los disturbios registrados en Pakistán, sobre todo en la provincia sudoriental de Sindh, desde el asesinato el jueves de la opositora Benazir Bhutto han causado la muerte de 38 personas y heridas a otras 53, informó el portavoz de Interior, Javed Iqbal Cheema.

publicidad

"Los delincuentes se están aprovechando de la tensa situación" generada por la muerte de Bhutto, consideró el portavoz, quien detalló que 174 bancos, 34 gasolineras, 765 comercios y 72 vagones de tren han sido incendiados en los disturbios registrados por todo el país.

Sus cifras contrastan, no obstante, con las ofrecidas poco antes por el ministerio del Interior de la provincia de Sindh, que cifró en 44 los muertos sólo en esa región, y en 13 bancos, 27 gasolineras y 600 vehículos los incendiados en la sureña ciudad de Karachi.

Los disturbios mantienen aislada Sindh del resto del país, con todas las líneas de ferrocarriles cortadas, las tiendas y gasolineras cerradas y constantes brotes de violencia en sus calles, según los canales privados de televisión paquistaníes.

Delincuentes aprovechan crimen

La empresa nacional de ferrocarriles reclamó al Ejército y los "rangers" o paramilitares que desplieguen a sus tropas para proteger las vías férreas.

Aunque el Ejército ha sido desplegado en todo Sindh y los "rangers" en las principales ciudades de la provincia noroccidental del Punjab, Cheema dijo que la intervención de las tropas será "el último recurso" para mantener el orden.

Poco antes, el presidente del país, Pervez Musharraf, había presidido una reunión con altos cargos del Gobierno y responsables del Ejército y los cuerpos de seguridad, a los que ordenó actuar "con firmeza" para restablecer el orden en el país.

publicidad

El Presidente Pervez Musharraf manifestó a sus funcionarios que las personas que saqueen y participen en hechos de violencia serán tratadas con firmeza y se tomarán todas las medidas para asegurar la seguridad de la población, reportó la agencia noticiosa Prensa Asociada de Paquistán.

Por otra parte, la comisión electoral de Paquistán convocó a una reunión de emergencia para el lunes, a fin de discutir el impacto de la violencia sobre los comicios parlamentarios previstos para el 8 de enero.

Nueve oficinas electorales en la provincia meridional de Sindh, donde nació Bhutto, fueron incendiadas, junto con listas de votantes y urnas, informó la comisión en un comunicado.

La violencia causó también problemas en la impresión de las papeletas electorales, en el entrenamiento de los funcionarios que atenderán las urnas, y en otras actividades de logística previas a la elección, señaló el comunicado.

Violencia en extremo

El Gobierno estadounidense, que considera a Paquistán un aliado crucial en la guerra contra el terrorismo, ha presionado al Presidente Pervez Musharraf para realizar los comicios conforme a lo previsto, a fin de promover la estabilidad, la moderación y la democracia en el país, dijeron funcionarios estadounidense.

El Primer Ministro Mohamedmian Soomro dijo ayer que el Gobierno no tiene planes inmediatos de posponer las elecciones, pese a la violencia y a la decisión de Nawaz Sharif, otro líder de oposición, quien boicoteará las elecciones.

publicidad

El Partido del Pueblo de Paquistán, encabezado por Bhutto, convocó también a una reunión para mañana, con el objetivo de decidir si participará en los comicios.

Hoy, las carreteras en la provincia de Sindh estaban cubiertas de vehículos en llamas, un recordatorio del caos en que se ha sumido el país desde el jueves, cuando la dirigente fue asesinada. Fábricas, comercios y restaurantes fueron incendiados en Karachi, la ciudad más grande de Paquistán, donde 17 personas han muerto y decenas han resultado heridas, informaron las autoridades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad