publicidad

Miles de refugiados llegan a Alemania y Austria

Miles de refugiados llegan a Alemania y Austria

Varios miles de refugiados llegaron el sábado a Alemania, el lugar que muchos ven como la tierra prometida tras haber huido de Siria.

Miles de refugiados llegan a Austria y Alemania /Univision

Varios miles de refugiados llegaron el sábado a Alemania, el lugar que muchos ven como la tierra prometida tras haber huido de Siria y estar varios días en Hungría, donde no se sintieron bien acogidos por las autoridades.

"He venido aquí porque aquí estoy seguro, he venido huyendo de la guerra. Alemania quiere que vengamos para ayudarnos", dijo un joven sirio llamado Mustafa en declaraciones a la Primera Cadena de la Televisión Alemana, ARD.

Por su parte, al menos 6,500 refugiados, en su mayoría provenientes de Oriente Medio, pudieron abandonar Hungría tras días de estancamiento en ese país y fueron calurosamente recibidos en Austria, desde donde la mayoría prosiguió su viaje a Alemania.

Lea: Éxodo de refugiados sirios, sólo comparable al de la II Guerra Mundial.

Ese es el resumen de lo acontecido en este sábado en Austria, si bien aún no ha terminado y las fronteras permanecían abiertas a última hora del sábado para muchos otros aspirantes de asilo que se acercaban en trenes al paso fronterizo de Nickelsdorf, en el estado federado austríaco de Burgenland.

La avalancha humana desde Hungría hacia occidente comenzó en la madrugada del sábado, después de que el gobierno húngaro ofreciera trasladar en autobús a los miles de refugiados que acampaban desde hacía días en los entornos de la estación de Keleti en Budapest.

publicidad

La oferta valía también para las más de un millar de personas que, cansadas de esperar en Keleti, se habían lanzado a una marcha a pie por una autopista húngara en dirección a la frontera.

En total, hasta las primeras horas de la noche habían llegado cerca de 6,000 refugiados a diversas ciudades alemanas. Los primeros trenes especiales llegaron a Múnich, donde los refugiados fueron recibidos por las autoridades locales y por muchos ciudadanos con letreros de bienvenida.

"Durante todo el día hemos dejado dos cosas claras. En casos de urgencia hay que ayudar y por eso hemos ayudado. Pero también hemos dicho que todos los países tienen que cumplir con sus obligaciones", declaró el ministro de la Cancillería, Peter Altmeier.

"Alemania ha acogido a muchos refugiados y los seguirá acogiendo, la cultura de la bienvenida es grande entre nosotros. Pero necesitamos que los otros países europeos también asuman compromisos" , agregó Altmeier.

En vista de la situación crítica que se estaba presentando en Hungría, Alemania y Austria acordaron permitir el ingreso de los refugiados procedentes de ese país a su territorio.

Sin embargo, la mayoría de los refugiados veían a Austria sólo como un lugar de paso -sólo un par de decenas han pedido hoy asilo en ese país-, y la mayoría prosiguieron su camino hacia Alemania.

publicidad

Alemania se organiza para repartir a los refugiados

Alemania repartirá a los refugiados que han llegado a su territorio siguiendo el sistema de cuotas fijado en la llamada Fórmula de Königstein, que tiene en cuenta tanto la población como los ingresos fiscales de los 16 estados federados.

Siguiendo ese sistema, actualmente el estado federado que más refugiados recibe es Renania del Norte-Westfalia, seguido por Baviera.

El sistema se creó originalmente en 1949 para fijar los aportes a la financiación de instituciones de investigación por fuera de las universidades, pero posteriormente se ha aplicado a otros asuntos en los que hay que repartir las cargas entre los estados federados.

Desde 2005, la Fórmula de Königstein se aplica también para el reparto de refugiados entre los 16 estados federados. Las autoridades alemanas calcularon inicialmente que hoy llegarían al país entre 5,000 y 7,000 refugiados procedentes de Hungría, lo que triplicará el flujo de los días anteriores.

"Es tres veces más que en los otros días. Poco a poco llegamos a los límites de nuestras capacidades", dijo el portavoz de la Policía federal, Ivo Priebe.

Una voz crítica con la decisión de abrir la frontera vino de parte del ministro de Interior de Baviera, Joachim Hermann, que se quejó de que la misma no hubiera sido consultada con los estados federados y la calificó de una señal equivocada para Europa.

publicidad

Sin embargo, la mayoría de los representantes de las autoridades regionales se concentraron en subrayar su disposición a ayudar y en elogiar la actitud de la mayoría de la población, que se ha mostrado bastante abierta.

El primer ministro de Turingia, Bodo Ramelow, dijo incluso que la disposición de ayudar de la gente lo había llevado casi a "llorar de alegría".

Merkel habló hoy por teléfono con el presidente húngaro, Viktor Orbán, sobre la crisis de los refugiados, tras muchas diferencias entre los dos países al respecto.

"Los dos han estado de acuerdo en que tanto Hungría como Alemania deben cumplir sus compromisos europeos, incluido lo fijado en el acuerdo de Dublín sobre los refugiados", dijo hoy el portavoz adjunto del Gobierno alemán, Georg Streiter.

Según Streiter, ambos políticos se mostraron de acuerdo en que la autorización para que varios miles de refugiados viajasen hoy de Hungría a Alemania debe ser una excepción.

Recientemente, Orbán había dicho que el problema de los refugiados sirios no era un problema europeo, sino un problema alemán, después de que Merkel afirmase que no haría volver a ninguna persona procedente de Hungría al lugar donde hubiera tocado suelo europeo.

Orbán acusó a Alemania de haber contribuido a aumentar el flujo de refugiados con esa declaración.

publicidad

Ante ello, Merkel respondió que Alemania estaba haciendo aquello a lo que "moral y jurídicamente está obligada" y recordó que todos los países de la Unión Europea tienen que cumplir lo acordado en la convención de Ginebra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad