publicidad
La talidomida era un sedante recetado entre los años de 1950 y 1960 para combatir las náuseas en los primeros meses del embarazo.

Más de 50 mil alemanes orientales fueron usados como conejillos de indias

Más de 50 mil alemanes orientales fueron usados como conejillos de indias

Miles de enfermos en clínicas de la ex Alemania Oriental fueron utilizados como cobayos para beneficio del desarrollo de nuevas drogas.

La talidomida era un sedante recetado entre los años de 1950 y 1960 para...
La talidomida era un sedante recetado entre los años de 1950 y 1960 para combatir las náuseas en los primeros meses del embarazo.

Crece escándalo que salpica a farmacéuticas occidentales que actuaron en secreto en la ex Alemania Democrática

Miles de enfermos en clínicas de la ex Alemania Oriental fueron utilizados como cobayos para beneficio del desarrollo de nuevas drogas por farmacéuticas multinacionales sin el consentimiento de los participantes.

“Experimentos y la muerte”. Este es el nombre del documental que el diciembre pasado abrió la caja de pandora sobre los acuerdos secretos de farmacéuticas occidentales y la ex Alemania del Este para vender pacientes con fines científicos. La República Democrática Alemana (RDA), ocupada por la Unión Soviética desde 1949 hasta 1990, habría recibido $1,689 por paciente para practicar experimentos en clínicas de la RDA a finales de los ochenta, de acuerdo al diario alemán Der Spiegel.

publicidad

foro de noticias

Placebos por tratamiento

En mayo de 1989, el paciente Gerhard Lehrer fue recetado con una medicina para tratar una enfermedad cardíaca luego de un infarto. Su condición empeoró. Como si Lehrer supiera que algo no andaba bien, se negó a devolver las pastillas sobrantes, fuertemente solicitadas por su médico al detener de repente su tratamiento, reportó Der Spiegel.

Lehrer confió las pastillas a su esposa cuando murió un año después. Anneliese Lehrer denunció el caso de su esposo a los medios y recientemente se conoció que las pastillas dadas a Gerhard Lehrer eran en realidad placebos y que su esposo nunca recibió tratamiento para su enfermedad.

El País

Evitando escándalos

La decisión de realizar experimentos en la RDA se produjo luego de uno de los mayores desastres que aún persigue la industria farmacéutica. Las compañías buscaron evitar las consecuencias del escándalo del medicamento conocido como Talidomida que golpeó a las farmacéuticas en los años sesenta.

La talidomida, desarrollada en la ex Alemania Occidental, se podía conseguir sin receta y se hizo popular entre mujeres europeas para tratar las náuseas durante el embarazo. La droga ocasionó graves deformaciones en más de 10 mil fetos como ausencia de extremidades, hendidura labial, anormalidades en riñón, corazón, sistema digestivo, entre otros, según La Organización Mundial de la Salud. Antes de esto, no se habían desarrollado protocolos serios de prueba de nuevas drogas.

publicidad

Evitando precisamente estas limitaciones, las compañías habrían negociado con Alemania Oriental produciendo un nuevo escándalo que ahora se estima podría haber afectado a muchas más personas. El posible número fatal aún se desconoce.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad