publicidad

Matan a juez que enjuiciaría a Hussein

Matan a juez que enjuiciaría a Hussein

En una emboscada, asaltantes armados mataron al juez que trabajaba para el tribunal que juzgará a Saddam Hussein y varios miembros de su régimen.

Aunque un miembro del tribunal admitió que los ataques podrían haber sido fruto de una disputa personal, uno de los hijos del juez no estuvo de acuerdo. Indicó que ambos fueron asesinados porque trabajaban para el tribunal o por ser de la minoría curda.

La noticia de su fallecimiento fue conocida mientras estallaban dos vehículos cargados de explosivos en la capital iraquí, matando a 14 soldados iraquíes e hiriendo a decenas más.

La primera explosión fue dirigida contra una base del ejército iraquí en el centro de Bagdad, matando a seis soldados e hiriendo a 25. La segunda carga fue detonada una hora después en un control del ejército en el sur de Bagdad y mató a cuatro soldados, dijo la policía.

Fueron muertos el juez Barwez Mohammed Mahmoud al-Merwani y su hijo, el abogado Aryan Barwez al-Merwani, según uno de los hijos del magistrado, Kikawz Barwez Mohammed al-Merwani.

Indicó que los atacantes dispararon desde un vehículo en marcha cuando las víctimas intentaban montarse en un automóvil frente a su vivienda. El capitán de la policía Alí al-Obeidi dijo que en el vehículo que huyó viajaban tres atacantes.

Los atentados del martes en el norte de Bagdad fueron los primeros en los que perecieron miembros del tribunal especial que juzgará a Hussein. El Tribunal Especial de Irak fue creado en 2003 y está integrado por más de 40 jueces, fiscales e investigadores.

publicidad

La víspera de los ataques, el tribunal encausó a cinco miembros del antiguo régimen - entre ellos uno de los hermanastros de Hussein -por delitos contra la humanidad.

Entre los acusados figuran el ex vicepresidente Taha Yasin Ramadan, y un hermanastro de Hussein, Barzan Ibahim Al Hasan, que junto a tres dirigentes del antiguo partido único Baz serán los primeros miembros de derrocado régimen que comparecerán en condición de imputados ante la justicia.

Sin embargo, no quedó en claro si los asesinatos estuvieron relacionados con las funciones del tribunal.

El Tribunal Especial no precisó cuándo se iniciará la vista, que marcará el inicio de los juicios de decenas de dignatarios del antiguo régimen que esperan en prisión el fin de la instrucción de sus casos.

"Creemos que el asesinato tiene motivaciones políticas, porque ambas víctimas trabajaban en el tribunal especial y el hijo era un funcionario de alto rango en la oficina de Bagdad del UPK (Unión Patriótica del Kurdistán). El fallecido juez no tenía problemas personales con nadie", dijo el juez. "Esto es una acción terrorista perpetrada" por miembros del Partido Baath de Hussein y por "terroristas", insistió el hijo del magistrado.

Con la muerte el martes de 14 militares iraquíes, asesinados en sendos atentados en Bagdad, subió a más 140 los muertos por la violencia en Irak en tres días.

publicidad

Además del propio Hussein, entre los que también deberán comparecer ante la justicia se encuentran otros dos de sus hermanastros, Watban y Sabaui Ibrahim Al Hasan, así como Ali Hasan Al Meyid, conocido como Ali El Químico, por utilizar presuntamente gas para exterminar a miles de kurdos a fines de los años ochenta.

Todos se enfrentan a ser acusados asimismo de crímenes contra la humanidad, aunque aún no se han formalizado los cargos contra ellos.

Por otro lado, la insurgencia prosiguió el miércoles con su campaña contra el proceso de transición en Irak y atacó con coches cargados con explosivos a dos convoyes del Ejército iraquí y del cuerpo de la Guardia Nacional en la capital.

El primer atentado tuvo lugar en la zona de Al Karj, en el oeste de Bagdad, cuando un suicida al volante hizo estallar la carga explosiva del turismo que conducía contra varios vehículos de la Guardia Nacional que intentaban entrar en la base militar Al Muzana.

El cuartel de Al Muzana, antigua base área, se convirtió en un centro de reclutamiento de iraquíes para el nuevo Ejército tras el derrocamiento del régimen de Sadam Husein.

En el ataque otras 28 personas resultaron heridas, entre ellas 13 civiles, incluidas tres mujeres, según fuentes hospitalarias y de la Policía.

Un atentado similar costó la vida a siete soldados del Ejército iraquí en el barrio de Al Dura, en el sur de Bagdad.

publicidad

De acuerdo con testigos, la explosión se produjo cerca de un puente que utilizan frecuentemente las fuerzas de seguridad iraquíes y las tropas estadounidenses.

Los grupos insurgentes han realizado numerosos ataques en los últimos meses contra los soldados y agentes de Policía iraquí, así como contra civiles, a los que acusan de colaborar con la ocupación.

El lunes pasado, 125 personas perdieron la vida y 150 más resultaron heridas en un atentado con coche bomba en la ciudad de Hilla (100 kilómetros al sur de Bagdad), el que más víctimas mortales ha causado desde el derrocamiento del antiguo régimen, en abril del 2003.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad